Menos impuestos en Barbados: la respuesta de una sociedad offshore

picMenos impuestos en Barbados: la respuesta de una sociedad offshore

Barbados es uno de los países del Caribe que más turismo atrae cada año. Su población no llega a las 300 mil personas y su PIB se acerca a los 8 mil millones de USD. Los impuestos en Barbados son potestad del Gobierno central y entre los impuestos en Barbados que más atención necesitan por parte de empresarios locales y extranjeros se encuentran los tributos sobre la renta personal; los impuestos sobre sociedades y los impuestos sobre la propiedad.
Además, los expertos identifican otros impuestos en Barbados que preocupan a los que ya no viven en esa isla caribeña, entre ellos el impuesto sobre los no residentes; los impuestos sobre la transferencia de propiedad; los impuestos sobre los vehículos de motor y el IVA.
La lista de impuestos en Barbados es mucho más larga e incluye cargas impositivas sobre el derecho de importación; el impuesto sobre la Prima de seguro; los recargos ambientales sobre importaciones, así como los impuestos sobre timbres.
Los analistas aseguran que los impuestos en Barbados son recogidos por el Ministerio de Finanzas que realiza sus operaciones a través de sus unidades operativas: el Departamento de Impuestos Internos que se encarga de los impuestos directos; también está el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales que labora con los impuestos indirectos, y el Departamento del Impuesto sobre la Propiedad que recauda los impuestos patrimoniales.
En el último lustro han crecido los impuestos en Barbados y, por ende, se ha multiplicado el número de emprendedores que decide recurrir a una sociedad offshore, como una vía legal, rápida y anónima para pagar menos impuestos en Barbados.
Una sociedad offshore muestra una serie de ventajas interesantes con respecto al resto de las empresas, y esto la convierte en una inversión muy útil para aquellos empresarios que desean disminuir sus impuestos en Barbados. Una primera idea compartida por muchos de los que optaron por una sociedad offshore es recurrir a los servicios de profesionales especializados y con larga experiencia en estos negocios.
La firma jurídica Caporaso & Partners, que maneja el reconocido abogado italiano, aunque radicado en Panamá, Giovanni Caporaso, ha sabido guiar, durante más de diez años a emprendedores interesados en formar una sociedad offshore. Esa experiencia es imprescindible, porque le ofrece seguridad al cliente y agiliza el proceso de creación de una sociedad offshore.
En Caporaso & Partners aseguran que con la documentación necesaria (la copia del pasaporte del propietario de la sociedad offshore) y el nombre elegido para la sociedad offshore, además del primer pago, de no más de 1800 USD, sería posible poner en funcionamiento la sociedad offshore en menos de 72 horas.
Con esa sociedad offshore el empresario tendría a su disposición diversas ventajas. Por lo general una sociedad offshore se crea en un país considerado un paraíso fiscal, por tanto, la sociedad offshore aprovecha el beneficioso régimen fiscal que impera en esas naciones.
Por ejemplo, con la sociedad offshore el emprendedor no tendría que pagar impuestos sobre sociedades y de tributos como el IVA; tampoco contribuciones sociales, ni impuesto de actividades económicas. Además, también se evitaría el pago de impuestos sobre las personas físicas, como impuesto de transmisiones, de patrimonio, la declaración de la renta y otros.
Mediante esa sociedad offshore se podría invertir en varios mercados de una manera más sencilla, porque la sociedad offshore no se encuentra sometida a regulaciones de inversión. Los especialistas agregan que, en la mayoría de las ocasiones, no es necesario aportar capital para constituir la sociedad offshore. Su costo inicial no es alto (no supera los 1800 USD) y luego el propietario solo tendría que pagar una cuota anual de no más de 800 USD para mantener activa la sociedad offshore. Todos esos procedimientos quedarían a cargo de Caporaso & Partners.
La administración de la sociedad offshore no es nada complicada e incluso en muchos países no se exige presentar cuentas anuales ni otros trámites, por lo que se puede llevar la contabilidad y actividades de la manera que resulte más apropiada para el empresario.
Otro elemento muy valioso de una sociedad offshore es la confidencialidad que rodea a todo el proceso de conformación de la sociedad offshore y su mantenimiento. El nombre del propietario nunca estaría disponible en ningún registro público, solo lo conocería Caporaso & Partners y el banco en el que se proceda a crear la cuenta bancaria offshore. De esta manera, si alguien investigara quién está detrás de alguna sociedad offshore pues le resultaría imposible hallar al real dueño.
Gracias a sus múltiples ventajas, su fácil creación, sencillo mantenimiento y enormes ventajas fiscales y de privacidad, la sociedad offshore se ha consolidado como un mecanismo legal y válido para disminuir el pago de impuestos en Barbados.

 

S
O
P
O
R
T
E