shengen 1Si antes viajar por toda Europa podía ser un proceso muy complicado, todo eso ha cambiado ahora, en buena medida gracias a la visa de Schengen. Con ella en su poder, usted tendrá la posibilidad de ingresar sin problemas ni restricciones a un país de Schengen y viajar sin ningún inconveniente por otras naciones que conformen el espacio de Schengen, por el tiempo en que se extienda el período de vigencia de su visa. Con una visa de Schengen usted tendría la posibilidad de ingresar a 30 países diferentes y para cruzar de uno a otro, solo recibiría controles muy limitados y en ocasiones ninguna parada o chequeo.

Países y Territorios que conforman el espacio de Schengen
Una de las dudas más recurrentes está relacionada con el vínculo entre países de Schengen y la Unión Europea. En realidad, Schengen y la UE son dos acuerdos diferentes; no obstante, la gran mayoría de las naciones de Schengen también son miembros de la UE. Al tener usted una visa de Schengen, podría viajar únicamente a países de Schengen y no importaría para nada si estas naciones son o no miembros de la UE. Los países que aplican en su totalidad el acuerdo de Schengen constituyen un territorio denominado espacio Schengen.

El acuerdo de Schengen permite suprimir los controles en las fronteras interiores entre los Estados signatarios y crear una única frontera exterior donde se efectúan los controles de entrada en el espacio Schengen con arreglo a procedimientos idénticos. El espacio Schengen abarca a los Estados miembros de la Unión, excepto algunos de ellos, y a determinados terceros países (Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein). No todos los países de la Unión son miembros del espacio Schengen, bien porque no deseaban suprimir los controles en sus fronteras con los otros países de dicho espacio (Reino Unido e Irlanda), o porque no reúnen todavía las condiciones requeridas para ello.

Hasta el momento los 30 países que conforman el espacio de Schengen son los siguientes: Austria, Andorra, Bélgica, Bulgaria, Vaticano, Hungría, Alemania, Grecia, Dinamarca, Islandia, España, Italia, Chipre, Letonia, Lituania, Liechtenstein, Luxemburgo, Malta, Mónaco, Holanda, Noruega, Polonia, Portugal, Rumanía, San Marino, Eslovaquia, Eslovenia, Finlandia, Francia, República Checa, Suecia, Suiza, Estonia.

Sitios para solicitar la visa Schengen
Un primer paso, imprescindible para solicitar una visa de este tipo, es conocer el máximo período de tiempo de estancia que ofrece el país que desea visitar. Para eso lo ideal es contactar a la Embajada o Consulado de esa nación. Por ejemplo, algunas naciones reciben muchas más aplicaciones para visas de Schengen, como Francia o Bélgica, por tanto, las embajadas se tardan un tanto más en procesar las aplicaciones, por lo que, incluso, algunas personas optan por cancelar su aplicación.  Una lógica sugerencia es que antes de adquirir un boleto de avión, pues usted debería preguntar en la embajada correspondiente, el tiempo de tardanza en aceptar una aplicación para una visa de Schengen o, simplemente, viajar a través de una nación donde la embajada local le otorgue la visa a tiempo o retrasar su salida hasta que llegue el permiso necesario.
Le recomendamos visitar este sitio web para encontrar, en su amplia base de datos, las informaciones más importantes de la embajada más cercana: www.embassyworld.com/embassy/directory.htm
 
¿En qué momento solicitar una visa Schengen?
No es un secreto que usted no puede presentarse en un aeropuerto para viajar hacia otro país, sin antes tener en su poder una visa que le autorice la entrada. Por tanto, es imprescindible contactar la embajada del lugar que usted desea visitar, al menos seis semanas antes de que se produzca el viaje.
 
Precio de la visa Schengen
Los costos para obtener una visa de Schengen varían en dependencia del país que se pretende visitar. La principal recomendación es consultar con la Embajada o el Consulado correspondiente por los precios actualizados de este tipo de documento, para que usted no pierda ni tiempo ni dinero. En el sitio web ya sugerido, www.embassyworld.com/embassy/directory.htm encontrará en su base de datos información sobre este tema que le podría ser muy útil.
 
Visa múltiple Schengen
Muchos encuentran atractivo aplicar para una visa múltiple de Schengen. La diferencia con una visa normal de Schengen es que usted contaría con la necesaria autorización para ingresar o reingresar al espacio de Schengen en una fecha posterior a la solicitada. No obstante, la visa  múltiple de Schengen no es una oferta que ofrezcan todas las embajadas. Para eso, le recomendamos que entre en contacto con su Embajada local y pregunte allí si es posible y si usted necesitaría este tipo específico de visa.
 
Pasaportes y controles fronterizos
Al llegar a un país del espacio de Schengen, resulta muy probable que un oficial le solicite su pasaporte. Esto se hace con el objetivo de verificar que usted se encuentra dentro del período válido de la visa. Estos controles son muy comunes en todos los países y todos los viajeros tienen que pasar por ellos. Sería muy importante que usted entregara, con su solicitud de visa, cartas originales, también declaraciones de patrocinios o copias que prueben su situación financiera. Todo esto facilitaría el proceso y evitaría mayores controles en los puestos fronterizos. En el supuesto caso de que usted no mostrara los documentos que sustenten su estadía en determinado país, entonces las autoridades de control de la frontera, incluso, podrían rechazar su ingreso al territorio.
 
Datos interesantes sobre la visa de Schengen
-La visa normal de Schengen está destinada para visitas de turismo, para negocios o estadías que no superen los tres meses
-Este tipo de visas en la actualidad se encuentran disponibles para las naciones que conforman el espacio de Schengen.
-La aplicación a una visa de Schengen no significa necesariamente que usted vaya a recibirla, pues al no existir un derecho legal para adquirirla, su aplicación podría ser vetada.                                            
-Cada aplicación tiene que ser dirigida a la embajada del país que se pretende visitar, y para eso lo selecciona de acuerdo con el número de días que se prolongará su estadía. Por ejemplo, si usted estuviera interesado en permanecer la misma cantidad de días en diversos países de Schengen, pues entonces solicitará la visa a la embajada del país al cual usted viajará en primer lugar.
-En dependencia de los objetivos de su viaje,  usted podría verse en la necesidad de presentar varios documentos. Para conocer cuáles serían estos, lo más recomendable es contactar la embajada del país al que viajará. Allí le indicarían, con precisión, toda la documentación que deberá mostrar.
-Una aplicación para visa de Schengen tardaría normalmente entre 24 y 48 horas; no obstante, en algunos países ese tiempo se extendería hasta tres semanas.
-Variantes adicionales de visas (visa de tránsito, tratamiento médico, y visa especial, visa para estancia larga y visa de empleo), todas ellas están sujetas a las legislaciones existentes en cada país que usted visite.
-Visas de Schengen para más de tres meses no están disponibles en ningún país.
S
O
P
O
R
T
E