segundo pasaporte legal 21En un contexto donde los gobiernos han aumentado la vigilancia y los impuestos y algunos países miran con malos ojos la entrada en sus fronteras de ciudadanos de determinadas naciones, resulta lógico que los programas de ciudadanía económica sea cada vez más empleados en el mundo. Las personas entienden que les resulta un buen negocio hacer alguna donación a un gobierno o comprar bienes raíces, en ocasiones a un mayor precio que el ordinario, a cambio de obtener un segundo pasaporte con el cual pueden viajar libremente, sin necesidad de pedir visado en la gran mayoría de los países del mundo o pueden abrir nuevas cuentas bancarias o aumentar su seguridad financiera y personal.

Existen varios caminos para obtener un segundo pasaporte: puede ser por herencia familiar, por la residencia, que lleva a la naturalización y está la vía de la ciudadanía por inversión económica que es, por mucho, la forma más rápida de obtener ese segundo pasaporte. No es la más barata, pero sí la más efectiva.

Por lo general los programas de residencia en Europa le exigen a la persona esperar hasta cinco años antes de aplicar a la ciudadanía por naturalización. Esta ruta no es tan costosa, pero sí demorada; mientras, a través de un programa de ciudadanía, con una inversión de entre 150.000 Euros y hasta tres millones de Euros es posible recibir el segundo pasaporte en medio año.

Los programas de ciudadanía económica con más credibilidad suelen concentrarse en países del Caribe y algunos de Europa. En el llamado “Viejo Continente”, uno de los programas con más historia es el de Chipre, aunque exige una inversión que oscila entre 500.000 Euros hasta 2 millones; mientras, Malta ofrece un programa de ciudadanía ciertamente muy rápido, pero incluso es más caro que el de Chipre.

En realidad, los segundos pasaportes más baratos del mercado y con programas de prestigio se ubican en el Caribe. Dominica, Antigua y Barbuda, San Kitts y Nieves y Granada tienen programas sólidos, que contemplan básicamente dos opciones: un donativo gubernamental o la compra de bienes raíces en esos países. El monto del donativo suele ser menor que la compra, pero con la segunda opción cabe la posibilidad de luego vender dichos bienes raíces y recuperar parte de la inversión. En todos los casos, los tiempos de espera para recibir el segundo pasaporte nunca llegan a un año. Cada país aplica el proceso de debida diligencia para garantizar que su programa no sea empleado por delincuentes ni estafadores.

Después del paso de varios huracanes por el Caribe, varias de estas islas quedaron muy dañadas económicamente, por lo que, como vía expedita para obtener dinero fresco, lanzaron promociones de sus programas de ciudadanía económica, hasta marzo de 2018. En estos momentos, tanto Dominica como Antigua y Barbuda ofrecen descuentos de hasta el 50% del precio original de sus programas.

Otros países de Centroamérica y Sudamérica ofrecen programas de ciudadanía económica, como Uruguay, Brasil, Nicaragua, Paraguay, Panamá y Colombia. En el caso de los programas de ciudadanía económica por inversión en bienes raíces sobresalen en Europa las opciones de Portugal, Letonia, España y Grecia.

Contáctenos

Debe escribir su nombre
Debe escribir su correo electrónico
Debe escribir el mensaje
Entrada no válida

Jueves, 26 Octubre 2017 23:36

¿Cómo obtener un segundo pasaporte?

segundo pasaporte legalUn segundo pasaporte puede considerarse uno de los documentos más demandados en la actualidad, porque puede aumentar la libertad económica y financiera de las personas y asegurar un mejor futuro para sus familias. Ciudadanos de todas las partes del mundo aplican a un segundo pasaporte, del tercer y también del primer mundo, porque mientras algunos buscan viajar libremente, sin necesidad de solicitar un visado, otros, de países muy desarrollados, necesitan alejarse de gobiernos que cada vez colocan impuestos más altos.

Precisamente al ser los segundos pasaportes tan demandados también existen muchas estafas alrededor de ellos, por lo que es importante que la persona sea muy cuidadosa. Existen varios elementos a tener en cuenta, para evitar las estafas. En primer lugar, ningún país del mundo vende un “pasaporte diplomático”, por tanto, si encuentra en Internet algún “prestigioso asesor” que asegura que puede obtener ese documento, olvídelo, es un engaño.

Otra estafa común es proponer a la persona segundos pasaportes de países que, en algún momento, ofrecieron ese documento a partir de una determinada inversión económica, como fue el caso de Irlanda y de Belice. Un engaño también habitual es ofrecer “pasaportes camuflados”, es decir, de países que ya no existen, porque se dividieron o porque cambiaron su nombre muchísimo tiempo atrás, como Honduras Británica o Rodesia.

La mejor manera de obtener un segundo pasaporte totalmente legal y en el menor tiempo posible es a través de los programas de ciudadanía económica, que ofrecen varios países del mundo; pero, antes de elegir uno de estos programas, es necesario analizar varios elementos para seleccionar de la mejor forma posible.
Un primer elemento en la valoración de la “calidad” del segundo pasaporte es la cantidad de países a los que se puede viajar con ese documento, sin necesidad de pedir visa. Otro elemento a considerar es la flexibilidad financiera que ofrezca el país que emite el pasaporte, así como las obligaciones civiles imperantes en el país, ya que, por ejemplo, Singapur e Israel establecen el servicio militar obligatorio para todos sus ciudadanos.

Además, es imprescindible tener en cuenta cómo funciona el sistema de impuestos del país que emite el pasaporte, ya que, de seguro, nadie quiere tener una mayor carga fiscal que la que impera en su país de residencia. También es interesante tener en cuenta, a la hora de seleccionar a qué segundo pasaporte aplicar, si ese país permite la doble ciudadanía.

Existen tres opciones para obtener un segundo pasaporte: por vínculos familiares, por residencia que lleva a la naturalización y por ciudadanía económica. De estas tres posibilidades, los programas de ciudadanía económica son los que con mayor facilidad y rapidez ofrecen el segundo pasaporte. Todos estos programas, aunque con diferencias, tienen un elemento común: ofrecen el segundo pasaporte a cambio de una inversión en el país o de una compra de bienes raíces.

Por lo general los países que ofrecen los programas de ciudadanía económica no exigen que la persona tenga que residir allí, a veces ni siquiera es necesario visitar el país. Los programas más reconocidos en el mundo y con buena credibilidad se encuentran en el Caribe, especialmente en Dominica, San Kitts y Nieves, Antigua y Barbuda y Granada. Estas naciones son pobres, no cuentan con muchos recursos naturales y utilizan los programas como una manera de atraer inversiones para estas pequeñas islas, golpeadas por repetidas crisis financieras y por el paso de devastadores huracanes.

Los programas de ciudadanía económica de San Kitts y Nieves y Dominica están considerados entre los más baratos del mercado. Ambos países tuvieron muchísimas pérdidas este 2017 porque los huracanes destrozaron las islas, entonces decidieron lanzar una promoción, hasta marzo de 2018, de una rebaja de hasta el 50% del precio original, por lo que con una inversión de 150.000 Euros es posible obtener un segundo pasaporte.

Contáctenos

Debe escribir su nombre
Debe escribir su correo electrónico
Debe escribir el mensaje
Entrada no válida

forbes second passports programsLa prestigiosa revista estadounidense Forbes reconoció, en un artículo, que los segundos pasaportes se han convertido en una necesidad en la actualidad, no solo para las personas con más recursos, sino para cualquiera que necesite aumentar su seguridad personal y la de sus bienes, así como viajar con mayor libertad. Para obtener un segundo pasaporte la opción más viable es utilizar un programa de ciudadanía por inversión en los países que tienen habilitada esta posibilidad.

¿Cuál es el mejor segundo pasaporte hoy? La respuesta a esa pregunta, según el experto entrevistado por Forbes, varía en dependencia de la ciudadanía que tenga la persona que está necesitada del nuevo documento. Por ejemplo, los estadounidenses suelen emplear los programas de ciudadanía por inversión de países del Caribe, porque existe la percepción de que esas islas pueden ser un buen lugar para vivir en caso de algún problema; mientras, los chinos más ricos también recurren a los programas del Caribe, porque saben que los pasaportes que emiten Saint Kitts & Nevis, Granada, Dominica y Antigua y Barbuda permiten viajar, sin solicitar visa, a más de 130 países.

Algunos europeos prefieren utilizar el programa de ciudadanía de Malta o el de Chipre, a partir de lo avanzada que son las infraestructuras financieras de esos países. Allí las personas pueden establecer fondos de equidad o hedge y así se benefician de los bajos impuestos que se aplican en estas dos naciones.

Otra de las tendencias que analiza Forbes es que cada vez más estadounidenses optan por renunciar a la ciudadanía. Según el experto entrevistado, en 2016 aumentó hasta en un 28% el número de personas que renunció a la ciudadanía estadounidense, por diversas razones, entre ellas la fuerte presión impositiva que reciben los estadounidenses por parte del IRS. Incluso si viven fuera, deben completar reportes de todos sus activos financieros. Si la persona tiene que pagar impuestos donde vive y, además, debe pagar impuestos a Washington, entonces la ciudadanía estadounidense se convierte en un problema. A esto se suman los impuestos estatales. El presidente Donald Trump ha anunciado una reforma fiscal, pero hasta que esta no entre realmente en vigor es probable que aquellas personas que se naturalizaron como estadounidenses consideren seriamente renunciar a la ciudadanía.

Una de las opciones que más se utiliza hoy por aquellas personas que buscan hacer negocios en Estados Unidos y que, por tanto, necesitan una visa de negocios para establecerse es emplear un pasaporte de Granada. Este pequeño país caribeño tiene un programa de ciudadanía por inversión muy serio y que cuenta con legitimidad internacional. Con un pasaporte de Granada es posible entrar y vivir en Estados Unidos, siempre y cuando la persona demuestre ser dueña del 50% o más de un negocio. Estados Unidos tiene un tratado bilateral de inversiones con Granada y esto resulta muy atractivo, sobre todo para los chinos más adinerados que quieren entrar al mercado norteño, pero no buscan hacerlo mediante la tarjeta verde, que demora muchísimo y, además, tienen que pagar más impuestos. Al obtener el segundo pasaporte de Granada pueden registrar su negocio como una compañía E-2 y esto les permitirá entrar libremente en Estados Unidos en un plazo de 6 a 8 meses. Con esa visa pueden vivir sin problemas en ese país y a los cinco años tienen la opción de renovarla, siempre y cuando el negocio siga activo.

Contáctenos

Debe escribir su nombre
Debe escribir su correo electrónico
Debe escribir el mensaje
Entrada no válida

ventaja segundo pasaporte legalEn este mundo globalizado resulta cada vez más normal que las personas tengan doble ciudadanía. Algunos la obtienen por sus lazos familiares que los vinculan con dos países, mientras otros han optado por acogerse a los programas de ciudadanía por inversión, para así recibir un segundo pasaporte que les facilite no solo el movimiento entre diferentes jurisdicciones, sino también una mayor seguridad personal y de sus bienes.

Los programas de ciudadanía por inversión despiertan un interés global, porque estas iniciativas han demostrado ser totalmente legítimas, seguras y confiables. Los países del Caribe son los principales impulsores de estos programas que ofrecen la ciudadanía a cambio de importantes donativos monetarios a entidades gubernamentales o mediante la compra de bienes raíces en esos países. Los programas de ciudadanía por inversión más reconocidos en el mundo los ofrecen los gobiernos de Dominica, Antigua y Barbuda, San Cristóbal y Nieves y Granada. Entre los cuatro existen muchas similitudes, aunque también diferencias, sobre todo en el monto a donar o el valor mínimo de la inversión inmobiliaria.

Estos programas no son baratos, pero sí confiables. Los gobiernos caribeños hacen fuertes investigaciones para impedir, a toda costa, que se infiltren en los programas terroristas, narcotraficantes y otros delincuentes, ya que esto podría poner en peligro la continuidad del programa. Por tanto, se aplica la debida diligencia y es imprescindible presentar referencias bancarias y antecedentes penales. Una vez completada toda la documentación, el proceso de emisión del pasaporte tarda, por lo general, entre 5 y 9 meses.

¿Para qué sirve un segundo pasaporte? Sus usos son diversos. Si usted es ciudadano de un país “conflictivo”, para que el no existen muchas entradas libres de visa, entonces con el segundo pasaporte queda resuelto el problema de la movilidad internacional, ya que estos garantizan viajes exentos de visado a más de 140 países. Además, con un segundo pasaporte podría pasar desapercibido en un país que no tenga precisamente buenas relaciones con el suyo de origen. De esta forma, un estadounidense, con un segundo pasaporte, pasearía sin ningún nerviosismo por las calles de La Habana Vieja.

Ahora bien, cuando la persona recibe su segundo pasaporte, ¿cuál utiliza en cada caso? La respuesta a esa pregunta es rotunda: depende. Una de las grandes ventajas de los pasaportes emitidos en los programas de ciudadanía por inversión es, como analizamos, que con ellos no es necesario solicitar visa para, como promedio, 140 países. Por ejemplo, con un pasaporte de Dominica no sería necesario solicitar visa para entrar al espacio europeo Schengen. Entonces, si usted es un ciudadano paraguayo y desea viajar a Francia, sale de su país con el pasaporte paraguayo, pero cuando llega a inmigración, en el aeropuerto Charles de Gaulles, de París, presenta su pasaporte de Dominica y entra sin ningún problema al espacio Schengen. Luego, para salir, presenta nuevamente el pasaporte de Dominica, pero al entrar a Paraguay muestra el de ese país. Aquí el principal consejo es que debe salir del país con el mismo pasaporte con el que entró anteriormente.

Con ese segundo pasaporte también puede solicitar la apertura de nuevas cuentas bancarias y la creación de sociedades offshore. Esto puede funcionar muy bien como estrategia de ingeniería fiscal, perfectamente legítima y que le permitirá disminuir la carga tributaria en su país de residencia.

paises exentos visa reducido

Contáctenos

Debe escribir su nombre
Debe escribir su correo electrónico
Debe escribir el mensaje
Entrada no válida

Domingo, 20 Agosto 2017 09:50

¿Qué hacer con un pasaporte diplomático?

pasaporte diplomatico no otorga inmunidadTodos los que hemos viajado de seguro nos hemos encontrado con una situación similar: mientras hacemos la fila para chequear en un aeropuerto o de camino a la aduana, encontramos que determinadas personas entran por delante de nosotros y ni siquiera reciben revisión. ¿Por qué ocurre esto? Pues porque llevan un pasaporte diplomático, un documento que, a día de hoy, resulta en extremo ventajoso y que es posible obtener, de manera legal, siempre que el trámite se realice a través de expertos.

En una economía tan globalizada, resulta común que los países busquen personas que, en su nombre, promuevan posibilidades de inversión. Por eso acuden a abogados, especialistas en inversión, conocedores de los negocios y las relaciones internacionales y les ofrecen un pasaporte diplomático.

Las ventajas de llevar un pasaporte diplomático son disímiles. Por ejemplo, no tendrá que pagar el impuesto de salida del país visitado y el personal de cualquier aerolínea lo pensará más de una vez antes de meterse con su equipaje; además, su identidad estará más protegida, ya que nadie podrá saber cuál es su verdadera nacionalidad.

Con un pasaporte diplomático existen pocas restricciones de visa, ni le cuentan los días de estadía para propósitos migratorios. Además, el portar el pasaporte diplomático confiere más notoriedad, por lo que le será menos complicado acceder a funcionarios gubernamentales e insertarse en los ambientes de negocios de cualquier país que visite.

Resulta oportuno aclarar que los pasaportes diplomáticos no se compran, por lo que hay que ser muy cuidadoso a la hora de seleccionar la firma jurídica que se encargará de gestionar dicho pasaporte. La única forma de recibir un pasaporte diplomático es obtener un trabajo oficial gubernamental, con un determinado gobierno. El proceso para un pasaporte diplomático también es selectivo y de él quedan excluidos todos aquellos que tengan antecedentes penales y sobre los que penda una orden internacional de arresto.

Es oportuno aclarar que llevar un pasaporte diplomático no significa que usted tenga inmunidad diplomática.  La concesión del estatus diplomático, que sí recibe la inmunidad diplomática, la tiene que otorgar el gobierno del país donde esté trabajando ese agente.

Obtener un pasaporte diplomático puede resultar costoso y difícil, pero nosotros tenemos soluciones a partir de 30 000 EUR y se requiere tener pasaporte vigente, récord policial negativo y un buen currículo de presentación. Para más detalles, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. El pasaporte diplomático NO otorga ningún tipo de inmunidad.
pasaporte panamaLa obtención de un segundo pasaporte es hoy una prioridad para muchas personas de todo el mundo. Ya no es un secreto que con este documento es posible viajar libremente, abrir nuevas cuentas bancarias y sociedades offshore y disminuir los pagos de impuestos en los países de residencia; pero, ¿cuál es el mejor segundo pasaporte que se puede obtener? 

Panamá es una de las naciones que más ventajas ofrece para la obtención de un segundo pasaporte. Con un pasaporte de Panamá será posible viajar, sin necesidad de visado, a una larga lista de países, entre ellos: Francia, Paraguay, Chile, Argentina, Finlandia, Luxemburgo, España, Colombia, Honduras, Portugal,  Perú, Holanda, Grecia, Bolivia, Israel, Nicaragua, Ecuador, Suecia,  Austria, Corea del Sur, Gran Bretaña, Polonia, El Salvador, Hungría, Guatemala,  Dinamarca, República Dominicana, Alemania, Uruguay, Costa Rica, Brasil,  Noruega, Bélgica y Suiza; además, los residentes panameños suelen recibir fácilmente el visado para Estados Unidos y Canadá.

Otra ventaja muy importante del pasaporte de Panamá es que obtenerlo no es muy complicado. Las leyes de ese país centroamericano permiten otorgar el pasaporte y residencia a aquellas personas que sean rentistas retirados o pensionados. Es importante aclarar que no se obtiene la ciudadanía de Panamá con este tipo de visa. Los requisitos para este tipo de visas no son difíciles de cumplir. Por ejemplo, es necesario contar con un Poder y una solicitud formal mediante un abogado; un certificado médico de buena salud; los antecedentes penales de su país de residencia durante los últimos cinco años (este documento debe estar autenticado y traducido); además de los antecedentes penales expedido por la Policía Técnica Judicial de Panamá.

También es imprescindible contar con la certificación expedida por el Banco Nacional de Panamá o la Caja de Ahorros, donde se acredite que el interesado en recibir un pasaporte cuenta realizó un depósito bancario de al menos USD 800.000 dólares (depende de las tasas de cambio del día), lo que le permitirá recibir una renta mínima mensual de USD 2.000 dólares (este el requisito), los cuales deben provenir exclusivamente de intereses, producto de depósitos a plazo fijo en el Banco Nacional o la Caja de Ahorros, libre de todo gravamen o garantía de cualquier naturaleza. A esto se añade la obligación de contar con un pasaporte válido y original y copia de todas sus páginas utilizadas (selladas); dos juegos de copias de todo el pasaporte, autenticadas ante Notario Público; cuatro fotografías tamaño carné y dos juegos de copia de toda la documentación, excepto del pasaporte. Las autoridades hacen un atento escrutinio del solicitante.

Una vez cumplidos todos los pasos, el proceso para la emisión del pasaporte tarda entre 3 y 6 meses, a partir del momento en que fueron depositados los fondos en el banco. La visa para retirados o pensionados se concede por el término de 5 años; pero, luego de vencido este tiempo, se puede solicitar prórroga, siempre y cuando el dinero se mantenga en el Banco Nacional de Panamá o la Caja de Ahorros.

El pasaporte panameño resulta muy atractivo también porque con él las personas quedan exentas del pago de impuestos para la importación de un automóvil cada 2 años; se eliminan los impuestos por importación para muebles hasta USD 10.000 dólares, así como se eliminan los impuestos y descuentos en servicios en Panamá como luz, teléfono, agua, cines, restaurantes, hoteles, tiquetes de vuelos nacionales e internacionales, entre otros. El costo de los honorarios legales es de USD 10.000, por cualquier duda contáctenos.
pasaporte republica dominicanaRepública Dominicana es uno de los líderes mundiales en el turismo. Su exuberante belleza natural, un clima cálido, la estabilidad política y el continuo crecimiento económico han convertido a este país caribeño en una interesante opción para todos aquellos que buscan un segundo pasaporte. ¿Qué hay que hacer para convertirse en ciudadano dominicano?

Existen múltiples razones para considerar a República Dominicana como un sitio interesante para establecer una segunda residencia, un destino para el retiro o relocalización o, simplemente, para tener la doble ciudadanía. Invertir en bienes raíces es relativamente barato allí, pues una propiedad lujosa en Santo Domingo, la capital del país, puede costar aproximadamente 120 000 USD y esto es barato en comparación con otros sitios del Caribe. Otros detalles que favorecen a República Dominicana son las cuentas bancarias libres de impuestos para los residentes. Este hecho permite ganar altos intereses para depósitos en dólares.

Una gran ventaja del pasaporte de República Dominicana es que el proceso para obtener una residencia legal y, eventualmente, recibir la ciudadanía no es tan complicado, ni tampoco demora mucho en completarse.

El primer paso para obtener el pasaporte es recibir una residencia provisional. Para esto es necesario completar una aplicación que, como sucede en todas partes, tiene algunos requerimientos. Por ejemplo, es necesario presentar un examen médico realizado por un profesional dominicano del Departamento de Inmigración. Esto pudiera tomar apenas dos horas. Luego se realiza una breve entrevista, con preguntas clásicas sobre cirugías recibidas o medicamentos que se toman. A esto se agrega una muestra de orina y de sangre y rayos X al pecho. El objetivo de estas pruebas es detectar la presencia de drogas ilegales o de personas enfermas con VIH-SIDA.

A continuación es imprescindible entregar copias de su pasaporte actual, certificado de nacimiento y un certificado de buena conducta o penal, de las autoridades locales de su lugar de residencia. Los funcionarios dominicanos también verificarán su estado financiero y para esto debe demostrar que es titular de una cuenta bancaria con al menos $ 10 000 USD o inversiones de negocios o bienes raíces. También chequean con Interpol que su nombre no aparezca en ninguna lista de personas buscadas.

Una vez que haya entregado toda la documentación y que las comprobaciones muestren que todo está bien, la persona recibirá, en un plazo que va desde 60 hasta 90 días, la tarjeta de residencia provisional, la cual es válida por un año; además podrá solicitar la cédula. Cuando tenga esto en sus manos, ya podrá vivir en el país sin restricciones y tendrá casi todos los derechos de un ciudadano dominicano.

Después de que obtenga la residencia provisional se pasa a la residencia permanente. Para esto hay que esperar un año y entonces se realiza el mismo proceso, es decir, los exámenes médicos, etc. Luego, las autoridades entregarán una nueva tarjeta, válida por dos años; mientras la Cédula tendría validez durante seis años.

Una vez cumplido este paso, ya es posible aplicar a la ciudadanía dominicana y recibir el segundo pasaporte. La aplicación para convertirse en ciudadano naturalizado solo es válida cuando la persona ya tenga en su poder la residencia permanente. El Presidente dominicano es quien firma todas las naturalizaciones a través de un decreto, por tanto, una parte importante de la posible demora está relacionada con el tiempo de estancia de los papeles en la oficina presidencial.

La persona que aplica a la ciudadanía dominicana tiene que estar disponible para los exámenes médicos y, luego, para el juramento a la bandera. Esto, por lo general, sucede dos o tres meses después de que se haya entregado toda la documentación. Lo otro que queda por hacer es la ceremonia de juramentación, presidida por el Jefe de la Policía Nacional o el Vicepresidente del país.

Una vez el Decreto Presidencial ha sido publicado en la Gaceta Oficial, la persona podrá solicitar un Certificado de Nacimiento y con este podrá aplicar para  el segundo pasaporte que recibirá al día siguiente; mientras que la  aplicación para una nueva y definitiva Cédula como ciudadano tardará  aproximadamente 45 días. Para conocer los costos Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..
segunda ciudadania legalEn este mundo globalizado resulta cada vez más normal que las personas tengan doble ciudadanía. Algunos la obtienen por sus lazos familiares que los vinculan con dos países, mientras otros han optado por acogerse a los programas de ciudadanía por inversión, para así recibir un segundo pasaporte que les facilite no solo el movimiento entre diferentes jurisdicciones, sino también una mayor seguridad personal y de sus bienes.

Los programas de ciudadanía por inversión despiertan un interés global, porque estas iniciativas han demostrado ser totalmente legítimas, seguras y confiables. Los países del Caribe son los principales impulsores de estos programas que ofrecen la ciudadanía a cambio de importantes donativos monetarios a entidades gubernamentales o mediante la compra de bienes raíces en esos países. Los programas de ciudadanía por inversión más reconocidos en el mundo los ofrecen los gobiernos de Dominica, Antigua y Barbuda, San Cristóbal y Nieves y Granada. Entre los cuatro existen muchas similitudes, aunque también diferencias, sobre todo en el monto a donar o el valor mínimo de la inversión inmobiliaria.

Estos programas no son baratos, pero sí confiables. Los gobiernos caribeños hacen fuertes investigaciones para impedir, a toda costa, que se infiltren en los programas terroristas, narcotraficantes y otros delincuentes, ya que esto podría poner en peligro la continuidad del programa. Por tanto, se aplica la debida diligencia y es imprescindible presentar referencias bancarias y antecedentes penales. Una vez completada toda la documentación, el proceso de emisión del pasaporte tarda, por lo general, entre 5 y 9 meses.

¿Para qué sirve un segundo pasaporte? Sus usos son diversos. Si usted es ciudadano de un país “conflictivo”, para que el no existen muchas entradas libres de visa, entonces con el segundo pasaporte queda resuelto el problema de la movilidad internacional, ya que estos garantizan viajes exentos de visado a más de 140 países. Además, con un segundo pasaporte podría pasar desapercibido en un país que no tenga precisamente buenas relaciones con el suyo de origen. De esta forma, un estadounidense, con un segundo pasaporte, pasearía sin ningún nerviosismo por las calles de La Habana Vieja. También para uso bancario un segundo pasaporte es muy útil: para no declarar la cuenta a un determinado país o para abrir una cuenta con menos trabas.

Ahora bien, cuando la persona recibe su segundo pasaporte, ¿cuál utiliza en cada caso? La respuesta a esa pregunta es rotunda: depende. Una de las grandes ventajas de los pasaportes emitidos en los programas de ciudadanía por inversión es, como analizamos, que con ellos no es necesario solicitar visa para, como promedio, 140 países. Por ejemplo, con un pasaporte de Dominica no sería necesario solicitar visa para entrar al espacio europeo Schengen. Entonces, si usted es un ciudadano paraguayo y desea viajar a Francia, sale de su país con el pasaporte paraguayo, pero cuando llega a inmigración, en el aeropuerto Charles de Gaulles, de París, presenta su pasaporte de Dominica y entra sin ningún problema al espacio Schengen. Luego, para salir, presenta nuevamente el pasaporte de Dominica, pero al entrar a Paraguay muestra el de ese país. Aquí el principal consejo es que debe salir del país con el mismo pasaporte con el que entró anteriormente.

Con ese segundo pasaporte también puede solicitar la apertura de nuevas cuentas bancarias y la creación de sociedades offshore. Esto puede funcionar muy bien como estrategia de ingeniería fiscal, perfectamente legítima y que le permitirá disminuir la carga tributaria en su país de residencia.

visa español2

Contáctenos

Debe escribir su nombre
Debe escribir su correo electrónico
Debe escribir el mensaje
Entrada no válida


segunda ciudadania por inversion 5El mundo cada vez está más convulso. No es una posición catastrofista, es un simple análisis de las noticias que llegan diariamente, sobre todo procedentes de Washington, donde los tambores de la guerra vuelven a sonar y se multiplican los vetos de viaje, por el hecho de ser ciudadano de un determinado “país conflictivo”.

En este contexto, resulta lógico que las personas busquen alternativas para sentirse más seguras, viajar con mayor libertad y administrar de manera más inteligente sus activos y, con ello, disminuir las elevadas cargas tributarias. Una de las opciones más buscadas en la actualidad es obtener una segundad ciudadanía, de un país neutral.

¿Quién ofrece una segunda ciudadanía? Una búsqueda en Internet revelará varios resultados. Tenga cuidado, ya que muchos son estafas, porque prometen un pasaporte rápido y barato. Esto, en realidad, no ocurre. La manera más segura y expedita para obtener una segunda ciudadanía es aplicar a un programa de inversión, en un país caribeño. Existen cuatro programas que llevan años de funcionamiento, cuentan con total reconocimiento internacional y son avalados por sus respectivos gobiernos: el de Antigua y Barbuda, el de San Cristóbal y Nieves, el de Dominica y el de Granada.

Estos programas ofrecen a los interesados dos opciones para obtener la ciudadanía y pasaporte: un donativo a una institución gubernamental o una inversión en bienes raíces. Ninguna de las dos opciones es barata, ya que el donativo no baja de los 100 mil dólares (por persona), mientras que la compra de bienes raíces oscila entre 200 mil y 400 mil dólares. La propiedad (o propiedades) adquiridas no podrán venderse en un plazo que oscila entre 3 y 5 años.

Con estos programas los países caribeños, que no cuentan con grandes recursos naturales, buscan ingresar fondos para su gestión. Los gobiernos son muy cuidadosos con estos programas, así que exigen una amplia documentación, que va desde la presentación de sólidos estados financieros, hasta reportes de salud y se aplica un proceso de debida diligencia. Estos son pasos imprescindibles para impedir que se infiltren delincuentes y así mantener la credibilidad de los programas.

Todos los programas que ofrecen la segunda ciudadanía permiten la inclusión en la aplicación del cónyuge y de hijos dependientes. Todo el proceso, desde la debida diligencia y los pagos, hasta la emisión del pasaporte tarda entre 5 y 9 meses.

Con cualquiera de los pasaportes de los programas de ciudadanía por inversión será posible viajar, sin necesidad de visa, a más de 140 países, entre ellos todos los del espacio europeo Schengen; además, con el segundo pasaporte la persona aumenta su seguridad, ya que puede moverse tranquilamente en regiones donde el hecho de proceder de un determinado país puede ocasionarle problemas. A esto se añade que, con una correcta estrategia de ingeniería fiscal, podrá reducir los pagos de impuestos que realiza en su país de residencia.

Como hemos analizado, los programas de ciudadanía por inversión son seguros, confiables y ofrecen diversas ventajas, pero no son baratos ni tampoco otorgan el pasaporte en un rápido plazo de tiempo.
segunda ciudadania por inversion 4En un mundo en el que las crisis políticas y económicas estallan constantemente, donde las prohibiciones de viajes, en la “era de Donald Trump” cada vez son más fuertes, resulta muy oportuno obtener una segunda ciudadanía que facilite la protección de activos de la persona, así como su propia seguridad y garantice su libre movilidad por diferentes países.

Uno de los primeros elementos a tener en cuenta es que una segunda ciudadanía no significa que usted tenga que abandonar su ciudadanía actual, sino que cuenta con otra, que podrá utilizar cuando lo considere oportuno. Una de las primeras ventajas de la segunda ciudadanía es que los países que la ofrecen garantizan un pasaporte con el que no se necesita visa para entrar a un gran número de naciones. Esto es importantísimo, ya que si usted residiera en un país considerado “conflictivo” (y actualmente la lista de los “conflictivos” ha crecido), entonces es posible que le nieguen la entrada o hagan demasiadas preguntas para otorgarle un visado. Por el contrario, si usted mismo se presenta con el segundo pasaporte de, por ejemplo, Granada o San Cristóbal y Nieves, recibirá la exención de visas para más de 140 países.

Otro factor importante a considerar para entender el crecimiento del interés por obtener una segunda ciudadanía está vinculado con la seguridad, física y de su patrimonio. Como el segundo pasaporte le facilita los viajes, usted tendrá mayor libertad de movimientos y menos control; además, en algunos países el hecho de ser ciudadano, por ejemplo, de Estados Unidos, puede ser un problema; pero si usted declara (y demuestra con su pasaporte) que es ciudadano de Dominica, entonces de seguro afrontará menos problemas.

Además, con el segundo pasaporte puede abrir nuevas cuentas bancarias, crear sociedades offshore y esto le facilitará la ingeniería fiscal, para disminuir la carga de impuestos en su país. Podrá realizar compras y ventas sin que los ojos de un cónyuge celoso estén sobre usted.

Los programas de segunda ciudadanía son fuertes en el Caribe, especialmente en cuatro países: San Cristóbal y Nieves, Dominica, Antigua y Barbuda y Granada. Estos países subdesarrollados han encontrado en esos programas una solución inmediata para ingresar dinero en sus arcas. Son programas serios, con varios años de existencia y que tienen como punto en común que permiten la obtención del segundo pasaporte a través de dos vías: una donación al gobierno, no reembolsable o la inversión en bienes raíces. La segunda es una alternativa siempre un poco más cara; pero, al mismo tiempo, como usted podrá vender en el futuro esos bienes raíces adquiridos, entonces podría recuperar la inversión o, incluso, obtener ganancias monetarias.

Estos programas de ciudadanía por inversión permiten la inclusión de varias personas en la misma aplicación, por lo que están pensados para la familia. No son programas baratos, pero sí muy útiles, por las diferentes ventajas que ofrecen, la discreción con la que se lleva a cabo el proceso y la seriedad del mismo, ya que los países caribeños lógicamente aplican la debida diligencia para mantener seguros sus programas.
S
O
P
O
R
T
E