¿Para qué sirven los programas de ciudadanía económica?

Valora este artículo
(0 votos)
segundo pasaporte legal 21En un contexto donde los gobiernos han aumentado la vigilancia y los impuestos y algunos países miran con malos ojos la entrada en sus fronteras de ciudadanos de determinadas naciones, resulta lógico que los programas de ciudadanía económica sea cada vez más empleados en el mundo. Las personas entienden que les resulta un buen negocio hacer alguna donación a un gobierno o comprar bienes raíces, en ocasiones a un mayor precio que el ordinario, a cambio de obtener un segundo pasaporte con el cual pueden viajar libremente, sin necesidad de pedir visado en la gran mayoría de los países del mundo o pueden abrir nuevas cuentas bancarias o aumentar su seguridad financiera y personal.

Existen varios caminos para obtener un segundo pasaporte: puede ser por herencia familiar, por la residencia, que lleva a la naturalización y está la vía de la ciudadanía por inversión económica que es, por mucho, la forma más rápida de obtener ese segundo pasaporte. No es la más barata, pero sí la más efectiva.

Por lo general los programas de residencia en Europa le exigen a la persona esperar hasta cinco años antes de aplicar a la ciudadanía por naturalización. Esta ruta no es tan costosa, pero sí demorada; mientras, a través de un programa de ciudadanía, con una inversión de entre 150.000 Euros y hasta tres millones de Euros es posible recibir el segundo pasaporte en medio año.

Los programas de ciudadanía económica con más credibilidad suelen concentrarse en países del Caribe y algunos de Europa. En el llamado “Viejo Continente”, uno de los programas con más historia es el de Chipre, aunque exige una inversión que oscila entre 500.000 Euros hasta 2 millones; mientras, Malta ofrece un programa de ciudadanía ciertamente muy rápido, pero incluso es más caro que el de Chipre.

En realidad, los segundos pasaportes más baratos del mercado y con programas de prestigio se ubican en el Caribe. Dominica, Antigua y Barbuda, San Kitts y Nieves y Granada tienen programas sólidos, que contemplan básicamente dos opciones: un donativo gubernamental o la compra de bienes raíces en esos países. El monto del donativo suele ser menor que la compra, pero con la segunda opción cabe la posibilidad de luego vender dichos bienes raíces y recuperar parte de la inversión. En todos los casos, los tiempos de espera para recibir el segundo pasaporte nunca llegan a un año. Cada país aplica el proceso de debida diligencia para garantizar que su programa no sea empleado por delincuentes ni estafadores.

Después del paso de varios huracanes por el Caribe, varias de estas islas quedaron muy dañadas económicamente, por lo que, como vía expedita para obtener dinero fresco, lanzaron promociones de sus programas de ciudadanía económica, hasta marzo de 2018. En estos momentos, tanto Dominica como Antigua y Barbuda ofrecen descuentos de hasta el 50% del precio original de sus programas.

Otros países de Centroamérica y Sudamérica ofrecen programas de ciudadanía económica, como Uruguay, Brasil, Nicaragua, Paraguay, Panamá y Colombia. En el caso de los programas de ciudadanía económica por inversión en bienes raíces sobresalen en Europa las opciones de Portugal, Letonia, España y Grecia.

Contáctenos

Debe escribir su nombre
Debe escribir su correo electrónico
Debe escribir el mensaje
Entrada no válida

S
O
P
O
R
T
E