shengen 5El Tratado de Schengen fue firmado el 14 de junio de 1985, a bordo del barco Princesa Marie-Astrid en el río Moselle, cerca de Schengen, una pequeña villa de Luxemburgo, localizada en la frontera con Alemania y Francia. El objetivo del Tratado era terminar con los controles y chequeos fronterizos dentro de la zona de Schengen y coordinar los controles de la frontera externa entre los países firmantes. Desde un inicio algunos relacionaron a Schengen con la Unión Europea; aunque, en realidad, no son similares. Si en 1985 eran siete países, ahora son 30 los que se han unido a Schengen y en 2011 la cifra crecería hasta 32.

Esta es una cronología de la adhesión de las naciones. Es importante explicar que puede existir una diferencia entre el momento en que se firmó el Tratado, por lo que ese país se convirtió en miembro, y la fecha en que comenzó a implementar dicho Tratado:

Membrecía del Tratado:
-19 de Junio de 1990: Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo, Holanda
- 27 de Noviembre de 1990: Italia
- 25 de Junio de 1992: Portugal, España
- 6 de Noviembre de 1992: Grecia
- 28 de Abril de 1995: Austria
-19 de Diciembre de 1996: Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia
-1 de Mayo de 2004: República Checa, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta,
Polonia, Eslovaquia, Eslovenia, San Marino, Vaticano, Liechtenstein
-16 de Octubre de 2004: Suiza
-2011: se unirían Chipre, Rumanía y Bulgaria
 
Implementación
-26 de Marzo de 1995: Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo, Holanda, Portugal, España
-26 de Marzo de 2000: Grecia implementa totalmente el tratado.
-26 de Octubre de 2000: Italia, Austria (Diciembre 1). Grecia (Diciembre 8)
-25 de Marzo de 2001: Dinamarca, Suecia, Finlandia, Noruega e Islandia
-Los países que firmaron el Tratado en 2004 no lo implementaron hasta el 2006.
El Tratado de Schengen posibilita el libre desplazamiento a cualquier nación del espacio de Schengen, sin necesidad de chequeos de seguridad del pasaporte; no obstante, todos los países, por razones de seguridad, podrían reinstalar los controles fronterizos cada vez que lo consideren pertinente, por razones de seguridad. Esto sucedió, por ejemplo, durante la Eurocopa de 2004, en Portugal; también lo hizo España  durante la boda de Felipe, Príncipe de Asturias. Otro gran beneficio del Tratado es la posibilidad de compartir informaciones valiosas, a partir del Sistema de información de Schengen, de esta manera, al existir uniformidad en el trabajo con la información, entonces es muy difícil que un criminal pueda aprovechar todo el tiempo la libre movilidad que brinda el espacio de Schengen.
 
Schengen y la Unión Europea
Los países firmantes del Tratado de Schengen son todos miembros de la Unión Europea, con las únicas excepciones de Noruega, Islandia y Suiza. Otros dos, Irlanda y el Reino Unido, aunque son miembros de la UE, no han querido firmar el Tratado. Las razones geográficas han pesado para que Gran Bretaña no haya aceptado el Tratado, ya que al estar ese país rodeado por agua, pues no le interesa el libre movimiento. Para Irlanda, el tema es más complicado, ya que como tiene un acuerdo de libre desplazamiento con el Reino Unido, llamado “viajar bajo el mismo cielo” si este no aceptara el Tratado de Schengen, entonces Irlanda no podría entrar.

De acuerdo con el protocolo adjunto al Tratado de Ámsterdam, Irlanda y el Reino Unido pueden participar en la totalidad o en parte de las disposiciones de Schengen. En marzo de 1999, el Reino Unido pidió cooperar en algunos aspectos de Schengen: cooperación policial y judicial en materia penal, lucha contra los estupefacientes y SIS. El 29 de mayo de 2000 se adoptó la Decisión del Consejo 2000/365/CE en virtud de la cual se accedía a la petición del Reino Unido. En junio de 2000, Irlanda pidió también participar en algunas disposiciones de Schengen similares, salvo una excepción, a las solicitadas por el Reino Unido. El Consejo accedió a esta petición mediante su Decisión 2002/192/CE de 28 de febrero de 2002. La Comisión había emitido dictámenes sobre ambas solicitudes en las que destacó que la participación parcial de estos dos Estados en Schengen no debe obstaculizar la coherencia del conjunto de las disposiciones que constituyen el Acuerdo. Después de evaluar las condiciones previas para la aplicación de las disposiciones de la cooperación policial y judicial, el 22 de diciembre de 2004 el Consejo decidió aplicar estas partes del acervo de Schengen por parte del Reino Unido con su Decisión 2004/926/CE.

Irlanda y el Reino Unido sí forman parte del Sistema de información de Schengen, desde el año 2000. El Tratado de Schengen se separó de la Unión Europea porque había desacuerdos entre naciones miembros de la UE, muchas de las cuales no querían perder tiempo esperando por las otras naciones que no estaban listas. Luego vino el Tratado de Ámsterdam que logró integrar el Acuerdo de Schengen en la UE, lo que trajo como consecuencia que el Tratado de Schengen se pudiera unir íntegramente a la UE.

Por lo estipulado en el Tratado de Ámsterdam, los países que conforman el espacio de Schengen, que no son miembros de la UE, cuentan con un menor poder de influencia en el desarrollo del Tratado de Schengen. Para ellos solo existen dos opciones: o estar de acuerdo con lo que plantean los demás países, miembros de Schengen y de la UE o, sencillamente, plantear su retirada del Tratado.

El Tratado de Schengen ya está integrado a la UE; aunque no ha sido votado por otras instituciones de la UE. Esta ambivalencia ha despertado ciertos temores entre los miembros de Schengen, como lo que sucedió una vez con Grecia, cuando el país heleno puso en duda la legalidad del funcionamiento del Sistema de información de Schengen, ya que supuestamente, dijeron los griegos, el sistema violaba la privacidad.

Para obtener la entrada
Los ciudadanos de países que no son miembros del Tratado de Schengen solo reciben permiso para un tiempo máximo de 90 días dentro de la Unión. Las personas pueden salir y regresar todas las veces que deseen, siempre en un período de 180 días; aunque no podrán tener una estadía superior a los 90 días en países del espacio de Schengen.
shengen 4A partir de julio de 1995 entró en vigor el Tratado de Schengen. En ese momento el Tratado incluyó la eliminación de los controles fronterizos en seis de los siete países entonces miembros del espacio de Schengen. Esto posibilitó la libre movilidad de millones de personas que podían moverse por la “Schengenland” sin chequeos de aduanas o pasaportes.

No obstante, esto no ocurrió de la misma forma en todos los países, pues, por ejemplo, Francia utilizó una cláusula de seguridad nacional, para continuar con los controles en sus fronteras con Bélgica y Luxemburgo, por preocupaciones internas; además, los franceses también aumentaron el control en las fronteras con España y Alemania; sin embargo, en Francia sí se aplicó el artículo de Tratado mediante el cual las fuerzas policiales foráneas podían actuar en territorio de un país de Schengen si se encontraran tras un criminal.


Entonces, la llamada “tierra de Schengen” posibilita la libre circulación dentro de la Unión Europea. Este espacio fue creado por siete países, firmantes todos del Tratado de Schengen en 1985 (Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Francia, Alemania, Portugal y España). Luego vino el Tratado de Schengen que recibió el nombre de la villa donde fue firmado, Schengen, una localidad de Luxemburgo  de 500 habitantes en la frontera con Francia y Alemania.

La idea central del Tratado de Schengen era terminar con los controles de fronteras en tierra, mar y en los aeropuertos; aunque sí se mantuvieron los procedimientos para sostener la seguridad interna, entre los que estaban la coordinación de los controles de visa en las fronteras externas de los países miembros. Italia y Grecia se sumaron al Acuerdo en 1990 y 1992; mientras Austria se adhirió en 1995. Los países miembros del espacio de Schengen están unidos al Sistema de información de Schengen, el cual asiste a la policía y las autoridades de inmigración, a través de una base de datos de 10 millones de archivos.

A pesar de todas las precauciones y de la efectividad del Sistema de información, algunos países sostienen sus dudas, entre ellos el Reino Unidos que se ha rehusado a abandonar sus controles de pasaporte.
shengen 31) Para recibir una visa de Schengen, será imprescindible contar con un pasaporte válido que tenga, al menos, una página en blanco y en determinadas ocasiones, también necesitará tener un permiso de residencia que sea aplicable en el país al que desea viajar. En ambos casos, el pasaporte y la visa deberán ser válidos por un mínimo de tres meses. Aquí recomendamos entrar en contacto con la embajada para recibir detalles más específicos.

2) Llenar un formulario de aplicación para la visa de Schengen, con una foto a color. Cada menor de edad que aplique a este tipo de visa, necesitará, además del pasaporte, un formulario individual de aplicación, junto con una foto y el certificado de nacimiento.

3) El seguro médico se solicita en determinados casos. Para conocer esta particularidad, lo ideal sería confirmar con la embajada del país al que usted pretende viajar.

4) En caso de que usted deseara recibir sus documentos de regreso, entonces deberá agregar a la aplicación un sobre de envío especial, en el que aparezca su dirección postal.

5) Si fuera a realizar un viaje de negocios, entonces agregue la carta de una segunda compañía o una carta en la que confirme el objetivo de viaje, así como el tiempo de estancia y la organización responsable por los gastos de su viaje.

6) Su empleador adicionará una carta en la que aparezca claramente la información con el tiempo exacto que usted ha trabajado para dicha empresa, el tipo de negocios que realiza la empresa, la extensión de su viaje y la organización responsable con su seguro médico y los gastos de viaje.

7) Necesitará presentar la reservación confirmada en un hotel del que país que pretende visitar.

8) Un documento en el que demuestre que usted cuenta con fondos suficientes para apoyarlo durante su estancia. Ejemplos de estos documentos serían: cheques de viajeros, tarjetas de crédito, extractos bancarios recientes. El dinero en efectivo no es considerado una prueba convincente.

9) Un seguro médico o prueba de seguro que sea válido durante el tiempo de su visa.

10) El precio de la visa de Schengen dependerá del país que usted pretende visitar. Para conocer el monto necesario es recomendable consultar con la embajada pertinente, la cual le ofrecerá la cifra actualizada.

11) Los que reciban la visa de Schengen podrían ser sometidos a controles de inmigración y su entrada a cualquier nación del espacio de Schengen no estaría garantizada.
shengen 2Para los ciudadanos latinoamericanos se ha abierto un nuevo camino que posibilitaría obtener una visa de Schengen: invertir en Letonia. El parlamento de esa nación aprobó enmiendas a las leyes de Migración y gracias a esto, una persona puede invertir en Letonia y recibir un permiso de residencia.

Este permiso de residencia de las autoridades letonas tiene una duración de cinco años; aunque puede ser renovado luego de que concluya ese período de tiempo. El permiso es un documento valioso porque con él usted tendría garantizada la libre circulación por la mayoría de los miembros de la Unión Europea, además de por terceros países.

El parlamento, en sus enmiendas a la ley, estableció al menos tres formas para obtener el permiso de residencia mediante la acción de invertir en Letonia. Es importante aclarar que los permisos de residencia están disponibles tanto para la persona que pretende invertir en Letonia como para los miembros de su familia, cónyuge y niños menores de edad; aunque también para aquellas personas que se encuentren bajo la custodia legal del inversor.

La primera de las formas para obtener el permiso de residencia es invertir en Letonia al menos 36 mil euros en una compañía de ese país y pagar impuestos empresariales por un monto mínimo de 28 mil euros anuales.

Una segunda manera sería invertir en Letonia un mínimo de 143 mil euros en la compra de una propiedad en Riga—la capital de la nación—o en otra de las ciudades más importante del país; mientras que si la persona deseara invertir en Letonia, pero en un pueblo más lejano y sin tanto desarrollo, entonces la cifra a emplear sería de 71 500 euros.

La tercera vía para obtener el permiso de residencia al invertir en Letonia sería con la colocación de un depósito en un banco letón de, al menos, 286 mil euros, subordinado a un plazo de cinco años. Uno de los bancos letones de más historia y prestigio es el Rietumu Banka. Esta institución financiera, con sede en Riga, también cuenta con filiales en Francia, Rumanía, Rusia, Bielorrusia, Ucrania y Kazajstán. Este banco es uno de los que se considera válido para invertir en Letonia y colocar allí la cifra requerida, con la cual la persona obtendría para él y su familia, los ansiados permisos de residencia.

En tiempos en los que cada vez se habla más de deportación para ciudadanos latinoamericanos que viven en Europa, con leyes antiinmigrantes muy fuertes y gobiernos de derecha en países importantes del llamado Viejo continente, pues parece más atractiva la posibilidad de invertir en Letonia y a través de este mecanismo, entonces recibir el permiso de residencia que posibilitaría optar, sin complicaciones, por una visa de Schengen, por tanto, no habría problemas para la estancia y la libre circulación en la mayor parte del espacio europeo.
shengen 1Si antes viajar por toda Europa podía ser un proceso muy complicado, todo eso ha cambiado ahora, en buena medida gracias a la visa de Schengen. Con ella en su poder, usted tendrá la posibilidad de ingresar sin problemas ni restricciones a un país de Schengen y viajar sin ningún inconveniente por otras naciones que conformen el espacio de Schengen, por el tiempo en que se extienda el período de vigencia de su visa. Con una visa de Schengen usted tendría la posibilidad de ingresar a 30 países diferentes y para cruzar de uno a otro, solo recibiría controles muy limitados y en ocasiones ninguna parada o chequeo.

Países y Territorios que conforman el espacio de Schengen
Una de las dudas más recurrentes está relacionada con el vínculo entre países de Schengen y la Unión Europea. En realidad, Schengen y la UE son dos acuerdos diferentes; no obstante, la gran mayoría de las naciones de Schengen también son miembros de la UE. Al tener usted una visa de Schengen, podría viajar únicamente a países de Schengen y no importaría para nada si estas naciones son o no miembros de la UE. Los países que aplican en su totalidad el acuerdo de Schengen constituyen un territorio denominado espacio Schengen.

El acuerdo de Schengen permite suprimir los controles en las fronteras interiores entre los Estados signatarios y crear una única frontera exterior donde se efectúan los controles de entrada en el espacio Schengen con arreglo a procedimientos idénticos. El espacio Schengen abarca a los Estados miembros de la Unión, excepto algunos de ellos, y a determinados terceros países (Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein). No todos los países de la Unión son miembros del espacio Schengen, bien porque no deseaban suprimir los controles en sus fronteras con los otros países de dicho espacio (Reino Unido e Irlanda), o porque no reúnen todavía las condiciones requeridas para ello.

Hasta el momento los 30 países que conforman el espacio de Schengen son los siguientes: Austria, Andorra, Bélgica, Bulgaria, Vaticano, Hungría, Alemania, Grecia, Dinamarca, Islandia, España, Italia, Chipre, Letonia, Lituania, Liechtenstein, Luxemburgo, Malta, Mónaco, Holanda, Noruega, Polonia, Portugal, Rumanía, San Marino, Eslovaquia, Eslovenia, Finlandia, Francia, República Checa, Suecia, Suiza, Estonia.

Sitios para solicitar la visa Schengen
Un primer paso, imprescindible para solicitar una visa de este tipo, es conocer el máximo período de tiempo de estancia que ofrece el país que desea visitar. Para eso lo ideal es contactar a la Embajada o Consulado de esa nación. Por ejemplo, algunas naciones reciben muchas más aplicaciones para visas de Schengen, como Francia o Bélgica, por tanto, las embajadas se tardan un tanto más en procesar las aplicaciones, por lo que, incluso, algunas personas optan por cancelar su aplicación.  Una lógica sugerencia es que antes de adquirir un boleto de avión, pues usted debería preguntar en la embajada correspondiente, el tiempo de tardanza en aceptar una aplicación para una visa de Schengen o, simplemente, viajar a través de una nación donde la embajada local le otorgue la visa a tiempo o retrasar su salida hasta que llegue el permiso necesario.
Le recomendamos visitar este sitio web para encontrar, en su amplia base de datos, las informaciones más importantes de la embajada más cercana: www.embassyworld.com/embassy/directory.htm
 
¿En qué momento solicitar una visa Schengen?
No es un secreto que usted no puede presentarse en un aeropuerto para viajar hacia otro país, sin antes tener en su poder una visa que le autorice la entrada. Por tanto, es imprescindible contactar la embajada del lugar que usted desea visitar, al menos seis semanas antes de que se produzca el viaje.
 
Precio de la visa Schengen
Los costos para obtener una visa de Schengen varían en dependencia del país que se pretende visitar. La principal recomendación es consultar con la Embajada o el Consulado correspondiente por los precios actualizados de este tipo de documento, para que usted no pierda ni tiempo ni dinero. En el sitio web ya sugerido, www.embassyworld.com/embassy/directory.htm encontrará en su base de datos información sobre este tema que le podría ser muy útil.
 
Visa múltiple Schengen
Muchos encuentran atractivo aplicar para una visa múltiple de Schengen. La diferencia con una visa normal de Schengen es que usted contaría con la necesaria autorización para ingresar o reingresar al espacio de Schengen en una fecha posterior a la solicitada. No obstante, la visa  múltiple de Schengen no es una oferta que ofrezcan todas las embajadas. Para eso, le recomendamos que entre en contacto con su Embajada local y pregunte allí si es posible y si usted necesitaría este tipo específico de visa.
 
Pasaportes y controles fronterizos
Al llegar a un país del espacio de Schengen, resulta muy probable que un oficial le solicite su pasaporte. Esto se hace con el objetivo de verificar que usted se encuentra dentro del período válido de la visa. Estos controles son muy comunes en todos los países y todos los viajeros tienen que pasar por ellos. Sería muy importante que usted entregara, con su solicitud de visa, cartas originales, también declaraciones de patrocinios o copias que prueben su situación financiera. Todo esto facilitaría el proceso y evitaría mayores controles en los puestos fronterizos. En el supuesto caso de que usted no mostrara los documentos que sustenten su estadía en determinado país, entonces las autoridades de control de la frontera, incluso, podrían rechazar su ingreso al territorio.
 
Datos interesantes sobre la visa de Schengen
-La visa normal de Schengen está destinada para visitas de turismo, para negocios o estadías que no superen los tres meses
-Este tipo de visas en la actualidad se encuentran disponibles para las naciones que conforman el espacio de Schengen.
-La aplicación a una visa de Schengen no significa necesariamente que usted vaya a recibirla, pues al no existir un derecho legal para adquirirla, su aplicación podría ser vetada.                                            
-Cada aplicación tiene que ser dirigida a la embajada del país que se pretende visitar, y para eso lo selecciona de acuerdo con el número de días que se prolongará su estadía. Por ejemplo, si usted estuviera interesado en permanecer la misma cantidad de días en diversos países de Schengen, pues entonces solicitará la visa a la embajada del país al cual usted viajará en primer lugar.
-En dependencia de los objetivos de su viaje,  usted podría verse en la necesidad de presentar varios documentos. Para conocer cuáles serían estos, lo más recomendable es contactar la embajada del país al que viajará. Allí le indicarían, con precisión, toda la documentación que deberá mostrar.
-Una aplicación para visa de Schengen tardaría normalmente entre 24 y 48 horas; no obstante, en algunos países ese tiempo se extendería hasta tres semanas.
-Variantes adicionales de visas (visa de tránsito, tratamiento médico, y visa especial, visa para estancia larga y visa de empleo), todas ellas están sujetas a las legislaciones existentes en cada país que usted visite.
-Visas de Schengen para más de tres meses no están disponibles en ningún país.

Visa Schengen noticiasunoPara recibir una visa de Schengen será imprescindible contar con un pasaporte válido que tenga, al menos, una página en blanco y en determinadas ocasiones, también necesitará tener un permiso de residencia que sea aplicable en el país al que desea viajar. En ambos casos, el pasaporte y la visa deberán ser válidos por un mínimo de tres meses.

Además, también hay que llenar un formulario de aplicación para la visa de Schengen, con una foto a color. Cada menor de edad que aplique a este tipo de visa, necesitará, además del pasaporte, un formulario individual de aplicación, junto con una foto y el certificado de nacimiento.

El seguro médico se solicita en determinados casos. Para conocer esta particularidad, lo ideal sería confirmar con la embajada del país al que usted pretende viajar. Si fuera a realizar un viaje de negocios, entonces agregue la carta de una segunda compañía o una carta en la que confirme el objetivo de viaje, así como el tiempo de estancia y la organización responsable por los gastos de su viaje.

Su empleador adicionará una carta en la que aparezca claramente la información con el tiempo exacto que usted ha trabajado para dicha empresa, el tipo de negocios que realiza la empresa, la extensión de su viaje y la organización responsable con su seguro médico y los gastos de viaje.

Necesitará presentar la reservación confirmada en un hotel del que país que pretende visitar. Un documento en el que demuestre que usted cuenta con fondos suficientes para apoyarlo durante su estancia. Ejemplos de estos documentos serían: cheques de viajeros, tarjetas de crédito, extractos bancarios recientes. El dinero en efectivo no es considerado una prueba convincente.

También necesitará un seguro médico o prueba de seguro que sea válido durante el tiempo de su visa. El precio de la visa Schengen dependerá del país que usted pretende visitar. Para conocer el monto necesario es recomendable consultar con la embajada pertinente, la cual le ofrecerá la cifra actualizada.

Lunes, 31 Julio 2017 06:00

Las ventajas de una visa Schengen

Visa SchengenViajar por gran parte de Europa es hoy un proceso muy sencillo, gracias a la visa Schengen. Con una visa de este tipo existe la posibilidad de ingresar a 30 países diferentes y, para cruzar de uno a otro, solo se aplican controles muy limitados y, en ocasiones, ningún chequeo.

Schengen y la Unión Europea son dos acuerdos diferentes; no obstante, la gran mayoría de las naciones de Schengen también son miembros de la UE. Al tener una visa Schengen podría viajar únicamente a países de Schengen y no importaría si estas naciones son o no miembros de la UE. Los países que aplican en su totalidad el acuerdo de Schengen constituyen un territorio denominado espacio Schengen que abarca a los Estados miembros de la Unión, excepto algunos de ellos, y a determinados terceros países (Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein).  

Lea además: Preguntas frecuentes sobre pasaportes y residencias

Un primer paso imprescindible para solicitar una visa de este tipo es conocer el máximo período de tiempo de estancia que ofrece el país que desea visitar. Para eso lo ideal es contactar a la Embajada o Consulado de esa nación. Por ejemplo, algunas naciones reciben muchas más aplicaciones para visas Schengen, como Francia o Bélgica, por tanto, las embajadas se tardan un tanto más en procesar las aplicaciones, por lo que, incluso, algunas personas optan por cancelar su aplicación.
S
O
P
O
R
T
E