¿Porqué usar una sociedad offshore?

¿Porqué usar una sociedad offshore registrada en un paraíso fiscal?

Un paraíso fiscal es un país que posee una serie de características peculiares, la más importante de las cuales es que aplica impuestos mínimos o cero sobre capitales extranjeros. Actualmente existen más de 200 jurisdicciones que ofrecen uno u otro incentivo a los inversionistas no residentes, muchos de estos países también son lugares paradisíacos para vacacionar.

El esquema offshore, en general, es muy simple, se suele hacer más complicado (moltiplicando el número de sociedades y cuentas) cuando los intereses a proteger son de gran entidad, y se basa en una sociedad offshore, una cuenta bancaria offshore y una tarjeta de débito para retirar el dinero en cualquier cajero.

Quien utiliza las sociedades offshore tiene varios beneficios:
A. Permanecer anonimo (antes litigios, el fisco, el cónyuge).
B. No pagar impuestos sobre las actividades offshore.
C. No pagar impuestos de transferencia de las propriedades que estén a nombre de una sociedadd offshore.
D. No pagar el impuesto de sucesiones que es un tributo estatal.
Antes, al heredar bienes, el beneficiario debía pagar un Impuesto sobre Sucesiones, ahora se ha suprimido en algunas regiones, mientras en otras sigue vigente. El tributo es actualmente cedido a las comunidades autónomas, y cada región lo gestiona de la forma que cree más conveniente, dentro de unos parametros establecidos, pra que no haya desigualdades territoriales. Desde 2003 en el País Vasco y Navarra, no se tributa nada al heredar. Asimismo, a partir de 2006, en la Comunidad de Madrid se completará la supresión gradual del impuesto de sucesiones, que se  inició hace tres años, según consta en el proyecto de "ley de acompañamiento" a los presupuestos regionales, que ya han sido presentados por la presidenta de la comunidad, Esperanza Aguirre. Por ejemplo, en Madrid, en el caso de herencias entre familias (padres, hijos, cónyuges o parejas de hecho) se podrá deducir el doble que antes, de 50.000 a 100.000 euros en el impuesto. El Gobierno regional prevé que con ello, deje de tributar el 95% de estos contribuyentes, con una herencia inferior 100.000 euros, una vez descontadas las reducciones por vivienda habitual, empresa familiar y seguros de vida. Por su parte, en Castilla y León se mantienen los beneficios fiscales establecidos con anterioridad: como son las reducciones en adquisiciones mortis causa por personas con discapacidad; de explotaciones agrarias, empresas individuales, negocios profesionales y participaciones en entidades situadas en Castilla y León; etc. También habrá bonificación del 99% en la cuota en adquisiciones mortis causa por descendientes o adoptados menores de 21 años, en la comunidad de Castilla y León.
En los lugares donde aún se debe pagar por heredar bienes, la cantidad varía en función de varias circunstancias:
 El grado de parentesco que une a los herederos con el fallecido: cuanto más lejano sea, más se paga.
 La cuantía de la herencia: cuanto mayor sea, más se paga.
 El patrimonio que ya tenga quien reciba los bienes: cuanto mas alto sea, mas tendrá que pagar.
Manteniendo las propriedades y las cuentas bancarias a nombre de una sociedad offshore ninguno de estos impuestos es aplicable a los herederos.

S
O
P
O
R
T
E