robo datosTodos estamos acostumbrados a convivir con las redes sociales para comunicarnos con amigos, familiares y, a menudo, con clientes a través de estas redes (nosotros por ejemplo no aceptamos el utilizo de Facebook, Skype y otros). Pero las redes sociales son la principal fuente de información para un hacker experimentado. ¿Te has dado cuenta, por ejemplo, que cuando vas a tu cuenta de Facebook, te sugieren amigos de tus amigos a los que tal vez conozcas? A través de estas redes sociales, por ejemplo, un hacker puede localizar a los clientes de una empresa, dirigir sus correos electrónicos y enviar mensajes desacreditatorios para infundir temor en las personas sobre la seguridad de sus datos. 

Otro sistema empleado por los hackers para robar información es el phishing, un tipo de estafa en Internet mediante el cual una persona malintencionada trata de engañar a la víctima persuadiéndole a proporcionar información personal, datos financieros o códigos de acceso, usualmente con páginas falsas o correos electrónicos. A veces envían virus o programas para capturar informaciones por medio de invitos linkados, como “ve la foto que sacamos juntos el otro día” o cosas similares que estimulan la curiosidad (recuerden al dicho: por la curiosidad el ratón se cayó en la hoya).  Recuerde que las instituciones financieras nunca pedirán su contraseña ni a través de un correo, ni en redes sociales o en un mensaje SMS. Cuando visite una página en la que tenga que introducir sus datos personales o financieros asegúrese de que la dirección sea correcta y que la página tenga en la barra de dirección HTTPS, que es un protocolo para una comunicación segura a través de la red.
Publicado en Sociedades offshore
S
O
P
O
R
T
E