El “cepo al dólar” de Cristina Fernández favorece a bancos uruguayos

kdolarLos ciudadanos argentinos tienen por lo menos 2.600 millones de dólares depositados en bancos uruguayos, a tenor con los balances contables presentados por las entidades financieras ante el Banco Central de Uruguay (BCU), factor que obviamente favorece a los bancos uruguayos.

De acuerdo con especialistas, lo anterior es obra del “cepo al dólar” tendido por la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner (para muchos simplemente Cristina K), y por la súbita alza del denominado dólar blue. Sin embargo, y siguiendo la línea de pensamiento de los especialistas, la cifra no incluye los depósitos en la banca offshore, es decir que está en una zona franca no afectada por la legislación uruguaya.
Según fuentes bien informadas, los depósitos de ciudadanos argentinos en bancos uruguayos constituyen el 70% del volumen de no residentes mientras que los balances muestran que casi el 30% de los ahorros argentinos en Uruguay (727 millones de dólares) están en el Banco Santander.

Lea además: Conozca los principales bancos offshore de Uruguay
 
Por su parte, el BBVA es la segunda institución elegida con 417 millones de dólares y en tercer lugar aparece el Banco de la República con 344 millones de dólares. Una simple suma y resta revelan que alrededor de 1.112 millones de dólares están depositados en la banca offshore y favorecidos también por el cepo al dólar” de Cristina K y el dólar blue.

Ahora bien, el pasado año el segundo banco que más incrementó en Uruguay los depósitos de ciudadanos argentinos fue el Banco de la Nación Argentina, con un stock de 70 millones de dólares más que en 2011.

Por tal motivo las medidas económicas adoptadas por Cristina K han beneficiado sustancialmente, aunque de forma indirecta, a los bancos uruguayos. Coincidiendo con el estrechamiento del “cepo al dólar”, el desdoblamiento de hecho del mercado cambiario y la disparada del dólar "blue", los depósitos de los ciudadanos argentinos se incrementaron en 300 millones de dólares, lo cual representa un ritmo anual del 12,7%, muy superior al 3,5% del 2011.