¿Cómo reclamar fondos durmientes o herencias en los bancos offshore?

Valora este artículo
(1 Votar)
cuentas bancarias offshore durmientes¿Qué sucede con los llamados “fondos durmientes” que llevan mucho tiempo en los bancos sin ser tocados? Ya sabemos que las relaciones bancarias por lo general son de largo plazo y no es extraño que, en ocasiones, los bancos pierdan contacto con sus clientes; además, también es frecuente que las personas se muden a otro país o cierre una empresa, que son situaciones que pueden incidir en que se olvide actualizar al banco con informaciones relevantes vinculadas con los cambios en una cuenta. Hoy en día dejar una cuenta durmiente por más de 6 meses puede significar el congelamiento de la misma y la imposibilidad de acceder a los fondos.

Todo esto es común; sin embargo, las regulaciones cada vez son más estrictas y, por ejemplo, en Panamá si durante cinco años no se reclaman esos “fondos durmientes”, entonces terminan en manos del Estado y así también es en España donde las cuentas, depósitos o valores guardados en entidades financieras que no hayan sufrido ningún movimiento en 20 años se consideran abandonados y se convierten en propiedad del Estado, según el artículo 18 de la Ley del Patrimonio de las Administraciones Públicas. Ello ha permitido ingresar al Estado español unos 7 millones de euros al año. Ante esto ha cobrado más interés, en todo el mundo, la contratación de bufetes jurídicos especializados, como Caporaso & Partners, con amplia experiencia en estos casos y que se encargan de investigar y reclamar rápidamente estos fondos y herencias.

Por lo general todos los bancos del mundo asumen que pueden perder el contacto con sus clientes y por eso cada institución establece las medidas a adoptar en dichos casos y también los pasos que deben seguir los clientes y sus herederos para acceder a los activos guardados en el banco.

Entre las medidas que suelen adoptar los bancos de las principales jurisdicciones offshore para lidiar con los “fondos durmientes” aparecen: proteger dichos fondos del acceso ilegítimo a través de medidas organizativas y administrar esos activos en beneficio del legítimo reclamante; ingresar toda la información de los activos afectados en una base de datos centralizada, a la que podrán acceder muy pocas personas. En el caso de Suiza, por ejemplo, las relaciones entre cliente y banco se consideran inactivas tras 50 años y 60 años después del último contacto se publican los datos en un sitio web, para aquellas cantidades de dinero que sobrepasen los 500 Francos suizos y también para las cajas de seguridad, de las que lógicamente se desconoce el valor de lo que contienen.

En Suiza, en ese sitio web se publica el apellido, nombre, fecha de nacimiento y la nacionalidad del cliente, así como el último lugar de residencia o domicilio conocido. Algo similar se aplica a las empresas u otras personas jurídicas (naturalmente, sin nombre y fecha de nacimiento). Gracias a esto, las personas que no tienen información concreta sobre la existencia de una cuenta bancaria suiza inactiva, pueden verificar su existencia.

cuentas durmientes medium

El procesamiento de la reclamación por parte del banco puede tener como resultado el restablecimiento del contacto con el cliente. Si sucediera esto, los activos ya no se considerarán inactivos, y la persona autorizada podrá disponer de ellos. Ahora, pasado un año desde la publicación en el sitio web de esta información, sin que haya una respuesta, entonces los activos guardados pasan a ser propiedad del gobierno federal.

No todas las jurisdicciones son tan abiertas ante estos casos como Suiza. Por eso hoy es tendencia que las personas que saben que tienen derecho a posibles “fondos durmientes”, en lugar de contactar directamente al banco, acuden a bufetes como Caporaso & Partnes porque saben que así tienen más opciones de acceder a esos fondos, ya que los abogados especializados conocen las intríngulis de estos casos. Sucede también que la persona tiene conocimiento de la existencia de esos fondos, pero no sabe exactamente en cuál banco están guardados y, ante esto, es más factible contratar al bufete especializado.

Un detalle importante es que los bancos no son abiertos a compartir información que conlleve a extraer activos de sus bóvedas, por lo que solicitarán una serie de documentos antes de ofrecer cualquier dato y para agilizar estos trámites también ayuda contar con el apoyo de un bufete especializado.

Contáctenos

Debe escribir su nombre
Debe escribir su correo electrónico
Debe escribir el mensaje
Entrada no válida

S
O
P
O
R
T
E