¿Por qué los empleados de bancos offshore producen más dinero que los de los bancos locales?

Valora este artículo
(0 votos)
empleados bancos offshore 300Hoy es una realidad que los empleados de bancos ubicados en jurisdicciones de bajos impuestos son mucho más rentables que los que laboran en bancos locales. No se trata de que unos sea mejores y trabajen más que otros, sino que como los bancos offshore tienen una menor carga fiscal, a partir de facilidades que brindan determinados países, y tampoco realizan demasiadas actividades en esas jurisdicciones, entonces los bancos pueden tener nóminas más pequeñas pero con un margen de dividendos muchísimo mayor.

En la Unión Europea rige desde hace dos años una directiva que obliga a los bancos que tengan sede en cualquier país de esa zona a hacer públicos los bene­ficios e impuestos que obtienen y pagan en cada jurisdicción. A partir de esos datos entregados conocemos que, en 2015, los 20 principales bancos europeos reportaron un 26% de sus beneficios en países de bajos impuestos, mal llamados por la prensa como “paraísos fiscales”, pero solo tuvieron en esas jurisdicciones el 7% de sus empleados y pagaron solo el 14% de sus impuestos allí.

Sucede que los bancos, al igual que todas las grandes empresas, trasladan hacia esos países donde existen tipos de impuestos de sociedades muy bajos o nulos, sus dividendos y de esta forma, criticada por muchos, pero perfectamente legal, reducen su carga fiscal. Las características de los supuestos “paraísos fiscales” indican que los impuestos bajos o, incluso, cero solo aplican para las actividades realizadas fuera de ese país. Por tanto, los bancos no necesitan tener muchos empleados en los “paraísos fiscales” ya que, básicamente, no realizan actividades allí.

Las cifras ilustran esa tendencia: los principales bancos europeos obtuvieron, en 2015, 628 millones de euros de beneficios en países donde no tenían ningún empleado. La prensa sensacionalista ha tratado de presentar a los “paraísos fiscales” como islas del Caribe, pero, en realidad, el país donde más productivo fueron los empleados de un banco está situado en el centro de Europa: Luxemburgo. Allí, los 42 empleados de Barclays generaron 557 millones de euros de beneficios, lo que representó una productividad de 13,2 millones por empleado, 348 veces superior a la media del banco por empleado, que fue de 38 000 euros.

Otros datos, manejados por la organización Oxfam, muestran que mientras un empleado a tiempo completo de un banco genera, como promedio, un beneficio de 45 000 euros, los de los bancos ubicados en “paraísos fiscales” generan, también como promedio, 171 000 euros anuales. Según esa información, un empleado del banco italiano Intesa Sanpaolo ubicado en un “paraíso  fiscal” resulta ser 20 veces más productivo que un empleado medio del banco.

Las estrategias fiscales empleadas por los bancos europeos más importantes han dado resultado: la rentabilidad conjunta de esos bancos fue del 19%, en otras palabras, por cada 100 euros facturados, lograron 19 de beneficio; sin embargo, en los “paraísos fiscales” esos beneficios crecieron hasta el 42%, es decir, de cada 100 euros facturados obtuvieron 42 de dividendos. La razón de esta enorme diferencia está en los impuestos que pagan los bancos. Por eso no es casual que los grandes bancos prefieran mover sus dividendos hacia países más amigables, en temas fiscales, como Luxemburgo, Suiza e Irlanda. En 2015,  Barclays declaró beneficios totales de 5000 millones de euros, de los cuales aproximadamente 900 millones de euros correspondieron a esos tres países, donde el banco apenas pagó  11 millones de euros en impuestos, con un tipo fiscal efectivo cercano a cero. Mientras en todo el mundo, en total, Barclays tiene más de 130 000 empleados, en esos tres países la cifra solo es de 500. Por tanto, Luxemburgo, Irlanda y Suiza, que aplican bajos impuestos, supusieron el 18% de los beneficios de Barclays a nivel global, pero solo el 0,4% de su mano de obra.
productividad empleados bancos offshore1Los grandes bancos, como empresas multinacionales, siguen estrategias totalmente legales que les permiten mover los beneficios hacia los “paraísos fiscales” y, de esta forma, reducen el pago de impuestos. Esta es la verdadera razón por la cual los trabajadores de bancos offshore son mucho más rentables que los de los bancos locales.
S
O
P
O
R
T
E