Solución de Depardieu a mayores impuestos: un nuevo pasaporte

depardieuSolución de Depardieu a mayores impuestos: un nuevo pasaporte

La idea del presidente francés Francois Hollande de implementar un nuevo impuesto, del 75%, a las personas que reciban más de un millón de euros anuales en Francia ha provocado enormes polémicas y fuertes rechazos entre los más afectados. La propuesta de ley no ha sido aceptada todavía; pero antes de que finalmente se implemente, ya algunos han comenzado a actuar, para evitar mayores problemas. El caso más comentado, aunque no el único, ha sido el del popular actor Gerard Depardieu quien obtuvo un pasaporte ruso.
Depardieu es una de las figuras públicas más reconocidas en Francia, por su interpretación en el cine de personajes célebres como Obelix, Cyrano de Bergerac o Martin Guerre. Su nombre suele ser asociado con su país, pero esta vez el millonario actor decidió que había pagado suficientes impuestos a lo largo de toda su vida y frente a la perspectiva de desembolsar al fisco más millones cada año, buscó una solución alternativa: conseguir el pasaporte ruso, ya que en ese país el impuesto fijo sobre la renta es del 13%.
La relación de Depardieu con Rusia no es nueva y en los últimos tiempos había aparecido en varias campañas publicitarias en ese país, anunciando kétchup; además, trabajó en Rusia, en 2011, durante la filmación de una película sobre el excéntrico monje Grigory Rasputin.
A pesar de que el Consejo Constitucional francés rechazó la medida anunciada por el presidente socialista Hollande, Depardieu aseguró que no reconsideraría su decisión. Poco después, el propio presidente ruso Vladimir Putin le entregó el nuevo pasaporte al fornido actor, de 64 años.
Putin firmó el decreto de concesión del pasaporte ruso a Depardieu en virtud del artículo 89 de la Constitución rusa. No obstante, Putin declaró, en una conferencia de prensa, que el actor se considera francés y ciudadano del mundo. “Pero quiere mucho a su país, su cultura y la vive. Estoy seguro de que ahora no está atravesando un buen momento, pero esto acabará”, apuntó.
El exilio fiscal de Depardieu fue calificado de "lamentable" por el primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault y estas palabras encendieron más la indignación de Depardieu, quien antes de dar el paso definitivo se había reunido en secreto con el presidente Hollande, pero parece que no pudo convencer al político del daño que podría causar el elevadísimo impuesto.
Depardieu no es el único “indignado” con el nuevo tributo en Francia. Otros empresarios han mostrado sus reticencias al proyecto de Hollande, pero han preferido mantener el anonimato, para no atraer atención mediática sobre sus próximos pasos. En el siglo XXI se ha incrementado el número de empresarios que deciden recurrir a segundos pasaportes, como una forma de mejorar su economía, pues los países que otorgan ese segundo pasaporte tienen políticas fiscales menos agresivas, reconocieron expertos de OPM Security, una empresa panameña que lleva más de diez años ofreciendo servicios como estos a personas de distintas partes del mundo.
Según los analistas de OPM Security, las decisiones de los gobiernos de ampliar los impuestos, como ha sucedido también en España, han sido equivocadas. Ahora los gobernantes pretenden salir de la crisis económica en la que cayeron por sus malas políticas públicas a través de “apretones” cada vez más fuertes a los más ricos; pero estos, concluyeron los especialistas de OPM Security, no se van a quedar de brazos cruzados y recurrirán a empresas serias que los ayuden a mejorar su arquitectura fiscal.
S
O
P
O
R
T
E