¿Cuáles son los beneficios de una sociedad offshore?

Las sociedades offshore ofrecen principalmente el anonimato de los socios y tienen en general un costo reducido comparado con el de las sociedades de muchos países industrializados. Operando desde un territorio offshore se puede también limitar la responsabilidad de los accionistas, y reducir en muchos casos, la carga fiscal. En el estatuto aparecen, en general, de uno a tres directores y las acciones son al portador. Si el cliente no desea aparecer nuestro bufete jurídico les ofrece los directores (al costo de 150 euro por año), le proveemos además un poder general notariado y apostillado (reconocido por el Ministerio de Relaciones Exteriores y que lo hace valido en todos los países subscritores del Tratado sobre Apostilla) de forma tal que podrá administrar la sociedad, comprar, vender, abrir cuentas bancarias, abrir sucursales, etc. Las acciones, en general, se entregan al portador. El capital no tiene que ser depositado, solo se paga un impuesto sobre el mismo y este impuesto está incluido en el precio del registro. Desde 2017 se requiere mantener registros de contabilidad y declarar al Agente donde y quien los detiene, pero no existe la obligación de presentar esta contabilidad, ni balance anual, ni declaración de renta y si desean declarar los ingresos, por el monto que quieran, los impuestos son "cero".
  • Jueves, 14 Febrero 2013
S
O
P
O
R
T
E