Illinois presenta ley que considera a Antigua y Barbuda como paraíso fiscal

Illinois presenta ley que considera a Antigua y Barbuda como paraíso fiscalEl estado de Illinois presentó una ley (HB3419) que considera a Antigua y Barbuda y a otras jurisdicciones del Caribe, entre ellas Anguila, Bermuda, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Islas Turcas y Caicos, como paraísos fiscales. Mediante esta ley, Illinois impide que empresas de esas jurisdicciones o sociedades que operan en esos supuestos “paraísos” establezcan vínculos económicos con ese estado.
 
 
La HB3419 establece como fecha límite el 1ro de abril de 2018 para que la Junta de Investigación de Illinois complete el listado de aquellas sociedades incorporadas en esas jurisdicciones. Luego, esa lista será enviada al Fondo de Pensiones del Estado de Illinois que tendrá 12 meses para eliminar cualquier contacto con esas sociedades.
Esta decisión legislativa fue muy criticada por las autoridades de Antigua y Barbuda que rechazaron por completo la medida, que puede dañar seriamente su economía. El embajador de Antigua y Barbuda ante Washington, Ronald Sanders, dirigió una carta a las autoridades de la Cámara de Representantes de la Asamblea General estatal de Illinois en la que precisó que el país del Caribe mantiene un Acuerdo de Intercambio de Información Tributaria con Estados Unidos desde febrero de 2003, entre otros convenios bilaterales en materia fiscal, del que resalta el Acuerdo Intergubernamental que facilita la implementación de la Ley de cumplimiento fiscal de cuentas bancarias de estadounidenses en el extranjero (conocida por sus siglas en inglés, FATCA).
En febrero de 2014, la Fuerza de Acción Financiera de Estados Unidos, había reconocido que Antigua y Barbuda cooperaba y cumplía con todos los estándares internacionales en materia bancaria.
 
A nivel internacional, Antigua y Barbuda firmó en 2016 el Reporte Estándar Común, bajo el cual es legal reportar las cuentas bancarias y otros bienes mantenidos en ese país caribeño por extranjeros a las autoridades fiscales del país de residencia de esa persona. Sanders indicó que nombrar a Antigua y Barbuda como paraíso fiscal por Illinois puede tener efectos nocivos en las relaciones bancarias entre ambos países. No es la primera vez que Antigua y Barbuda denuncia la persecución a la que es objeto ese país caribeño.
 
Gaston Alphonso Browne, el primer ministro, denunció ante la Asamblea General de las Naciones Unidas la grave situación económica que afronta su país, a partir de "la nueva moda de etiquetar a todos los países caribeños como paraísos fiscales".
 
Muchos bancos han decidido retirarse de Antigua y Barbuda, como una supuesta "reducción de riesgos" para evitar millonarias multas, pero, para Alphonso Browne esto, en realidad, provoca la "destrucción económica" de países de Centroamérica, África y regiones del Caribe.
 
La exclusión de Antigua y Barbuda del sistema económico mundial y de la posibilidad de participar en el comercio internacional es un enorme problema, porque incide en el aumento de refugiados y de la trata de humanos, así como la proliferación de nuevas oportunidades para el blanqueo de capital y financiación del terrorismo.
S
O
P
O
R
T
E