Cómo invertir en oro

invierte-en-oroEn época de crisis financieras, como la que vive el mundo actualmente, ninguna inversión parece segura. Las bolsas internacionales son inciertas, el dólar estadounidense sube o baja, al igual que los precios del petróleo; pero existe una inversión que nunca fluctúa: invertir en oro, una de las operaciones que más seguridad ofrece para todos aquellos que buscan un refugio para pasar la tormenta económica.

Todo el mundo acepta al oro y esto le añade una alta liquidez a la inversión. El mundo ha cambiado notablemente. Las fronteras se desdibujan, las económicas caen, al igual que los políticos; pero el oro permanece, aunque sus reservas no son infinitas. Todo el oro extraído a lo largo de la historia de la humanidad asciende a unas 153 000 toneladas, según el World Gold Council; mientras las reservas de oro restantes no superan las 50 mil o 60 mil toneladas. Si tenemos en cuenta que la producción minera anual de este metal precioso es de casi 3000 toneladas, entonces en un plazo de 12 a 15 años es decir, antes de 2030, se habrá extraído la última onza de oro de la tierra.

¿Por qué invertir en oro? No es una inversión baja, pero sí muy rentable. Los expertos coinciden en señalar al oro como la forma más confiable de dinero que existe. Mientras que las bolsas de valores y las monedas se devalúan, el oro sigue allí, creciendo.
La gran mayoría de los expertos recomienda diversificar las carteras a través de invertir en oro, para así mejorar el desempeño general y proveer estabilidad. Invertir en oro, en monedas o lingotes, el 10% o 15% de su cartera es considerado una conveniente y segura estrategia de inversión.

Las ventajas de invertir en oro son muy evidentes:
  • Todo el mundo acepta al oro
  • Ofrece liquidez: el oro se encuentra entre los mejores activos líquidos. Incluso, algunos expertos consideran al oro como un equivalente cercano del efectivo.
  • Mercado internacional siempre disponible: el oro se puede vender las 24 horas del día, en uno o más mercados mundiales. Tal accesibilidad no se encuentra fácilmente en la mayoría de los productos de inversión.
  • El oro es la única moneda que no está bajo el control de ningún gobierno, por lo tanto, queda libre de cualquier influencia política.
  • El oro es un valor de refugio en un escenario de crisis económica. Mientras que inversiones tradicionales, como bonos y acciones suelen fallar en épocas de tensión e inestabilidad de mercados, el oro ha demostrado mejorar los resultados de los portafolios de inversión, tanto en tiempos de estabilidad como de inestabilidad financiera.
  • La población mundial crece en unos 100 millones de habitantes por año. Este crecimiento exponencial junto a la limitada disponibilidad de recursos naturales como petróleo, oro, plata, platino y otros metales causará, con toda probabilidad, una subida aún mayor del precio del oro.
  • Existe una correlación directa entre el precio del petróleo y el del oro. Es muy probable que el precio del petróleo continúe su tendencia alcista, ayudada por el incremento en el consumo de crudo de algunas economías en desarrollo, principalmente China e India.
  • El oro es una inversión de alta liquidez. Es tanto un activo como una moneda. Existen muy pocas otras inversiones que puedan convertirse tan fácil y rápidamente en moneda como el oro.
  • Los grandes inversores globales han comenzado a comprar oro en cantidades nunca vistas hasta ahora. Esto ha contribuido a un aumento paulatino del precio del oro.
A partir de esta última razón parece todavía más sensato invertir en oro ahora. Investigaciones de varios analistas financieros coinciden en destacar que estamos en un mercado de largo plazo para el oro, más aún con un continuo pesimismo sobre la economía en general y las bolsas de valores. A pesar de que los resultados del pasado no son un indicativo para el futuro rendimiento, el precio del oro ha mantenido un ascenso sostenido y esta tendencia no parece que pueda revertirse.
S
O
P
O
R
T
E