Argentina: razones de peso para crear una sociedad offshore

argentinaLas cifras oficiales indican que en 2011 creció la recaudación de impuestos en Argentina, hasta un sorprendente 31,8%. De acuerdo con los analistas, este desmesurado crecimiento se debió, sobre todo, a mayores impuestos en Argentina sobre las ganancias, exigidos por el Ministerio de Economía.
La entidad impositiva estatal dio a conocer a principios de este año que los mayores incrementos de impuestos en Argentina fueron en el rubro de las ganancias que creció un 41,7%, para totalizar 108.598 millones de pesos (1 USD=4,305 pesos). Los funcionarios consideraron que “hubo una política de fiscalización y control muy específica por parte de la Administración Federal de Ingresos Públicos”.
No obstante, otros expertos creen que esta presión en los impuestos en Argentina acabará por convencer a no pocos empresarios sobre las ventajas de crear una sociedad offshore para lograr una mejor planificación fiscal y pagar menos al final del año.
Ante estas realidades, cada vez son más los argentinos que terminan buscando la asesoría de firmas legales para formar una sociedad offshore que les permita obtener deducciones en sus impuestos o eludir el pago de determinadas tasas mediante mecanismos legales. Esta actividad es legítima, porque se enmarca dentro de las intenciones y el espíritu de las legislaciones existentes.
Una sociedad offshore se conforma en un paraíso fiscal y ofrece múltiples ventajas a los pequeños, medianos y grandes empresarios argentinos que apuesten por una sociedad offshore. Por ejemplo, en los llamados paraísos fiscales existen menores impuestos o, en ocasiones, ninguno; además, el secreto bancario allí es una de las principales fortalezas, por lo que se pueden mantener en secreto las identidades de los propietarios reales de las cuentas bancarias y de las empresas.
A esto se agrega que con una sociedad offshore en un paraíso fiscal la información siempre estará restringida, ya que esos países se resisten o se niegan a facilitar a otras naciones u organizaciones información sobre las cuentas de las personas y empresas que operan en una sociedad offshore.
Cuando un empresario se decide a formar una sociedad offshore, para disminuir el pago de impuestos en Argentina, debe saber que la primera ventaja financiera de una sociedad offshore es su bajo costo de creación. Estos dependerán del tipo de sociedad offshore que se forme y del país anfitrión; pero, por lo general, no superan los 1500 dólares.
Luego, a partir de las posibilidades fiscales que ofertan los paraísos fiscales, esa sociedad offshore tendrá bajos impuestos corporativos, también menores impuestos sobre la renta y sobre los beneficios. Tampoco se puede olvidar que con una sociedad offshore no se aplica el impuesto del IVA. Mediante estas bajas tasas, entonces la sociedad offshore permite maximizar los beneficios y dividendos de los accionistas.
A través de una sociedad offshore el empresario argentino podría abrir cuentas bancarias en el paraíso fiscal donde decida establecer su sociedad offshore. Con esa cuenta bancaria obtendría beneficios como la confidencialidad y el anonimato y tarjetas de crédito anónimas. No sería necesaria la presencia física, porque la gestión de la cuenta bancaria offshore se realizaría a través de abogados especializados.
Si en 2011 las entidades tributarias aumentaron los impuestos en Argentina, esa tendencia podría mantenerse en el presente año, aseguraron especialistas consultados. Por tanto, es previsible que aumente el interés en el empresariado argentino por conocer más sobre una sociedad offshore, para, siempre dentro del marco legal, pagar menos impuestos.

S
O
P
O
R
T
E