Peru: un Premio Nobel llama a invertir en negocios sociales

nobelPeru: un Premio Nobel llama a invertir en negocios sociales

El Premio Nobel de la Paz 2006, el bangladesí Muhammad Yunus, le pidió a los empresarios peruanos que crearan proyectos para invertir en negocios sociales, no para obtener ganancias directas, sino para contribuir a la reducción de la pobreza en la nación sudamericana.
A Yunus se le atribuye la puesta en práctica del sistema de microcréditos que ha demostrado ser muy exitoso en Bangladesh, donde existen ya 8,3 millones de prestatarios, en su mayoría mujeres. Además, su Grameen Bank ha extendido su radio de acción y ya tiene sucursales en diversos países, incluso en Estados Unidos. Allí Yunus cuenta con cuatro mil prestatarias, en los barrios pobres de Nueva York.
Junto con los microcréditos, Yunus, a través del Grameen Bank, se ha dedicado a promover por el mundo la idea de invertir en negocios sociales. Según sus palabras, al invertir en negocios sociales “no se trata tanto de hacer dinero como de resolver problemas"; no obstante, Yunus sostiene que invertir en negocios sociales también puede ser una actividad sostenible y satisfactoria.
Durante su visita a Perú, para promocionar allí su banco y la iniciativa de invertir en negocios sociales, Yunus expuso varios ejemplos, todos en Bangladesh. Una de las primeras experiencias, a partir de invertir en negocios sociales, fue la instalación de paneles solares en determinadas aldeas de su país natal que no contaban con el servicio eléctrico. En la actualidad, según Yunus, se venden mil paneles al día. Otro ejemplo fue la potabilización del agua y, por último, conversó con empresarios peruanos sobre una fábrica para zapatillas deportivas comunes, a precios bajos, de menos de dos dólares. Con este proyecto se buscaba controlar la elevada transmisión de enfermedades que adquirían los niños al andar descalzos.
En estos tres ejemplos, varias empresas occidentales decidieron invertir en negocios sociales y buscaron una alianza con el Grameen Bank, para así ampliar la oferta de productos y servicios que se comercializaban a precios bajos, pero que aún así ofrecen dividendos económicos a los que optaron por invertir en negocios sociales.
Una de las ideas de Yunus al visitar Perú, para alentar a no pocos a invertir en negocios sociales, fue la de publicitar la posibilidad de crear sociedades de riesgo compartido, junto a ejecutivos peruanos, ya que en la nación sudamericana el 34 % de la población se encuentra en estado de pobreza. Además, el 80 % de las empresas de allí son reconocidas como micro y pequeñas empresas que, por lo general, tienen problemas para acceder al financiamiento. El Grameen Bank pudiera agregar en los próximos meses a Perú a la lista de naciones latinoamericanas en las que ejecuta acciones. Hasta el momento el Grameen está presente en Guatemala y Costa Rica.
Como pasos concretos, a partir de la visita de Yunus, se firmaron acuerdos de dos programas para invertir en negocios sociales: el primero de ellos incluye 6 millones de dólares en microcréditos y uno más ambicioso, de 10 millones, en los que también tiene previsto invertir en negocios sociales la gobernación peruana, aunque lo ejecutarán compañías locales, siempre asesoradas por el Grameen Bank.


S
O
P
O
R
T
E