Islas Seychelles, paraíso fiscal por excelencia

Maldives-Seychelles

Islas Seychelles es un sitio apropiado para constituir sociedades offshore y así figuran en el sitio oficial Paraísos Fiscales. En sentido general, un paraíso fiscal es un país que exime del pago de impuestos a los inversores extranjeros que mantienen cuentas bancarias o constituyen sociedades en su territorio y donde típicamente conviven dos sistemas fiscales diferentes.

Solicite ahora una sociedad offshore

La legislación offshore específica de Islas Seychelles se aprobó en 1994 a través del “International Business Company Act” que regulaba la creación de sociedades offshore (IBC’s). En el año 2000 se introdujeron algunos cambios menores, y hoy Islas Seychelles devienen paraíso fiscal con una legislación moderna y flexible, inspirada en las mejores de las sociedades offshore.

Asimismo Islas Seychilles acoge la “Special License Company” (CSL), tipo de empresa considerada residente y organizada bajo el “Companies Act 1972”, el cual regula a todas las compañías domésticas de Islas Seychelles; mediante el más reciente “Special License Act 2003”, se reconocen a la CSL ciertos beneficios fiscales y legales, haciéndola en algunos casos más atractiva que la IBC. La CSL efectúa negocios locales y se beneficia de los múltiples convenios sobre doble imposición firmados por el país. Además es la forma societaria que se debe adoptar para poder solicitar licencias para actividades especiales, tales como bancarias, financiera o aseguradoras. La “Special License Company” (CSL) es fiscalmente muy atractiva, pues solo está sometida a un impuesto de sociedades de un 1,5%.

Mientras, la constitución de bancos offshore se rige por la regulación del “Financial institutions act 2004”, otorgando licencias solo a través de compañías domésticas constituidas bajo el “Companies Act 1972”, incluyendo las que tengan forma de Special License Company (CSL). Hoy operan siete bancos y otras tres instituciones financieras en este paraíso fiscal, y más de una veintena de casas de cambio de moneda.

El Banco Central de Islas Seychelles regula todas las actividades financieras, siendo también responsable de las sociedades offshore el Seychelles International Business Authority (SIBA). Se concede un único tipo de licencia bancaria offshore, para la cual el capital mínimo debe ser de 2.000.000 dólares americanos.

En Islas Seychelles el sector bancario es estable, y el nivel de servicio relativamente alto. Paraíso fiscal al fin, la ley de secreto bancario es estricta, prohibiéndose la revelación de datos financieros, excepto en el caso de una orden judicial emitida por una corte local. Las políticas contra el lavado de dinero fueron establecidas mediante el “Anti-Money Laundry Act 1996” y se cuenta con una unidad de investigación financiera (FIU), que controla la aplicación correcta de las directivas.

S
O
P
O
R
T
E