Invertir en Reino Unido /1

REINO UNIDOEl informe World Investment Report 2011 de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (CNUCYD) informa que Reino Unido es el séptimo destino mundial de inversión extranjera directa (IED), aunque después de la crisis financiera desatada en el 2008, los flujos de IED han disminuido considerablemente, pero con tendencias a recuperarse en los próximos años.

En los últimos años, muchas sociedades de Reino Unido han sido adquiridas por la inversión extranjera directa, como por ejemplo Chivas Brothers por Pernot Ricard de Francia, Aggregate Ind por la suiza Holcim, Paladin Resources por Talisman Energy de Canadá, o Body Shop por la francesa L'Oréal, entre muchas otras, lo que ratifica el interés por invertir en Reino Unido.

Solicite ahora una sociedad offshore

Los puntos fuertes de invertir en Reino Unido radican, entre otros, en la rapidez de los trámites, pues bastan 13 días para poner en marcha una empresa cuando la media europea es de 32 días, lo que sitúa al país a la cabeza de Europa y en el sexto lugar del mundo. Asimismo es favorable para la IED gracias a la baja fiscalidad que observa el gobierno británico, sobre la base de que Londres es líder mundial de los centros de servicios financieros a partir de un determinado número de indicadores clave de rendimiento.

Entre los puntos débiles figuran la gran influencia del sector financiero en el Producto Interno Bruto (PIB), infraestructuras de mala calidad y un alto nivel de competitividad por parte de las empresas extranjeras en el sector industrial. Al respecto, el gobierno británico ha establecido diferentes medidas, como por ejemplo que las empresas extranjeras instaladas en el territorio reciben exactamente el mismo trato que las británicas. Dentro de la Unión Europea, el gobierno británico es un ardiente defensor de los derechos de todas las empresas inscritas en el registro de sociedades británicas, sea cual sea su nacionalidad o la de su propietario.
Sin embargo, Reino Unido tiene más puntos fuertes que débiles, pues Londres sigue apareciendo como la capital financiera de Europa, Gran Bretaña cuenta con una moneda fuerte y es uno de los mercados europeos más importantes.

Invertir en Reino Unido continúa siendo el primer destino de la IED europea y de buena parte del mundo. Cada año cientos de empresas optan por invertir en Reino Unido para ampliar su mercado internacional y disfrutar de más ventajas competitivas, a la vez que deviene uno de los líderes mundiales en innovación, y segundo por detrás de Estados Unidos en cuanto a la calidad de su plataforma para la investigación.

Reino Unido tiene un marco regulador estable, ya que posee un método de consulta para la formulación de leyes, de manera que los negocios no reciben sorpresas. El gobierno británico vela por la estabilidad política y económica a favor de los negocios.

Según Transparencia Internacional, Reino Unido es uno de los países más transparentes del mundo y en tal sentido está mejor posicionado que Francia, Alemania, Estados Unidos y Japón. Cuenta, asimismo, con uno de los mercados laborales más flexibles de Europa, considerado por el Banco Mundial como el segundo mejor lugar del viejo continente para contratar trabajadores, solo por detrás de Dinamarca.

1 | 2