Viernes, 01 Septiembre 2017 12:26

¿Las criptomonedas son el nuevo dinero?

criptomonedasEn 2009 pocos pensaron que Bitcoin, una criptomoneda que apenas surgía, tendría éxito. Ocho años después, la realidad es completamente diferente y cada vez más negocios utilizan varias de las 700 modalidades diferentes que existen de criptomonedas, por las múltiples ventajas que ofrece esta novedosa y descentralizada forma de concebir el dinero.  Además, existen diversas opciones para cambiar criptomonedas en las divisas tradicionales, a través de Spectrocoin, líder mundial en este aspecto.

¿Qué es una criptomoneda? Podemos entenderla como cualquier tipo de unidad digital, creada u obtenida mediante el cálculo matemático, cuyo sistema está basado en Internet y que se utiliza como un medio de cambio o una forma de valor digitalmente almacenado. Con una criptomoneda se pueden realizar compras y transferencias, como si fuera con una moneda tradicional, pero, en realidad, no existe ese dinero físico sino que es digital.

Las criptomonedas operan sin una autoridad central, por lo que no están producidas ni sancionadas por bancos centrales, ni por gobiernos, así que no tienen lazos con monedas nacionales. Su valor no está determinado por las fluctuaciones de las monedas clásicas, como el Euro, el dólar estadounidense o la libra esterlina. Las transacciones con criptomonedas se pueden hacer, nacional o internacionalmente, transfiriendo cantidades entre dos dispositivos, sin pasar por un banco que actúe como mediador.

Una transacción, por ejemplo con Bitcoin, es una transferencia de una cantidad entre dos billeteras (o direcciones). Las transacciones son trasmitidas y confirmadas en la red mediante un proceso llamado mining, que se usa para confirmar e incluir transacciones en el blockchain, manteniendo un orden cronológico y distribuye el proceso en diversos equipos de cómputo.

Las criptomonedas tienen importantes ventajas sobre el resto de las monedas. En primer lugar, la libertad de pagos, ya que con ellas se puede enviar y recibir cualquier cantidad de dinero instantáneamente desde y hacia cualquier lugar del mundo. No hay problemas con bancos, horarios, fronteras ni existen límites de impuestos. Como las criptomonedas utilizan el diseño de la red de punto a punto (peer to peer) y no tienen una autoridad central, entonces es imposible bloquear las transferencias, así como tampoco es posible la incautación de criptomonedas sin la posesión de la clave apropiada.

Otra importante ventaja de las criptomonedas es que permiten el anonimato, ya que la persona que tiene esa criptomoneda es un usuario único con un identificador único del que no se puedan saber sus datos. Las cantidades de criptomonedas que circulan son limitadas (el número total de Bitcoins es de 21 millones), por tanto, no existe preocupación por la inflación.

La criptomoneda más reconocida en el mundo es el Bitcoin, creada en 2009; pero existen otras, como los Ethers, que tienen un gran crecimiento y utilizan su propia blockchain o red de gestión que se llama Etherum.

¿Cuánto vale una criptomoneda? En el caso del Bitcoin, los precios alcanzaron picos de más de 3700 euros para un único Bitcoin en el verano de este año. Comprar un bitcoin no es complicado, ya que diferentes plataformas (como Coinbase, Blockchain, Xapo) aceptan dólares, libras esterlinas o euros a cambio de bitcoins; mientras, otra de las criptomonedas más empleadas, el Etereum, pasó de un precio de 0,30 Euros por una sola Etereum en 2015, a la cotización actual que es de 300 euros por cada Etereum.

En la actualidad, las criptomonedas siguen generando dudas, sobre todo por el anonimato que las rodea y que ha sido utilizado por sus detractores para señalar que pueden emplearse en actividades ilícitas; tampoco es un secreto que los grandes bancos centrales y los principales grupos de presión temen la difusión de las criptomonedas, porque las ven como una erosión a sus centros de poder; sin embargo, cada vez resulta más evidente que su uso se expande por todo el mundo. Hoy, el monedero electrónico PAYOPM ya trabaja con Bitcoin, junto a las otras monedas tradicionales. Además, restaurantes, hoteles, concesionarios de automóviles, agentes inmobiliarios y tiendas también aceptan el pago en criptomonedas, sobre todo en Bitcoins.
S
O
P
O
R
T
E