Google acusada de utilizar sociedad offshore

googleGoogle acusada de utilizar sociedad offshore

La agencia noticiosa Bloomberg ha publicado una noticia nada agradable para el líder mundial de búsquedas en Internet. De acuerdo con el informe investigativo, Google evitó pagar en impuestos 2.000 millones de dólares, al trasladar a una sociedad offshore de Bermudas 9.900 millones de dólares, una cifra que duplica la de los tres años anteriores.
Ese monto enviado a Bermudas es equivalente al 80% de las ganancias brutas de Google en 2011. Según Bloomberg, los países que dejaron de recibir el pago de impuestos, por el envío a una sociedad offshore fueron: Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Australia. Todas estas naciones se encuentran en un proceso de consultas para modificar sus leyes fiscales, con el objetivo de frenar las acciones de ingeniería fiscal llevadas a cabo por las empresas de nuevas tecnologías, las cuales aprovechan los resquicios legales de cada país para evitar el pago de más impuestos.
Las críticas por las actividades de Google se han incrementado en los últimos tiempos. Según Richard Murphy, director de Tax Research LLP en el Reino Unido, “la estrategia fiscal de Google y otras multinacionales es una vergüenza profunda para los gobiernos de toda Europa. La conciencia política que ahora se está creando en el Reino Unido, y en menor medida en otras partes de Europa, es: o ellos o nosotros. La gente entiende que si Google no paga alguien tendrá que pagar o se cortarán servicios públicos”, aseguró el experto.
No obstante, Google explica que cumple al pie de la letra todas las leyes fiscales de los países en donde tiene sedes. Las cifras indican que, en 2011, Google pagó en impuestos el 3,2% de sus beneficios. Esto llamó mucho la atención, porque la mayor cantidad de los ingresos publicitarios de Google provienen de Europa y en el llamado “Viejo continente”, las tasas impositivas a los ingresos son elevadísimas, pues oscilan entre el 24% y el 34%.
Algunos analistas explicaron que la estrategia seguida por Google es utilizar a Irlanda. Todos los contratos europeos se firman en la oficina de Dublín, un país miembro de la Unión Europea, pero que ofrece grandes ventajas fiscales. Entonces, el origen del dinero está en otros países europeos y los gastos se cargan en cada sede local de Google; pero los ingresos aparecen siempre por la sede irlandesa y esta es otra forma de pagar menos impuestos.
En 2011 Google apenas pagó 8 millones de euros, en impuestos, en el Reino Unido; sin embargo, en ese país la multinacional obtuvo el 11% de sus multimillonarios ingresos en Europa. Las acciones llevadas a cabo por Google preocupan a varios gobiernos y ya uno de ellos, Francia, reclamó 1000 millones de euros, al analizar los contratos que habían firmado varias agencias publicitarias francesas con Google Irlanda.
S
O
P
O
R
T
E