¿Por qué no confiar más en Hong Kong?

Valora este artículo
(0 votos)
hong kong1Hong Kong ha dejado de ser una jurisdicción offshore confiable, a partir del hecho de que el régimen cambiario existente allí está sometido a una gran presión, por causa del ajuste monetario que realiza la Reserva Federal de Estados Unidos. De repente, la vinculación del dólar estadounidense en esa jurisdicción se ha convertido en foco de atención de los mercados globales y, de acuerdo con Rob Subbaraman, estratega jefe de Asia para Nomura, el centro de operaciones offshore está mostrando señales de alerta temprana sobre futuras explosiones financieras bancarias.

Nomura dijo que la relación crédito privado / PIB fue 45 puntos porcentuales superior a su tendencia a largo plazo, la más alta del mundo por un amplio margen. Este es un signo clásico del comportamiento de las burbujas. Los precios de las propiedades son 18 puntos más altos en términos reales, y el tipo de cambio efectivo real es casi 17 puntos más alto.
El Banco de Pagos Internacionales reconoce que la brecha crediticia de Hong Kong subió a niveles récord el año pasado y está por encima, incluso para los estándares de China y el este de Asia.

La relación de servicio de la deuda privada de Hong Kong es también la más alta del mundo. Ha aumentado en la última década al 28 por ciento, un nivel notable dado que los costos de endeudamiento se han reducido al mínimo.

El aumento de las tasas en Estados Unidos eleva el costo mundial del crédito, y esto ha hecho que la Autoridad Monetaria de Hong Kong tema salidas significativas de capital del sector bancario de esa jurisdicción si los movimientos son abruptos.

El sistema bancario de Hong Kong es 8,3 veces el PIB, similar al sistema bancario irlandés en vísperas de la crisis de 2008, y es un pasivo contingente del territorio.  El boom de los precios de las propiedades en Hong Kong está oficialmente fuera de control y el gobierno no parece tener forma de frenar estos precios. La empresa consultora Demographia estima que los precios son 19,4 veces los ingresos medios, en comparación con los 18,1 del año pasado, lo que la convierte en la ciudad menos asequible del mundo. Los precios se han cuadruplicado desde 2003 en términos reales.

Las compras más recientes ilustran cuán caro es Hong Kong. Un comprador misterioso pagó  200 millones de dólares por dos pisos en The Peak on Mount Nicholson, diseñado por Alexandra Champalimaud. Este desarrollo es uno de los favoritos entre los súper ricos de Shanghái. Los inversores chinos ahora representan el 40 por ciento de todas las compras de tierras en Hong Kong, incluso cuando se aplica un impuesto de timbre del 15 por ciento para los extranjeros.

Hong Kong hasta ahora ha parecido inmune al aumento de las tasas en Estados Unidos, pero el ritmo se está acelerando, y la China continental está saliendo de su ebullición después de un boom de gastos de 18 meses. El Fondo Monetario Internacional dijo que el "déficit fiscal aumentado" de China creció al 12 por ciento del PIB el año pasado.
Standard & Poor's eliminó a Hong Kong de su calificación AAA en septiembre pasado, citando los riesgos indirectos de la creciente deuda de China. Algo similar hicieron después Moody's y Fitch.

Hong Kong se encuentra en la incómoda posición de tener profundos lazos con la economía china, al tiempo que se fija en la política monetaria estadounidense a través de la paridad del dólar. Esto podría ser peligroso si el yuan comienza a caer. A pesar de que el territorio tiene reservas de divisas valoradas en $ US441 mil millones y los activos netos externos son cuatro veces el PIB, no sería una gran sorpresa si, en un futuro no lejano, explota la burbuja de Hong Kong.

Contáctenos

Debe escribir su nombre
Debe escribir su correo electrónico
Debe escribir el mensaje
Entrada no válida

S
O
P
O
R
T
E