Impuestos en Estados Unidos: millonarios optan por una sociedad offshore

impuestos en estados unidosImpuestos en Estados Unidos: millonarios optan por una sociedad offshore

La propuesta de “ley Buffet”, lanzada por el presidente Barack Obama para aumentar los impuestos en Estados Unidos a las grandes corporaciones y a los más ricos fracasó, porque no recibió el visto bueno del Senado.

El nombre de la ley provenía del multimillonario inversionista Warren Buffet quien, sorpresivamente, había cuestionado el sistema de impuestos en Estados Unidos, ya que, según él, el salario de su secretaría recibía más impuestos en Estados Unidos que toda su enorme fortuna.

No es un secreto que mediante complejos procesos de contabilidad, siempre legales, las corporaciones se las arreglaban para reclasificar sus ingresos y pagar cero impuestos en Estados Unidos, al gobierno federal, por las ganancias obtenidas.

No obstante, los expertos sí aclararon que todos los ciudadanos pagan impuestos en Estados Unidos. Por ejemplo, si los ingresos anuales son inferiores a 20 mil dólares, esa persona no paga impuestos en Estados Unidos, pero sí recibe una fuerte retención monetaria para programas de asistencia social.  Además, existen impuestos en Estados Unidos estatales, municipales, tributos prediales e impuestos a las ventas.

De acuerdo con especialistas, una de las formas más sencillas utilizadas por los ricos para reducir sus impuestos en Estados Unidos es mediante la reclasificación de su renta de ingresos percibidos por trabajo o salario a ingresos percibidos por intereses o plusvalía. A todo esto se agrega que los últimos presidentes norteamericanos han implementado una serie de reformas fiscales, a partir de 1986, que trajeron como resultado mayores oportunidades de reducción fiscal para los más ricos.

En cuanto a las corporaciones, los especialistas explicaron que existen impuestos en Estados Unidos para ellas; pero también se han creado diversas fisuras en las leyes impositivas que posibilitan la elusión de impuestos en Estados Unidos. Una opción interesante para pagar menos impuestos en Estados Unidos que cada vez emplean más personas y empresas es formar una sociedad offshore.

La sociedad offshore tiene varias ventajas, entre ellas que resulta muy fácil de conformar, la documentación es poca y el anonimato estaría totalmente garantizado, por lo que si algunos servicios gubernamentales intentaran descubrir quién está detrás de esa sociedad offshore, no podrían encontrar nunca nada, porque el secreto forma parte esencial del trabajo de la sociedad offshore.

Con una sociedad offshore la persona o empresa podría pagar menos impuestos, por una sencilla razón: la sociedad offshore se forma en un país considerado un paraíso fiscal, donde prácticamente no se aplican cargas impositivas, por lo que el empresario podría maximizar sus ganancias. En Estados Unidos no pocos prefieren las islas del Caribe para colocar sus ingresos, en una sociedad offshore, ya que muchas de esas naciones entran dentro de la clasificación de paraíso fiscal.

Para formar una sociedad offshore el primer paso sería contratar los servicios de especialistas, como los de la firma jurídica Caporaso & Partners, del reconocido abogado italiano, aunque radicado en Panamá, Giovanni Caporaso. Después de seleccionar el nombre de la sociedad offshore y realizar un primer pago, válido por un año, de no más de 1800 dólares, la sociedad offshore quedaría activada en menos de 48 horas. El nombre del empresario que creó esa sociedad offshore nunca aparecería en un registro público y esa, como ya explicamos, es uno de los principales atractivos de una sociedad offshore.

Una vez que comience a operar la sociedad offshore esta estaría exenta de impuestos sobre sociedades y de tributos como el IVA, contribuciones sociales, impuestos de actividades económicas. Solo sería necesario pagar, a la firma jurídica que formó la sociedad offshore, como Caporaso & Partners, una cuota anual no superior a los 700 dólares.

El fracaso de la “ley Buffet” fue muy bien recibido por los empresarios que no estaban dispuestos a pagar más impuestos en Estados Unidos; sin embargo, ya la alarma está dada y si aumentara la presión de los organismos federales, entonces es muy posible que se multiplique el interés por recurrir a una sociedad offshore, como una estrategia legal y válida para disminuir el pago de impuestos en Estados Unidos.

 

S
O
P
O
R
T
E