¿Por qué la banca offshore es más rentable que la banca local?

Valora este artículo
(0 votos)
banca local vs banca offshoreLas cifras son concluyentes: los bancos offshore son más rentables que la banca local de cualquier país. Por ejemplo, los 20 bancos europeos más importantes obtuvieron, en 2015, una rentabilidad media del 19% en la Unión Europea, en otras palabras, por cada 100 euros de facturación lograron 19 euros de beneficio; sin embargo, estos bancos, cuando trabajaron en jurisdicciones offshore, llamadas por la prensa como supuestos “paraísos fiscales”, generaron 42 euros de beneficio por cada 100 de facturación. ¿Cómo hacen esto?

Las jurisdicciones de bajos impuestos tienen el 1% de la población mundial y el 5% del PIB global; pero allí los 20 bancos principales europeos lograron el 26% de sus beneficios el año pasado, aunque en esas jurisdicciones solo realizan el 12% de su facturación total y tienen en esos sitios únicamente el 7% de todos sus empleados. La explicación de estos datos está en las características del régimen fiscal imperante en esos países. Mientras en Europa los Gobiernos siguen elevando los impuestos a las empresas, en otras jurisdicciones se sigue una política impositiva más inteligente, pensada para atraer grandes capitales.

Estas jurisdicciones ofrecen grandes ventajas fiscales a los bancos no residentes y no les exigen que desarrollen actividad económica en el país. Además, en esas jurisdicciones, a diferencia de lo que ocurre en Europa, donde incluso la siempre neutral Suiza cedió a las presiones, se continúa defendiendo el secreto bancario y se han adoptado prácticas administrativas que ayudan a evitar el intercambio de información en material fiscal con otros Gobiernos. Esto ha incidido en que los bancos se sientan más seguros en esas jurisdicciones offshore.

En dichas jurisdicciones, generalmente los bancos no pagan impuestos sobre los beneficios contabilizados. Tan solo el año pasado, los 20 bancos europeos más fuertes obtuvieron al menos 628 millones de euros de beneficios en países donde no tienen ningún empleado.

La prensa, en su continua campaña de descrédito contra las jurisdicciones de bajos impuestos, trata de fijar la idea de que los llamados “paraísos fiscales” son pequeñas islas del Caribe, con muy pocos habitantes, pero donde residen grandes transnacionales; sin embargo, en realidad, dos países europeos, Irlanda y Luxemburgo, son los que más incentivan a los bancos a que trasladen hacia allí sus beneficios. Los datos lo demuestran: los principales 20 bancos de la UE obtuvieron un 8,4% de sus beneficios totales en estos países.

En Luxemburgo, el año pasado, los bancos obtuvieron 4900 millones de euros de beneficios, lo que representó un 5,2% de sus dividendos totales conjuntos, obtenidos con tan solo 0,5% de sus empleados. Un caso de estudio es el británico Barclays, que con 42 empleados en el Gran Ducado generó 557 millones de euros de beneficios, lo que significa una productividad de 13,2 millones por empleado. En Luxemburgo, Barclays solo pagó 1 millón de euros de impuestos por sus enormes beneficios.

bancos offshore negocio lucrativo1En Irlanda se vive una situación similar. Los bancos europeos que trabajaron allí, con una facturación de solo 3000 millones de euros, obtuvieron más de 2300 millones de euros de beneficios. Allí, cinco bancos (RBS, Société Générale, UniCredit, Santander y BBVA) alcanzaron márgenes de beneficios de más del 100%, lo que implica que sus beneficios fueron mayores que su facturación. Los bajos impuestos de sociedades nominales fijados por Irlanda, de solo el 12,5%, permiten entender los grandes beneficios. El tipo efectivo medio que pagan 16 de los 20 principales bancos europeos que operan en ese país fue en realidad la mitad, un 6%, y tres bancos (Barclays, RBS y Crédit Agricole) pagaron un tipo efectivo de apenas el 2% sobre sus beneficios.

Contáctenos

Debe escribir su nombre
Debe escribir su correo electrónico
Debe escribir el mensaje
Entrada no válida

S
O
P
O
R
T
E