¿Porque ir offshore?

Simplemente para proteger sus capitales y reducir la carga fiscal. Al momento existen más  de 250 jurisdicciones que ofrecen uno o más incentivos  a los inversionistas no residentes, algunos de estos países también son considerados paraísos para vacacionar. ¿Por qué invertir u operar en un país que le quiere chupar la sangre? ¿ Porqué Usted debería pagar más impuestos que un nacional de otro país? Si Usted o su compañía tienen una renta superior a 30 (trenta) mil Euros al año pueden encontrar grandes ventajas usando estructuras jurídicas offshore. He encontrado este link de una página web que te calcula cuanto pagas de impuestos. Usted se quedará helado, cuando comprobará que incluso una persona que gane 6000 euros brutos al año, trabaja hasta mediados de abril para el estado.
youtube preguntas
Más de 19 millones de españoles ingresan menos de 1.000 euros al mes, pero el número de ricos españoles avanza a buen ritmo. Tanto que se han dado de alta en una exclusiva clasificación 164 contribuyentes que rompieron la barrera de los 10 millones de euros, o lo que es lo mismo, declararon a Hacienda poseer un patrimonio equivalente a algo más de 1.660 millones de las antiguas pesetas.
Muchos de los que se han sentido estrangulados por la presión fiscal han recurrido a las sociedades offshore, una estructura jurídica de un país a imposición baja o nula, las mismas que desde siempre han sido utilizadas por los bancos y las grandes empresas para reducir el coste fiscal.
Cada país considerado paraíso fiscal ofrece algunas limitada ventajas a los residentes o a las sociedades allí domiciliadas. Por ejemplo en el Principado de Mónaco no se pagan los impuestos sobre las renta de las personas físicas, al contrario, las sociedades tienen una carga fiscal muy alta. En Panamá no pagan impuestos las sociedades y las personas físicas allí domiciliadas, siempre y cuando no tengan su actividad en el territorio nacional.  En los Estados Unidos, durante el prohibicionismo , y cuando el juego de azar estaba prohibido, algunos audaces empresarios habían abierto unos casinos flotantes,  afuera de las aguas territoriales, donde  llovían las apuestas entre ríos de bebidas alcohólicas. La industria del offshore es pequeña y misteriosa, a pesar de que, según las últimas encuestas,  maneja más del 60 % de los capitales mundiales .
El Diccionario de Administración y Finanzas de J.M. Roosemberg define a los Paraísos Fiscales: "Países con leyes fiscales muy favorables para el establecimiento de la residencia legal de personas físicas o jurídicas que quieren pagar menos impuestos".
En general definimos a los Paraísos Fiscales como aquellos países que aseguran legislaciones bancarias y fiscales favorables a los inversionistas extranjeros. Los países que tienen este tipo de facilidades tienen el objetivo de favorecer la economía local y de esta manera atraer capitales del exterior. A diferencia de los países "pobres", los Paraísos Fiscales solo facilitan el ingreso de grandes capitales y generalmente su política migratoria desfavorece la pequeña inversión.
Por ejemplo, la Ley Nº 54 del 22 de Julio de 1998 por la cual se Dictan Medidas para la Estabilidad Jurídica de las Inversiones en la República de Panamá, decreta que el Estado promueve y protege las inversiones efectuadas en el país, y que los inversionistas extranjeros y las empresas en las que ellos participan tienen los mismos derechos y obligaciones que los inversionistas y empresas nacionales, pero en su artículo 16 establece que todo inversionista que pretenda acogerse a los beneficios de esta Ley está obligado a invertir la suma "mínima" de 2 millones de dólares.
Joseph Santana, en su libro "El Mundo de los Paraísos Fiscales" los define como: "Aquellos países que ofrecen ventajas impositivas para determinadas actuaciones empresariales".
Podemos concluir que no existe el Paraíso Fiscal por excelencia: cada uno ofrece solo algunas y bien precisas ventajas, diferentes de un país al otro.
El uso de los Paraísos Fiscales, con el fin de obtener mayores beneficios en el comercio internacional y/o en los negocios multinacionales, es totalmente legal. Siempre y cuando no se incurra en defraudación fiscal, contrabando o evasión tributaria.
  • Jueves, 14 Febrero 2013
S
O
P
O
R
T
E