Buenos Aires: Macri provoca polémicas al invertir en Buenos Aires

macriBuenos Aires: Macri provoca polémicas al invertir en Buenos Aires

Mauricio Macri lo dijo muy claro: gracias a su gestión invertir en Buenos Aires ya no es algo raro y la inversión allí ha crecido hasta los nueve mil millones de pesos, lo cual ha posibilitado una mejor situación en la educación y también en la salud pública.
No obstante, aunque invertir en Buenos Aires muestre cifras tan altas, el jefe de gobierno de la capital argentina consideró que para solucionar "la desidia de décadas" en salud, educación, desarrollo social, infraestructura y medioambiente sería necesario invertir en Buenos Aires, como mínimo, más de 120 mil millones de pesos.
De acuerdo con Macri, ha existido un elevado nivel de desidia al invertir en Buenos Aires, lo que condujo a una confusión porque se le consideró un gasto y no se siguió el círculo para la inversión. Las diferencias entre el derechista Macri y el Gobierno nacional, que lidera Cristina Fernández, son evidentes y por eso Macri intentó culpar a la presidenta por la negación de la posibilidad de tomar créditos para invertir en Buenos Aires, ofrecidos por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.
A pesar de los obstáculos gubernamentales, Macri aseguró que gracias a sus esfuerzos por invertir en Buenos Aires, se pudo solucionar el 75 % de los problemas que existían en las escuelas tres años atrás. Además, agregó que al invertir en Buenos Aires se ha logrado impulsar la construcción de aliviadores del Arroyo Maldonado que ayudarían a casi un millón de personas; también se mejoraron los hospitales y se construyeron centros de salud.
Según Macri, “cada día estamos un poco mejor”, concluyó; pero no todos están de acuerdo con esas palabras. El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, declaró que en la capital argentina existe un gobierno que está fracturando la sociedad y generando una mayor desigualdad. Luego el funcionario objetó las palabras de Macri cuando este aseguró que invertir en Buenos Aires hubiera ofrecido buenos resultados, pues, por ejemplo, mientras la mortalidad infantil disminuye en el país, ha aumentado en Buenos Aires.
Sobre el destino final de las formas para invertir en Buenos Aires, el ministro Tomada puso en duda los resultados de los millones de pesos supuestamente invertidos. “Al invertir en Buenos Aires se han construido pocas viviendas y obras y sí ha habido muchos gastos en servicios privados", explicó el funcionario.
Otro que se añadió al coro de críticas contra la forma de Macri de invertir en Buenos Aires fue el subsecretario de Obras Públicas Abel Fatala quien agregó que mientras en el país se incrementó el presupuesto con destino a la educación, la manera de invertir en Buenos Aires condujo a la reducción de la infraestructura escolar, concluyó.
En la ecuación política que se vive en la nación sudamericana, no puede olvidarse que Abel Fatala aspira, en 2011, a la jefatura de la capital argentina. No obstante, sus acusaciones contra la forma de invertir en Buenos Aires, han sido tomadas muy en serio por la prensa, analistas políticos y economistas que evalúan el peso de sus palabras.