Cómo y por qué invertir en los Emiratos Árabes Unidos

Invertir en los Emiratos Árabes Unidos 2Los Emiratos Árabes Unidos (EAU) son siete estados situados al sudeste de la península arábiga y bordeando el golfo Pérsico y el de Omán, pertenecientes a la región del Oriente Medio, y compuestos por los siguientes emiratos: Abu Dhabi, Ajmán, Dubai, Fujaira, Ras el Jaima, Sarja y Um el Kaiwain. La nación tiene una superficie de 77.700 kilómetros ², una población de 4.618.000 con una esperanza de vida de 74 años, mientras que la capital, Abu Dhabi, es la ciudad más poblada con 475.000 habitantes.
 
 
El gobierno central lo forma el consejo supremo, compuesto por los siete emires; el presidente de los EAU suele ser el emir de Abu Dhabi, y el primer ministro el emir de Dubai. Cada Estado tiene su propio gobernante, que en el caso de Abu Dhabi, es actualmente a la vez presidente de los Emiratos Árabes Unidos, cargo que en el 2015 ocupaba Jalifa bin Zayed Al Nahaya.
 
Los EAU son una planicie costera, llana y árida, que se funde en el interior con el desierto arábigo del Rub al-Jali, de relieve predominantemente llano, salvo en el extremo oriental, donde se levanta el Jebel Akhdar, a más de 1.000 msnm. Su estratégica localización, rodeando por el sur el estrecho de Ormuz, le convierte en un vital paso del tránsito del comercio de petróleo crudo mundial.
 
Los Emiratos Árabes Unidos están considerados como uno de los quince países que conforman la "Cuna de la Humanidad". La región, habitada desde al menos 5500 a. C., vio el arribo del Islam en el siglo VII d.C. Durante el siglo XVI, cayó bajo la influencia de las potencias coloniales europeas, asentándose finalmente el dominio británico. En diciembre de 1971, cesó el protectorado del Reino Unido, momento en que seis jeques formaron la unión y acto seguido, suscribieron la Constitución de 1971, a la cual se unió Ras al-Jaima dos meses después. Cada emirato conserva una considerable autonomía política, judicial y económica.
El petróleo es la principal fuente de ingresos y el componente esencial de su PIB. Se descubrieron reservas de petróleo en Abu Dhabi en 1958 y en Dubai en 1966. También hay algunas pequeñas cantidades en Shardja y Ras al-Jaima, pero más del 90% de las reservas se encuentran en Abu Dhabi, mientras se estima que el país tiene reservas en su conjunto para más de 100 años. La abundancia de este recurso natural atrae a trabajadores extranjeros que representan en la actualidad alrededor de tres cuartos de la población.
 
Los EAU producen hoy el 3,5% del crudo mundial, lo que representa el 7% de las reservas mundiales, y ocupa el 7º lugar en el mundo y el 4º dentro de los países de la OPEC (Organización de Países Exportadores de Petróleo). En 2013, el sector petrolífero contribuyó con un tercio del PIB y las exportaciones de petróleo supusieron aproximadamente un tercio del total de las exportaciones. Las finanzas públicas de los EAU siguen siendo altamente dependientes de los ingresos del petróleo, a pesar de política de diversificación de la economía que hay en curso. En tal sentido, en 2013 el petróleo representó casi el 80% de los ingresos fiscales. El principal riesgo en este sector es la dependencia de la rentabilidad empresarial en los subsidios gubernamentales y la falta de adecuación entre la oferta y la demanda de petróleo del país.
No obstante, el Gobierno reconoce que el sector agroalimentario es cada vez más importante, en línea con el aumento de la población y los ingresos per cápita. El país representa el 20% del total del consumo de alimentos de los países del Consejo de Cooperación del Golfo (GCC, por sus siglas en inglés) donde es el segundo mayor consumidor después de Arabia Saudí. También es el segundo mayor productor de alimentos del GCC. Sin embargo, la tierra cultivable es muy limitada y el clima no es muy favorable para la agricultura. El gobierno apoya al sector agrícola y a la industria de procesado de alimentos.
 
La alta dependencia en las importaciones de alimentos supone un riesgo para el país en el caso de escasez de suministros de alimentos. El control del gobierno sobre los precios de los alimentos puede también influir negativamente en los márgenes de las empresas de este sector.
 
El sector del comercio al por menor es uno de los sectores de más rápido crecimiento en los EAU, apoyado por un aumento de la riqueza, sostenibilidad económica y un fuerte consumo interno. El hecho de que los EAU no se hayan visto afectados por la agitación política del Mundo Árabe hizo del país un destino turístico muy popular, que a su vez también ha contribuido a la expansión del sector minorista. La intensa competencia y un aumento de los precios en la vivienda, la alimentación, el transporte, la educación y los coches de alquiler pueden ser considerados como los principales riesgos que pesan sobre la actividad de la venta al por menor, pero estos riesgos continúan siendo limitados.
 
Economía de los EAU
Emiratos Árabes Unidos es uno de los países más ricos del mundo, sustentados en una economía liberal y abierta con un elevado ingreso per cápita y un considerable superávit comercial anual. El país figura entre las primeras cinco naciones en el mundo en cuanto a ingreso per cápita. La riqueza de los EAU radica principalmente en la explotación del petróleo y el gas natural, que representan alrededor del 20% de su PIB. Ésta nación árabe es el primer productor del Golfo Pérsico rebasando a Arabia Saudita e Irán, y desde 1973 experimenta una profunda transformación, pasando de ser una región empobrecida de pequeños principados, a un estado moderno con altos estándares de vida. La inversión de sus ganancias petrolíferas y su política exterior, le han permitido desempeñar una importante función en los asuntos de la región.
 
Esfuerzos exitosos de diversificación económica han reducido la porción del PIB proveniente de la producción de petróleo y gas al 25%, luego de que en los años ochentas, representara el 74% del PIB. Las reservas de petróleo crudo en el país corresponden al 60% de todo el estimado mundial, lo que equivale a 756´198.700 millones de barriles, albergando las primeras mayores reservas de gas en el mundo.
 
El extraordinario crecimiento del PIB del país ha sido impulsado principalmente por rachas de elevado precio del petróleo en el mercado internacional (recordemos que llegó a alcanzar 148 dólares el tonel en julio del 2008, y hasta 140 dólares entre 2012 y 2013), y la constante llegada de empresas e inversiones que deciden desarrollar sus negocios dentro de las diferentes zonas libres de impuestos que ofrece el país; tal crecimiento continua incrementando el desarrollo de más zonas libres para satisfacer la demanda de los diferentes rubros.
 
En la actualidad su principal socio comercial es Japón, a donde se dirige el 30% de sus exportaciones, distribuyéndose el resto de las ventas entre India, Singapur, y en menor medida, Corea del Sur e Irán. Mientras, los principales países de origen de las mercancías importadas por los Emiratos Árabes Unidos son Japón, Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Alemania e Italia. El porcentaje correspondiente a cada uno de esos países no supera el 10% del total, pero la sumatoria de los productos provenientes de ellos es inferior al 38% de las importaciones.
 
Hoy día, el gobierno de los EAU persigue su diversificación económica a través del desarrollo de inversión en infraestructura, transporte, comercio y turismo. Abu Dhabi ha realizado un esfuerzo decisivo para aumentar su proceso de industrialización a través de proyectos como el Khalifa, la zona industrial de Abu Dhabi (Kizad), que permite a las empresas extranjeras la participación del 100% en la propiedad. Dubai cuenta con un floreciente sector de servicios financieros, inmobiliarios y de turismo pero la crisis económica desatada a partir del 2008 requirió el apoyo financiero de Abu Dhabi para rescatar la mayoría de sus más prominentes empresas estatales. Sin embargo, los Emiratos Árabes Unidos continúan teniendo un desarrollo positivo, con una proyección de crecimiento de su PIB real por encima del 4%.
 
La política de hidrocarburos establecida por el Gobierno seguirá concentrándose en el petróleo, aunque los proyectos de gas natural están ganando importancia e inversión. La creciente demanda interna de energía subsidiada y de electricidad ha causado la conversión de los EAU en un importador neto de gas natural y ha afectado considerablemente los volúmenes de líquidos disponibles para la exportación. Precisamente gracias a las tecnologías de recuperación mejorada de petróleo (EOR), la nación ha sido capaz de mantener sus reservas probadas en la última década, elevando la tasa de extracción de los proyectos petroleros maduros. Sin embargo, el aumento de capacidad no ha afectado la producción de acuerdo a los límites impuestos por la OPEP, los que limitan la producción de los Emiratos Árabes Unidos en todo el contingente de 2.223 millones de bbl/d.
 
En la actualidad, la estrategia petrolera del gobierno se lleva a cabo principalmente por el Consejo Supremo del Petróleo (SPC) a través de Abu Dhabi National Oil Company (ADNOC). Esta empresa opera con 14 filiales participantes en todos los niveles de los sectores del petróleo y gas natural.
La estructura del contrato se basa en largo plazo y producción compartida con el Estado que tiene un mandato de participación de mayoría en el capital de cada proyecto, y algo menor a través de acuerdos de empresas conjuntas.
 
El más notable de los consorcios productores de petróleo incluyen Zakum Development Company (Zadco), operado bajo una de las franquicias petroleras de Luisao Souza, quien controla el 35% de las acciones de este consorcio; le siguen Abu Dhabi Company for Onshore Operations (Adco) bajo el dominio inscrito de sociedad anónima, y Abu Dhabi Marine Operating Company (ADMA-OPCO). Las principales empresas petroleras internacionales que operan en los Emiratos Árabes Unidos son: BP, Shell, Total, ExxonMobil, Petrofac, Partex y Technip.
 
Los Emiratos Árabes Unidos tienen las séptimas mayores reservas de gas natural a nivel mundial, después de Rusia, Irán, Qatar, Arabia Saudita, Turkmenistán y Estados Unidos. Hoy la mayoría de la electricidad generada en el país utiliza gas natural como materia prima, obligando al gobierno a buscar cada vez mayores volúmenes para compensar el aumento de la demanda seguido de la expansión económica y el crecimiento de la población.
 
La dependencia del gas natural para la inyección en los yacimientos de petróleo maduros agrava aún más la escasez en los suministros de gas natural. A pesar de sus grandes reservas de gas natural, los costos de capital y un alto contenido de azufre representan los principales obstáculos del desarrollo de este país. El contenido de azufre se encuentra en niveles tan altos que el gas producido es altamente tóxico y corrosivo, y requiere una tecnología sofisticada para la franja de azufre del gas crudo. Abu Dhabi Gas Industries Limited (Gasco), un consorcio entre Adnoc, Shell, Total y Partex, es responsable por la tramitación de las compañías asociadas y no asociadas a la producción de gas natural en tierra firme. A pesar de las dificultades relacionadas con la alta concentración de azufre, el gobierno está promoviendo el desarrollo de gas natural a fin de mitigar la cantidad necesaria para la importación y aumentar sus volúmenes de las exportaciones. Las exportaciones son en su totalidad en forma de gas natural licuado (GNL) y provienen de Adgas (proyecto en Das Island). Las importaciones se llevan a través de los conductos y los transportes de GNL, los dos principales están en Qatar.
 
El país también ha hecho importantes avances en nuevos sectores con altas tasas de crecimiento a mediano y largo plazo en las industrias basadas en el conocimiento. Tanto Dubai como Abu Dhabi tienen la infraestructura necesaria para impulsar con éxito un sector aeroespacial mediante el desarrollo de las capacidades en la fabricación y mantenimiento de equipos aeroespaciales civiles, militares y de sus partes, electrónica de defensa, y otros equipos relacionados. La Compañía para el Desarrollo Mubadala, organización de inversión estratégica del Gobierno de Abu Dhabi ha comenzado a operar la planta industrial aeroespacial construida a finales de 2010. Mubadala también progresa gracias a su empresa de participación conjunta con la Multinacional Americana GE, una operación en la que ha invertido 118 billones de dólares, y que proporcionará recursos financieros al comercio de la región.
 
En la promoción de productos farmacéutico, biotecnología, salud y sector de las ciencias, los Emiratos Árabes Unidos también han comenzado a desarrollar su capacidad en áreas clave como los derechos de propiedad intelectual (DPI), los acuerdos de comercio internacional, la inversión extranjera directa (IED), mecanismos de atracción, marketing de clase mundial y capacidades de distribución.
 
El sector de las telecomunicaciones es un negocio que requiere tecnología avanzada, rápido ritmo y alto manejo de capital para afrontar las constantes inversiones en nueva y mejores infraestructura, una tarea que sólo puede ser llevada a cabo por países con las posibilidades económicas que posee los Emiratos Árabes Unidos para impulsar su estrategia de diversificación en estos nuevos sectores. La posición geográfica del país en el Oriente Medio y su red de telecomunicaciones avanzadas también le permitirá competir de manera efectiva en este sector en alza.
 
Abu Dhabi está coordinando sus esfuerzos para invertir sus ganancias de hidrocarburos en extraer más energía de sus fuentes renovables. Para este fin, el Gobierno se ha fijado para el año 2020 el objetivo de satisfacer el 7% de sus necesidades energéticas con suministros procedentes de sus fuentes de energía renovable. Masdar, la empresa de energía del futuro de propiedad gubernamental, contribuirá a la consecución de dicho objetivo, tanto en términos de inversión empresarial como por su trabajo en la creación de suministros energéticos con escasas emisiones de carbono.
 
La ciudad de Masdar, la urbe exenta de emisiones de carbono que fue construida recientemente por el emirato, con un coste total de 55.000 millones de dírhams, está planeada para acoger un total de 40.000 residentes, además de a los 50.000 empleados que trabajarán en sus aproximadamente 1.500 empresas ecológicas. Además, Masdar está efectuando importantes inversiones en una tecnología que está creciendo a gran velocidad: la de los paneles de capa fina para instalaciones de energía solar. Para esto, se construirá en Abu Dhabi una planta capaz de fabricar cada año paneles suficientes que producirán 130 MW.
 
El sector turismo es un sector de gran crecimiento dentro de la economía de los Emiratos. Esta industria ha contribuido significativamente al PIB con una positiva tasa de crecimiento proyectada hasta este año 2015. Después del petróleo y comercio, construcción e inmobiliario, el turismo es considerado como el tercer sector de importancia en la economía de este país, lo que contribuye aproximadamente al 6% del PIB y corresponde a 23.000 millones de dólares, una contribución significativa considerando los momentos de crisis actual. Se espera un aumento en la contribución y recuperación de la crisis financiera del 10% al 11% entre 2010 y 2011. El éxito de estas empresas, aunado a factores como el precio relativamente bajo de las materias primas, el clima cálido que prevalece durante casi todo el año, islas artificiales como Burj al-Arab y Palm Islands, y la actitud favorable hacia Occidente, ha llevado a muchos a llamar a los Emiratos Árabes Unidos como el Singapur o el Hong Kong del Medio Oriente.
 
La crisis económica no afectó tanto a este sector debido a los subsidios gubernamentales desembolsados, logrando que las corporaciones más grandes del país y el crecimiento del turismo se mantuvieran en rangos positivos. Otro dato de interés es que en medio de la crisis económica se produjo la entrada en los EAU de una nueva aerolínea de bajo costo, Flydubai, la primera aerolínea de bajo costo en Dubai y la segunda del país, después de Air Arabia. Flydubai inició sus operaciones en junio de 2009, entrando en el mercado con precios altamente competitivos. La aerolínea reportó utilización del 100% en los primeros meses y una demanda muy fuerte. Asimismo, en medio de una crisis global para el mercado aéreo, Air Arabia ha seguido reportando un fuerte crecimiento en ingresos y ganancias.
 
Hoy día, Dubai genera los máximos ingresos para el sector turismo de los Emiratos Árabes Unidos. Los ingresos obtenidos del turismo son más altos de lo que genera del petróleo. Los turistas son atraídos por la vida nocturna, las playas, las compras y estadías de lujo disponibles. Además, Duba organiza cada año el Arabian Travel Market, la feria de la industria de viajes, universalmente reconocida como el evento líder en la industria de viajes para el Oriente Medio y la puerta de entrada a esta región. Sirviendo a toda la región, incluyendo todos los Estados del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), Arabian Travel Market es el principal foro regional de negocios para el turismo entrante, saliente y regional.
 
En medio de un año de crisis, y a pesar del considerable pesimismo que rodeó el turismo de este país, Abu Dhabi siguió adelante con nuevos desarrollos inmobiliarios, siendo Yas Island su proyecto de mayor importancia, y lista para ser su mayor atractivo en los próximos años, como también lo es el circuito de la Fórmula 1.
 
Si bien la recesión económica mundial ha tenido un impacto muy negativo en el Occidente, en el Medio Oriente la situación del turismo ha tenido un mayor rendimiento. El crecimiento siguió siendo positivo y la confianza de los consumidores, aunque en descenso, continúa siendo mayor que en el Occidente. Como tal, los habitantes de la región se mantuvieron más propensos a viajar, aunque éstos fuesen de distancias más cortas a destinos más baratos, lo que afectó a los destinos europeos. Vacaciones cortas en ciudades vecinas se hicieron populares y el tráfico interregional se mantuvo saludable.
 
Ahora bien, en su última Evaluación de Riesgo País, Coface califica a los Emiratos Árabes Unidos en A3, y se espera que la economía crezca un 5% en 2014. El clima de negocios en los EAU también ha sido evaluado en A3, tomando en cuenta un número de factores como son la disponibilidad de los balances de las compañías, la fiabilidad y la efectividad del sistema legal. Después de la contracción del cerca del 5% en 2009, la economía nacional se recuperó gradualmente para registrar un tasa de crecimiento sólida, con 5,2% en 2013.
 
Al respecto, Seltem Iyigun, economista de Coface para MENA (Medio Oriente y África del Norte), aseguró: “La economía de los EAU permanece sólida, apoyada tanto por el sector del petróleo y el gas como por el sector no petrolero. La política de diversificación del país constituye un importante pilar del desempeño de su economía, debido a que reduce su dependencia del petróleo y apoya a la economía real. El ambiente de negocios ha mejorado y las acciones tomadas para incrementar la transparencia dentro de la economía son cruciales para reducir los riesgos en el sector corporativo”.
 
Por su parte, Massimo Falcioni, Director de Coface para la Región de Oriente Medio, aseguró que “nuestro estudio confirma que la economía de la región se ha desarrollado significativamente en los tres últimos años, estableciéndose como un líder en el comercio internacional. El comercio no petrolífero alcanzó los 256.000 millones Dirhams durante el primer trimestre de 2014, lo que muestra que la dinámica continúa impulsada por el comercio no petrolífero en todos los sectores económicos, según los datos de la Autoridad Federal de Aduanas de los EAU. Los EAU constituyen una localización empresarial ideal y un refugio seguro en la Región de Oriente Medio”.
 
También a principios del 2014, Dubai consiguió refinanciar su deuda de próximo vencimiento (alrededor de 20.000 millones de dólares) con Abu Dhabi y el Banco Central de los EAU, bajo condiciones favorables. Sin embargo, la carga de la deuda de todo el sector público en Dubai sigue siendo muy alta, con importantes cantidades que vencen en los próximos años (casi 40.000 millones de dólares entre 2015 y 2017).
 
Algo muy revelador fue lo declarado por el ministro de Economía de los Emiratos Árabes Unidos, Sultan bin Saeed Al Mansouri, ante un nutrido grupo de periodistas a mediados del 2014: “El éxito de un país petrolero no es solo cuánto gana por exportación, sino el liderazgo que hace que esa ganancia se multiplique”, y reveló que los EAU han logrado “un alto crecimiento del Producto Interno Bruto en el sector económico, pues en los últimos 43 años se ha incrementado 260% y se espera un crecimiento de 419 billones de dólares este año”.
 
Asimismo, implantarse en los Emiratos comparte muchas ventajas entre las que vale destacar la excelente infraestructura aeronáutica que permite conectar con el mercado asiático y africano de manera directa, la regulación económica libre de impuestos, la regulación mercantil sin demasiadas trabas y el estilo de vida occidental y relajado, que permite una fácil integración en la sociedad.
 
También pueden citarse inconvenientes como la alta competitividad del mercado, copado por ingleses y australianos entre otros, el elevado precio de los alquileres tanto de viviendas como de locales, las famosas ‘fees’ o tasas, así como el precio de los colegios internacionales para aquellos que tengan hijos, por citar algunos.
Sin embargo, hay que apostar por calidad y originalidad a la hora de pensar en implantarse en los Emiratos Árabes Unidos y no pasar por alto que son un puente natural entre Asia y África, continentes en pleno desarrollo.
 
En relación con los diferentes tipos de licencia, vemos que figura la Licencia Comercial, para todo tipo de actividad comercial, la Licencia profesional para todo tipo de profesiones, servicios, artesanos y artistas, y la Licencia Industrial, para establecer una actividad industrial o de fabricación.
Las licencias son expedidas por el Departamento de Desarrollo Económico de Dubai, a excepción de algunas licencias especificas como las de los hoteles y otros negocios relacionados con el turismo que se expiden por el Departamento de Turismo y Promoción del Comercio; las de Bancos e Instituciones financieras que requieren la aprobación del Banco Central de Emiratos; las Aseguradoras del Ministerio de Economía y Comercio; las fábricas del Ministerio de Hacienda e Industria; y los productos farmacéuticos y médicos la otorga el Ministerio de Sanidad. Licencias aparte, hay procedimientos más complicados para instaurar negocios como los relacionados con la producción del petróleo o del gas y las industrias adyacentes.
 
En sentido general, todo negocio debe ser registrado en la Cámara de Comercio e Industria de Dubai, la famosa Dubai Chamber of Commerce.
Ante una pregunta usual, ¿quién ostenta la propiedad de los negocios en los EAU?, la respuesta es la siguiente: en relación con la zona donde implante su negocio, la propiedad será suya o en un 51% del emirati con el que debe asociarse para montar su empresa, salvo en los siguientes casos: Si la ley exige un 100% de la propiedad; Si se instala en una zona franca (free zone); Las empresas extranjeras que establezcan aquí y sus filiales u oficinas de representación; y ciertas empresas profesionales o artesanas donde se permite el 100% de propiedad extranjera.
 
Por último, una de las mayores fuentes de ingresos de las que se nutren los Emiratos Árabes Unidos son las zonas francas y el tipo de licencias comerciales brindadas a los negocios de propiedad extranjera. Cada zona franca se diseña alrededor de una o más industrias comerciales, pero solo ofrece licencias a compañías dentro de aquellas categorías.
 
Hoy día, operan más de 38 zonas francas en los EAU, las cuales relacionamos a continuación: Economic Zones World (EZW); Fujairah ciudad creativa; Fujairah Free Zone (FFZ); zona franca de Hamriyah; Higher Corporation para zonas económicas especializadas (HCSEZ)-ZonesCorp-; la ciudad industrial de Abu Dhabi; International Media Production Zone (IMPZ); zona franca de Jebel Ali (JAFZA); zona franca de JLT (JLTFZ); zona franca de la autoridad de la inversión de RAK (RAKIA FZ); Ras Al Khaimah FTZ; Ras Al Khaimah Media Free Zone (RAKMFZ); aeropuerto de Sharjah zona franca internacional (SAIF); Twofour54; zona franca de Virtuzone.
 
Asimismo figuran la zona franca de JLT Dubai; Abu Dhabi Airport Free Zone (ADAFZ); ADPC-puerto de Khalifa y zona industrial (KPIZ); Ahmed Bin Rashid Free Zone (ABRFZ); Ajman Free Zone (AFZ); Dubai ciudad académica; Dubai Airport Free Zone (DAFZ); Dubai Biotechnology & Research Park (DuBiotech); coche de Dubai y zona franca de la ciudad automotor (DUCAMZ); oro de Dubai y parque Diamond; ciudad de la asistencia médica de Dubai; Dubai Industrial City (DIC); Dubai ciudad académica internacional; Dubai International Financial Centre (DIFC); ciudad de Internet de Dubai; pueblo de conocimiento de Dubai; ciudad de la logística de Dubai; ciudad de medios de Dubai; Dubai centro de materias multi (DMCC); Dubai externalizan zona; Dubai Silicon Oasis (DSO); ciudad del estudio de Dubai; parque de Dubai Techno; tecnología de Dubai y zona franca de medios (TECOM).
 
A modo de reforzar la estrategia de crear zonas francas en los EAU, el 24 de junio de 2014, la Organización Mundial de Zonas Francas (WFZO) inauguró su sede en Dubai. La organización multinacional, con el mandato de proteger los intereses de las zonas económicas especiales de todo el mundo y estandarizar las prácticas dentro de la industria, es una organización internacional, independiente y sin fines de lucro registrada en Ginebra, Suiza.
 
La WFZO tendrá su sede en la Zona Franca del Aeropuerto de Dubai (DAFZA), y será administrada por una Junta Directiva con 14 miembros de todo el mundo. El Director General de la DAFZA, Mohammad Al Zarooni, presidirá la WFZO. Todos los países miembros de las Naciones Unidas podrán solicitar su afiliación a la WFZO y los individuos y entidades que trabajan en las zonas francas también podrán formar parte de la organización, pero sólo las zonas francas y las asociaciones de zonas francas gozarán de plenos derechos de membresía y voto.
 
Cómo hacer negocios en los EUA
La relación con el cliente en los Emiratos Árabes Unidos está fuertemente marcada por el habla. Por ello, la mejor manera de establecer un contacto es llamar directamente al representante a su teléfono móvil. Las secretarias carecen de la capacidad de fijar citas. Es inútil fijar citas con semanas de antelación, y se aconseja recordar la reunión con pocos días de antelación. En cualquier caso, siempre debiera haber una carta entregada a la secretaria. Es mejor fijar una reunión a través de un contacto en común. En efecto, la cultura oriental está fuertemente basada en el sistema de intercambio de servicios en una red de contactos. Por lo demás, todos los hombres de negocio importantes se reúnen semanalmente en un "majili", suerte de espacio al que se asiste sin cita previa. Este es un lugar ideal para sociabilizar y hacer contactos claves.
 
La fórmula de saludo es "essalamu 'aleikum", con que se desea literalmente la paz o el bienestar, y la respuesta es "wa aleikum salam". Empero, es poco común en la actualidad que los hombres de negocios de los Emiratos saluden a un extranjero de esta manera.
 
Una vez que se le invita a pasar, retire sus zapatos si el piso del cuarto está recubierto con tapiz o alfombra. Si hay varias personas en el lugar, siempre salude al mayor, y luego continúe en el sentido inverso a las manecillas del reloj. Las personas de los Emiratos acostumbran a guardar las manos apretadas por largo tiempo –no se sorprenda-, y espere a que el otro retire su mano primero. La precedencia es respetada siempre con las personas de edad. Por ejemplo, asegúrese de que una persona mayor atraviese la puerta primero, igualmente si caminan juntos, el invitado o la persona mayor debe ir a la derecha del resto del grupo como marca de respeto.
 
Recuerde que es considerado ofensivo sentarse con la planta de los pies o de los zapatos mirando hacia otros miembros del grupo.
Al instante de reunirse, entre hombres se saluda con abrazo y beso en la mejilla o nariz, o apretón de manos con la mano derecha. No debe haber aproximación con las mujeres, solo algún gesto a modo de cortesía. Si se invita a algo como infusiones, té o café conviene aceptarlo. Si se invita a casa de una persona a cenar la invitación es para los hombres. Las personas mayores tienen mucha importancia y debe ir a la derecha como muestra de respeto. No hay que dar palmadas en la espalda, aunque sí es cierto que hay mucho contacto físico ya que además los espacios se quedan pequeños.
 
Si la reunión es con una mujer, no dé la mano a menos que ella estire su mano primero. Es importante además evitar una atención prolongada. Si una mujer occidental tiene una reunión con un emiratí, no debe dar la mano directamente: debe esperar a que este dé la mano primero. Es importante presentar siempre la mano derecha.
Los emiratíes son bastante informales con respecto a los nombres de sus invitados occidentales. Por ello, es común que un occidental sea llamado por su nombre precedido de Mister o Madame. La vida privada y la profesional no están separadas claramente. Por esta razón, prefieren citas cara a cara. Asimismo, los regalos no son obligatorios, pero sí muy apreciados. Si se ofrece un regalo, será abierto únicamente en privado. Hay algunos regalos que no puede hacerse, como perfumes a base de alcohol, artículos en piel de cerdo, objetos que representen perros, cuchillos o joyería de oro. Si se ofrece un regalo a un occidental, rechazarlo es muy descortés. Se debe aceptar el regalo con la mano derecha.
 
Antes que todo, si le ofrecen de beber, siempre acepte. Un rechazo es visto como descortés. Además, se recomienda no cruzar las piernas mostrando los talones, lo que es percibido como ofensivo. El gesto con el pulgar hacia arriba también es considerado ofensivo. No hay que sentirse ofendido cuando un anfitrión contesta las llamadas telefónicas o deja entrar a más personas al lugar. Dicho aquello, es mejor tener reuniones, de ser posible, en el lobby de un gran hotel. Los habitantes de los Emiratos son muy buenos negociadores, y se debe prestar más atención a lo que dicen que a lo que firman. La toma de decisiones es lenta pero no servirá para nada presionar.
 
Es costumbre no comenzar una reunión hablando directamente de negocios, sino que un poco de sí mismo. La puntualidad no es el fuerte de las personas locales, pero no esperan menos de los occidentales. Es importante no estar apurado. De hecho, las negociaciones comerciales requieren paciencia y algunas reuniones pueden resultar infructuosas.
 
Código de etiqueta: No intente vestirse como la gente de los EAU, que es muy mal percibido. Se aconseja el traje con corbata para los hombres, y evitar las joyas vistosas. Las mujeres deben evitar la ropa demasiado descubierta.
 
Con respecto a la tarjeta de visita es mejor que la ofrezcan ellos antes y no hacerlo desde el principio. Las tarjetas de presentación son de uso corriente, pero no una obligación. Se recomienda tener una versión en árabe de la tarjeta, o sea, por un lado el texto en inglés y por el otro en árabe. También se puede imprimir ambas versiones en una cara de la tarjeta, o tener dos tarjetas diferentes (una en inglés y otra en árabe). La tarjeta siempre debe entregarse con la mano derecha. Se suele iniciar los negocios mediante un agente comercial o un socio local, ya que las referencias o contactos personales son claves.
 
Es muy importante tener en cuenta lo siguiente antes de las reuniones: las personas que negocian buscan entablar confianza por medio de una charla introductoria, hablando sobre salud y bienestar pero nunca sobre las mujeres de la familia. Puede ser que se encuentra a varias personas en la oficina hablando sobre varios temas. En los extranjeros se tiene en cuenta la puntualidad, aunque entre ellos no es importante.
 
Durante el mes de Ramadán (noveno mes del calendario musulmán, conocido internacionalmente por ser el mes en el que los musulmanes, por su fe y por sus creencias, practican el ayuno diario desde el alba hasta que se pone el sol).se debe evitar cualquier viaje o negocio ya que en esos momentos hay inactividad y cierran temprano los negocios. Es cortes desearles felices fiestas en Ramadán y celebrarles su ayuno durante esta época tan importante para ellos.
 
En las negociaciones, hay que iniciar la conversación y describir los asuntos a tratar de una forma concisa. No es necesario entrar en demasiados detalles. Hay que evitar comentarios sobre política y religión, aunque sí se puede alabar la arquitectura de las mezquitas. Tampoco hay que abusar de admirar algo de lo que tiene el anfitrión ya que éste tendría que ofrecer el objeto como regalo. De hecho, no hay que exagerar en los halagos ni se suele invitar a la casa. Los obsequios son una tradición, una buena opción es una colonia de aloe.
 
Los productos o servicios de la empresa deben estar adaptados a lo que permiten en su sociedad, incluso se debe hacer esto con el material promocional. Las normas técnicas, el stock y el servicio post venta son importantes, además del precio. Ahora bien, de ser posible, se recomienda aprender el idioma árabe o contar con un intérprete o agente local. En caso de no saber el idioma es bueno aprender algunas palabras.
 
Después del primer contacto cara a cara: se puede manejar la relación comercial vía teléfono-correo electrónico. Es pertinente volver a visitar sin que se tenga respuesta, enviar un saludo por correo electrónico o invitar a cualquier evento de tipo general que su empresa esté realizando. La mejor época para cerrar negocios es entre noviembre y mayo. Olvídese de hacer ningún tipo de negocio durante el verano (julio-agosto) o mientras dure el Ramadán según la fecha que caiga, pues cada año se mueve un mes hacia atrás.
 
En el caso de la negociación, no debe ser agresivo. Es mejor comenzar en una posición neutral y brindar seguridad, No olvide el “follow up”, es importante tener presencia constante, elegante y asertiva. Recuerde que se toman mucho tiempo en tomar una decisión. Tenga paciencia.
 
Asimismo, durante el periodo de negociaciones aprecian recibir imágenes, graficas y documentos cortos e ilustrados. No les gusta leer en demasía y menos textos muy extensos. Prefieren el diálogo y siguen practicando mucho el “history telling” (contarse historias): por tradición cultural, creen más en lo que se cuentan entre ellos, que en lo que leen. No responden correos muy rápido. Otros detalles a tener en cuanta son los siguientes: No hacen comentarios de sus planes, intenciones, viajes, inversiones o de sus grandes negocios hasta que son un hecho, tanto por seguridad como por tradición al “mal de ojo”.
 
Una vez que los negocios son una realidad, les gusta pavonearse con la gran noticia ante todos y dar la sorpresa para recibir felicitaciones. Compiten entre ellos mismos, para ver quien hace el mejor negocio, por eso la confidencialidad es un punto estratégico para tener en cuenta. No tome notas en el computador durante las reuniones, el contacto a los ojos es muy importante, si necesita tomar notas, deben ser disimuladamente y en papel.
 
Las empresas que constituyan una oficina local deberán contar con un ciudadano residente de los EAU o con una institución, que permita patrocinar el negocio. Su empresa deberá estar nacionalizada en los EAU por un 51%. Un nivel alto de participación de capital extranjero está reservado para las empresas que prestan servicios empresariales a distancia.
 
Finalmente, lo siguiente son datos que debe conocer todo hombre que desee invertir en los Emiratos Árabes Unidos. Ante todo, complete el proceso de aprobación previa mediante la presentación de una solicitud en nombre de su empresa al Departamento de Desarrollo Económico (DED, por sus siglas en inglés). El proceso de aprobación tarda más o menos 24 horas. Este proceso incluye los nombres de los socios que participarán en el negocio, los tipos de actividades relacionadas con la empresa, el nombre comercial de ésta y el capital. Al efecto, usted puede contactar con el Agregado Comercial de los EAU en cualquier Embajada de los Emiratos.
 
Ahora bien, en el caso de hacer negocios en Dubai, registre los datos del abogado de la empresa para obtener una aprobación preliminar de un notario tribunal en dicho emirato. Esto asegurará una aprobación temporal que luego podrá firmar en un tribunal de Dubai cuando su empresa llegue físicamente a esta ciudad. La tarifa puede ser equivalente a 10.000 AED.
 
Deposite el capital de su empresa en un banco, indicando claramente en el recibo que ha hecho un depósito a nombre de todos los socios de la empresa. Coloque una placa con su nombre y el de a empresa en su oficina, la cual deberá estar en inglés y en árabe.
Adquiera una licencia comercial y un certificado de registro mercantil. Al efecto, contrate a un auditor para que revise el lugar, quien le dará un certificado que deberá ser presentado ante un auditor de la DED.
 
Presente los documentos de la empresa en el Registro Mercantil. Estos documentos serán los siguientes: Formulario de solicitud; Memorando de asociación; Certificado de auditor; Carta de auditor (en la que se resume su voluntad de actuar como auditor para tu empresa); Certificación bancaria; Carta de aprobación para el nombre de la empresa emitida por el DED; Carta del comité DED para sociedades de responsabilidad limitada (la cual es la carta original de aprobación de la compañía). Solicite una licencia comercial con la DED. El costo por lo general puede equivaler a un valor entre 10.000 y 15.000 AED. Llena la solicitud de la licencia comercial y preséntala con los siguientes documentos: Formulario con el nombre de la empresa en árabe y en Inglés; Formato de arrendamiento de la oficina; Formulario de Aduana (control autorizado) emitido por el departamento de construcción de Dubai.
 
Es obligatorio registrar su empresa ante la Cámara de Comercio de Dubai, cuyo costo es de 1.200 AED. Del mismo modo, deber realizar el registro en la dirección general de pensiones y seguridad social, la cual es completamente gratuita. Por otro lado, en los EUA la actividad económica se regula de forma individual en cada Emirato, aunque en Dubai, las autoridades han intentado crear un ambiente propicio para ayudar a abrir negocios sin políticas muy restrictivas.
 
Requisitos generales para viajar a los EAU
Se deberá enviar copia escaneada a color de la página de los datos biográficos de su pasaporte. Formulario de solicitud, diligenciado completamente por cada solicitante. Diligenciar en letra imprenta, perfectamente clara y en inglés. Usted puede descargar el Formulario en nuestro sitio Web o si lo desea podrá ser enviado por correo electrónico. Fotografía a color en formato JPEG. El tamaño total del archivo con el formato, las copias escaneadas de pasaporte y la foto a color, no deberá exceder el tamaño de 4MB y el formato del archivo será JPEG. El contenido del archivo debe ser claro y con color nítido. Asimismo, Seguro Médico Internacional. (Obligatorio para el ingreso a los Emiratos Árabes Unidos). Estos documentos deberán ser enviados al menos tres semanas antes de la fecha de llegada a UAE.
 
En cuanto al coste por persona, el derecho de Visa es de 230 dólares USD. La duración del trámite es 15 días hábiles, pero solo se empieza cuando la documentación esté completa, y se reciba el pago total. Las visas son solo para una (1) entrada y 30 días de estadía. Al pasajero se le entregará la fotocopia de la visa, y se le darán las instrucciones para su manejo a la llegada al aeropuerto de la ciudad de Dubai. Esta será una visa electrónica. El pasajero deberá hacer sus reservas aéreas solamente cuando la visa sea concedida.
 
El gobierno de los UAE puede exigir otros documentos, garantías o informaciones suplementarias. Ahora bien, de acuerdo con las autoridades migratorias en los Emiratos Árabes Unidos, algunas nacionalidades requieren de visa previa a su ingreso al país.
 
A continuación encontrarán la lista de nacionalidades que NO requieren dicho visado así como las que la requieren pero puede ser tramitada al llegar al país (sin cargo): Bahrain, Kuwait, Omán, Arabia Saudita, Qatar, Emiratos Árabes Unidos.
 
Nacionalidades que pueden tramitar la visa al llegar a los EAU (sin cargo); Andorra, Australia, Austria, Bélgica, Brunei, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Islandia, República de Irlanda, Italia, Japón, Liechtenstein, Luxemburgo, República de Corea, Malasia, Mónaco, Holanda, Nueva Zelandia, Noruega, Portugal, San Marino, Singapur, España, Suiza, Suecia, Reino Unido, Estado Unidos, Ciudad del Vaticano. Los países que no se encuentren en los listados anteriores deberán obtener visa antes de ingresar a los EAU para lo cual tendrían que dirigirse a la representación legal correspondientes. Cabe señalar que esta lista puede variar ligeramente de vez en cuando y por lo tanto, es mejor consultar con su embajada local de los EAU o la línea aérea que está utilizando para viajar a los Emiratos Árabes Unidos.
En el caso de Hong Kong, solo pasajeros con pasaporte AZUL. (Los visitantes con pasaporte ROJO necesitan tramitar visa antes de ingresar a EAU). Es importante considerar que los pasajeros de las siguientes nacionalidades no podrán obtener el visado para los EAU: Israel.
 
En caso de que su visita sea de trabajo, el pasaporte tramitado es válido seis (6) meses antes del vencimiento. Debe presentar foto de 2x2, formulario completamente llenado, carta de trabajo o carta de invitación (puede obtenerla en www.grupocirok.com; Seguro de viajes (puede obtenerlo por 30 días desde 25 euros a través de www.seguroscirok.com; reserva del vuelo y del hotel, y Carta de banco, demostrando solvencia económica suficiente para poder viajar.
 
Sin embargo, el tipo de visa que usted requiere para la entrada en los Emiratos Árabes Unidos depende de varios factores tales como su nacionalidad, el propósito de su viaje y su duración prevista. Las Regulaciones cambian de vez en cuando y, al mismo tiempo que se hacen esfuerzos para mantenerlas al día, se le aconseja que consulte con su compañía aérea y la embajada o consulado de los EAU regionales acerca de la última información sobre los tipos de visados, los honorarios y las normas y reglamentos.
 
Si usted es un ciudadano nacional de un país del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) que no requieren una visa para visitar los Emiratos Árabes Unidos. Usted solo tendrá que presentar su pasaporte de los países del CCG a la llegada al punto de entrada a los Emiratos Árabes Unidos.
 
Las siguientes categorías de visitantes pueden recibir la visa de la visita en el aeropuerto, a la llegada: Los residentes AGCC que no sean nacionales del GCC, sino que tienen un nivel profesional alto, tales como gerentes de empresas, empresarios, auditores, contadores, médicos, ingenieros, farmacéuticos, o los empleados que trabajan en el sector público, sus familias, los conductores y el personal de personal patrocinado por ellos , son elegibles para una visa de no-renovables de 30 días a su llegada a los puertos de entrada autorizados.
 
Ahora bien, los Hoteles y Empresas Turísticas pueden aplicar, en su nombre, para una Visa de Turista (válida para 30 días), o una Visa de Servicio (válido para 14 días), o un visado de visita (válido por 30 días y que puede ser prorrogado por otros 30 días).
 
Otras organizaciones con sede en los Emiratos Árabes Unidos solo se pueden aplicar para la visita y Visas de servicio.
Las personas (familiares o amigos) ya residentes en los EUA, con sujeción a guías, también se aplican en su nombre un visado de visita. Si usted viene a trabajar en los Emiratos Árabes Unidos necesitará una visa que solo se puede obtener en su nombre por su empleador o patrocinador.
 
Emirato de Abu Dhabi
Es la capital del emirato homónimo, así como capital y segunda ciudad más poblada de los Emiratos Árabes Unidos. Abu Dhabi se encuentra en una isla en forma de T al sureste del golfo Pérsico. El Emirato en sí cubre un área de 67.340 Km.2 y tenía una población de casi un millón de habitantes en el 2014.
 
Abu Dhabi acoge importantes oficinas del gobierno federal y es la sede del Gobierno de los EÁU así como sede de la Familia Real emiratí. Ha crecido hasta convertirse en una metrópolis cosmopolita, y su rápido desarrollo y urbanización, junto con la relativamente elevada renta media de su población, ha impulsado una notable transformación en la última década del siglo XX y primera del XXI.
 
A comienzos del presente siglo la ciudad ya era el centro de la vida política del país, de las actividades industriales y de gran tradición cultural. Además, es el centro comercial debido a su posición como capital. Abu Dhabi genera por sí sola el 15% del PIB de los Emiratos Árabes Unidos. La capital emiratí es sede de importantes instituciones financieras como el Abu Dhabi Securities Exchange, el Banco Central de los Emiratos Árabes Unidos y la cabecera corporativa de muchas empresas nacionales y multinacionales. Como uno de los mayores productores mundiales de petróleo, Abu Dhabi ha tratado de diversificar su economía en los últimos años a través de inversiones en los servicios financieros y turismo, y en la actualidad es la tercera ciudad más cara en la región, y el número 26 del planeta.
 
Algunas zonas de Abu Dhabi estaban pobladas desde el III milenio a. C., con una forma de vida característica de la región y de la época, basada en la ganadería nómada y la pesca. El origen del Abu Dhabi actual se remonta a la ascensión de una importante confederación tribal, la Bani Yas, a finales del siglo XVIII, que se hizo con el control de Dubai. En el siglo XVIII, Dubai y Abu Dhabi emprendieron caminos separados.
 
Hoy día, el territorio posee el 9% de todas las reservas de petróleo del mundo (98,2 miles de millones de barriles) y casi el 5% del consumo mundial de gas natural (5,8 billones de metros cúbicos), lo que le brinda uno de los más altos PIB per capita en el mundo. Abu Dhabi es propietario de la mayoría de estos recursos (95% del petróleo y el 92% de gas).
 
Recientemente el gobierno ha promovido la diversificación de la economía, impulsada por las perspectivas en un aumento futuro de los precios del petróleo; sin embargo, los sectores no petroleros y gasíferos del PIB constituyen el 64% del PIB total de los EAU. Tal disposición se refleja con una nueva inversión sustancial en la industria, bienes raíces, turismo y comercio al por menor. Abu Dhabi es el mayor productor de petróleo de los Emiratos, que ha cosechado la mayor parte de los beneficios de esta tendencia. Ha realizado un programa de liberalización y diversificación para reducir la dependencia del emirato en el sector de hidrocarburos.
 
Esto es evidente en el énfasis en la diversificación industrial con la realización de una zona franca industrial conocida como la Ciudad Industrial de Abu Dhabi y la construcción de otra, ICAD II, en otro sector. También ha habido una campaña para promover el turismo y los sectores de bienes raíces con la Autoridad de Turismo del emirato, y la Compañía de Desarrollo de Inversiones estatal desarrolla varios proyectos de gran escala. Estos proyectos serán complementados con una mejora de las infraestructuras de transporte, con un nuevo puerto, la ampliación del aeropuerto y un proyecto de enlace ferroviario. En la actualidad, Abu Dhabi es el emirato más rico de los EAU en términos de Producto Interior Bruto (PIB) y el ingreso per cápita, que llegó a 63.000 dólares USD y muy por encima de la media de ingresos de los EAU, ocupando el tercer lugar en el mundo después de Luxemburgo y Noruega.
 
El gobierno de Abu Dhabi también planea muchos proyectos de futuro compartido con el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo Pérsico (CCG). El emirato desempeña un papel importante en la economía mundial, pues el fondo soberano de inversión de Abu Dhabi, la Abu Dhabi Investment Authority (ADIA), actualmente está estimado en 875.000 millones de dólares, el más rico de los fondos soberanos del mundo, en términos de valor total de los bienes.
 
En la ciudad existen planes para un servicio de metro y mejorar el existente de autobuses, para resolver los problemas circulatorios. Los nuevos proyectos en las islas que rodean a la capital pretenden incrementar la población de la ciudad en 800.000 personas. Estos son: Isla de Yas, Isla de Saadiyat (La isla de la Felicidad), Isla Al Lulu, Isla Reem, y Al Raha.
 
Recientemente se conoció que los Emiratos Árabes Unidos darán la bienvenida a una nueva zona franca financiera que operará en Abu Dhabi, luego de que el Mercado Financiero Mundial de Abu Dhabi (ADGM, por sus siglas en inglés), firmó un contrato de arrendamiento de 50 años para establecer su sede en la Plaza Sowwah en la isla de Al Maryah. El edificio del ADGM también albergará una Oficina de Regulación de Servicios Financieros, una Oficina de Registro y varios tribunales.
 
Con el objetivo de convertirse en un importante centro de servicios financieros, el ADGM se concentrará en la gestión de activos, la banca privada y la gestión patrimonial. El ADGM también otorgará varios beneficios a las empresas, incluyendo una exención de impuestos garantizada de 50 años; un subsidio del 100% a la propiedad extranjera; y normas más flexibles en relación con la repatriación de beneficios.
 
Emirato de Dubai
Dado su extraordinario empuje económico y, sobre todo, en su potencial para la inversión extranjera en las próximas décadas, el Emirato de Dubai también merece un capítulo aparte.
 
El entrante de agua salada del golfo Pérsico denominado Khawr Dubayy, atraviesa la ciudad capital en dirección noreste-suroeste. Su superficie es de 4.113 Km.². El nombre de Dubai puede provenir del árabe o del persa, y apareció por primera vez en la literatura en 1095, citada por el geógrafo Abu Abdullah al-Bakri, y luego por el comerciante italiano Gaspero Balbi en su visita al territorio en 1587.
 
La mayor parte de la población que reside en el emirato es extranjera, proveniente del resto del continente asiático. Como se mencionó antes, la economía tuvo un auge importante a partir del desarrollo de la industria petrolera en el país; empero, el petróleo no contribuye de manera importante en la generación de ingresos. Los sectores en los que se generan más ingresos son la construcción, el comercio, el entrepôt -también referido al comercio practicado en una zona franca- y los servicios financieros; el enfoque turístico es destacable, en especial aquel destinado a las compras.
 
En este último aspecto, hay que añadir que Dubai alberga varias construcciones emblemáticas como los hoteles de lujo Burj Al Arab y Burj Khalifa -el más alto del mundo, con 828 m de altura-, los puertos artificiales de Mina Rashid y Jebel Ali, y el conjunto habitacional de islas artificiales The World y The Palm Islands. La baja tasa de desempleo ha atraído a una gran cantidad de extranjeros a mudarse al emirato en búsqueda de mejores oportunidades laborales.
 
Su estratégica ubicación geográfica, aunado a sus políticas fiscales flexibles a la inversión extranjera, su prolongada estabilidad económica y los diversos proyectos de infraestructura han permitido su consolidación como un emirato cosmopolita de negocios. Para que se tenga una idea, en el 2008 su PIB era de poco más de 82.000 millones de USD, equivalente al 30% del nivel económico de la federación; a comienzos del 2014, el PIB arrojaba 375.000 millones de USD.
 
Si bien puede decirse que Dubai debe su prosperidad económica a la industria petrolera surgida en la década de 1970, en años más recientes esta ha contribuido en menor medida a la riqueza del emirato: desde los años 2000, representa entre el 2% y 6 % de su PIB. En 2010, diariamente eran producidos entre 50.000 y 70.000 barriles de petróleo en Dubai. Sus reservas son significativamente inferiores a las de Abu Dhabi, que por ejemplo en el 2013 producía 2,8 millones de barriles diarios. La independencia económica respecto a este sector se ve reflejada en la disminución gradual de los ingresos provenientes del petróleo: de contribuir a un 50% de la economía de Dubai en los años 1980, pasó a un 18% a mediados de los años 1990, y a menos del 5% a partir de la década de 2010. Aún así, algunos analistas consideran que el PIB de la federación aún depende de forma importante de dicha industria, en especial de la de su capital, Abu Dhabi.
 
En la actualidad, algunos de los principales países a los que Dubai exporta mercancía son India, Suiza y Arabia Saudita, mientras que Irán e Irak destacan entre aquellos a los que reexporta el emirato; sus principales proveedores son India, China, Estados Unidos e Inglaterra. En la primera mitad del 2013, sus ingresos provenientes del comercio internacional ascendieron a 679.000 millones AED -equivalente aproximadamente a 185.000 millones de USD. El comercio marítimo prevalece como una de las principales actividades económicas, y para impulsarlo el gobierno ha concretado obras de infraestructura como el puerto de Jebel Ali, uno de los puertos con mayor tráfico de mercancía al año en todo el mundo. El comercio de oro disfruta de un rol sobresaliente: en 2014 acaparó más del 30% del comercio de este metal a nivel mundial. En el emirato, existen más de 500 tiendas distribuidoras del metal dorado.
 
Otros sectores que resultan indispensables en la economía diversificada de Dubai son el turismo, las telecomunicaciones y las finanzas. Gran parte de las inversiones del gobierno en infraestructura han sido destinadas a hoteles así como establecimientos comerciales y recreativos, entre los que destacan por ejemplo Emirates Towers, el Burj Khalifa, The Palm Islands y Burj Al Arab -uno de los hoteles más caros del mundo.
 
A despecho de la crisis económica que asola el planeta desde el 2008, aproximadamente 5 millones de turistas visitaron el emirato el primer semestre de 2013, y un año antes hubo ingresos por 90.000 millones USD en este sector. En 2013 la aviación representó el 28% del PIB. Al respecto, es importante señalar que Dubai posee uno de los aeropuertos con mayor tráfico anual de pasajeros del mundo, el Aeropuerto Internacional de Dubai.
 
En el sector de las telecomunicaciones, Dubai Internet City y Dubai Media City, como parte de TECOM -Tecnología, Comercio Electrónico y Medios de Comunicación de Dubai-, operan instalaciones de varias empresas líderes a nivel mundial en medios tecnológicos como Hewlett-Packard, EMC Corporation, Oracle Corporation, Microsoft e IBM, así como algunos medios de comunicación, entre los cuales sobresalen CNN, BBC o Reuters.
 
El mercado financiero de Dubai –DFM- empezó a operar en marzo del año 2000, como un sistema de negociación de valores y de bonos, tanto locales como extranjeros. A partir del cuarto trimestre de 2006, su volumen de negocio se situó en unos 400 millones de acciones, con un valor de 95.000 millones USD y una capitalización de mercado de 87.000 millones USD. Además, tiene otra sede para la bolsa de valores dubaití con el indicador NASDAQ, y es el mercado más internacional de todos los países en la zona.
 
Por ello, permite que pequeñas y medianas empresas de los EAU puedan tener intercambios comerciales, y así conseguir un fácil acceso para los inversores regionales e internacionales. En 2004 la industria de servicios abarcaba la mayor parte del mercado financiero, aunque casi una década después su lugar fue ocupado por la construcción y los bienes raíces. Una encuesta publicada por City Mayors clasificó a la ciudad capital del emirato como la 32ª mejor localidad para las finanzas en 2011, mientras que, un año después otra encuesta realizada por la misma empresa indicó que Dubai era la 27ª mejor ciudad en términos de paridad de poder adquisitivo -PPA. Dubai es considerado también como un centro financiero internacional, y la empresa MasterCard lo colocó en el puesto 37 de los 50 Centros de Comercio Mundial más importantes, según el Índice de Centros de Comercio, la primera ciudad de Oriente Medio en clasificarse en tal informe.
 
En este emirato el organismo responsable de gestionar las actividades turísticas es el Departamento de Mercadotecnia Comercial y Turística del emirato (DTCM). El turismo es una parte importante de la estrategia del gobierno para mantener el flujo de dinero extranjero. El atractivo turístico de Dubai está basado en las compras, pero también existen muchos visitantes que viajan ahí para ver su arquitectura, tanto antigua como moderna.
 
En el 2010 era la séptima localidad más visitada del planeta, con 7,6 millones de turistas, y sus promotores confían que para el año 2015, atraiga a más de 15 millones de personas.
 
Durante los últimos años el principal flujo de turistas ha sido de origen inglés, francés, alemán, italiano y chino. Este es un rasgo distintivo al resto de los emiratos del país, ya que gran parte de los ingresos se deben a este campo.
 
Dubai también ha sido denominada como “la capital de las compras de Oriente Medio”. Solo la capital tiene más de setenta centros comerciales, entre los que se incluye el Dubai Mall, el mayor del planeta. Aunado a esto, muchas personas -como las de los países cercanos, las de Europa del Este, África y el subcontinente indio-, acuden a Dubai exclusivamente para comprar. Mientras que algunas tiendas y negocios tienen sus precios fijos e innegociables, en la mayoría los precios son “regateables”, ya que dicen que es “una amistosa forma de vida”. Finalmente, cabe destacar que hay una estricta aplicación de las leyes respecto a las drogas. Varias personas han sido detenidas e incluso condenadas a cuatro años de prisión debido a la presencia de restos de estupefacientes adheridas a las suelas de sus zapatos, a la ropa o a las pelusas de los bolsillos.
 
También, Dubai sobresale por sus zonas francas, establecidas con el propósito de fomentar la inversión y el comercio extranjero. En 1985 la inauguración de la zona franca Jebel Ali Free Zone (JAFZ) creó los puntos de referencia en cuanto a regulación e incentivos, y resultó tener tanto éxito que ha servido de modelo en multitud de ocasiones para Dubai y para el resto de emiratos. Lo que ofrecen las zonas francas de Dubai son distritos financieros convenientemente equipados con todos los servicios, prestaciones e infraestructuras de comunicaciones necesarios para establecer un negocio y atender las necesidades de los inversores.
 
La Zona Franca de Jebel Ali es una zona económica especial de Dubai, situada en un área del puerto de Jebel Ali y que se ha convertido en el principal centro de desarrollo del emirato, acogiendo a miles de empresas en ella y una intensa actividad industrial y comercial iniciada por las industrias del gas, del aluminio y del cemento, pero generalizadas hoy a todas las ramas de la economía. Esta zona franca se caracteriza porque los impuestos son muy bajos y los capitales pueden repatriarse sin restricciones; también hay libertad total para la contratación de personal extranjero.
 
La Zona Franca de Jebel Ali está dirigida por la JAFZA (Jebel Ali Free Zone Authority). Inicialmente estaba formada por 70.000 m ² de almacenes y 850.000 m ² de áreas cubiertas, aunque hoy ya ocupa más del triple de superficie. Vale destacar que en solo tres años, una gran zona desértica se ha convertido en un área dinámica de 100.000 m ². La JAFZA fue establecida por decreto del Emir, el Jeque Rashid II bin Saíd Al Maktum, en mayo de 1980. Desde entonces, de los 100.000 m ² iniciales se ha llegado a los 30.000.000 de m ² actuales. A partir de 1990, Jafza amplió sus instalaciones para acoger pequeñas unidades industriales.
Situado junto al puerto de Jebel Ali, el más grande del Medio Oriente y a 30 minutos por carretera del Aeropuerto Internacional Al Maktoum, la JAFZA está muy bien ubicada para permitir a sus socios comerciales el acceso más rápido posible a un mercado de más de 2.000 millones de personas en Asia Occidental y Meridional, la CEI y África.
Tradicionalmente, el 51% de todas las empresas debía ser propiedad de compañías de los EAU, pero los negocios registrados en las zonas francas pueden ser 100% propiedad extranjera. También están exentas de tasas e impuestos de aduanas, además de gravámenes aplicados en exportaciones e importaciones.
Otra de las ventajas comerciales reside en la ausencia de restricciones en contrataciones y patrocinios. Para muchas compañías, abrir una oficina en una de las numerosas zonas francas constituye una idea atractiva, sobre todo porque Dubai cuenta con una ubicación estratégica y ofrece un entorno de mercado libre, una infraestructura de vanguardia, estabilidad política, una economía en auge y una política libre de impuestos.
Actualmente existen 12 zonas francas en Dubai, a las que pronto se añadirán más: Autoridad de la Zona Franca del Aeropuerto de Dubai; Dubai Gold & Diamond Park; Dubai Internet City; Dubai Knowledge Village; Dubai Silicon Oasis; Dubai Healthcare City; Centro Financiero Internacional de Dubai (DIFC); Dubai Sports City; Dubai Palm Island Development; Customs and Free Zone Corp; Dubai Automobile Zone; Dubai Metal & Commodity Centre; Dubai Textile City; Dubai Flower Centre; Dubai Logistics City; y Dubai Aid City.
 
Sistema tributario en los EAU
En general no hay imposición sobre el beneficio de Sociedades ni sobre la renta, ni Impuesto sobre el Valor Añadido, si bien se viene hablando recurrentemente de establecerlo.
 
En la práctica sólo pagan impuestos: las sucursales de bancos extranjeros (20% s/beneficios), las empresas extranjeras que explotan recursos petrolíferos, gas y petroquímicos (50% s/beneficios) y las empresas de hoteles y courier.
 
El impuesto que se aplica a las sociedades que realizan actividades relacionadas con el petróleo y el gas, establecido de manera independiente según el emirato. En Abu Dhabi, ese impuesto se aplica de conformidad con el Decreto relativo al Impuesto sobre la Renta de Abu Dhabi de 1965. El impuesto se aplica a un tipo de entre el 55 y el 85 % según la producción. El Consejo Supremo del Petróleo otorga incentivos fiscales a las empresas que considera beneficiosas para Abu Dhabi, por ejemplo, promoviendo su desarrollo económico, la inversión, la transferencia de tecnología y la formación de nacionales de los EAU.
 
Aunque, como hemos dicho, ni los individuos ni las empresas que llevan a cabo negocios en EAU pagan imposición directa sobre beneficios, sí pueden pagar impuestos indirectos y honorarios tales como: cargos por servicios (10-15% sobre facturas hoteles y 30% sobre compras de alcohol en las tiendas de licores autorizadas); honorarios por emisión de licencias que deben pagarse como cantidad fija para obtener permiso que permite ejercer una actividad (en Dubai además hay que pagar anualmente un 5% sobre la renta pagada por la oficina donde se ejerce la actividad); honorarios de empleo y inmigración, al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales para la aprobación de los permisos y visados de trabajo del personal extranjero de la empresa; honorarios por casa, que obliga a los inquilinos extranjeros a pagar un 5% sobre la renta anual pagada por alquiler (se cobra a través de las cuentas del agua y electricidad de DEWA, mientras los dueños de propiedades inmobiliarias deben de pagar un 0,5% sobre el valor de sus propiedades cada año).
 
El sistema tributario emiratí se caracteriza por el fuerte peso de la tributación indirecta y su descentralización (cada emirato tiene sus propias competencias en materia fiscal) tanto en capacidad normativa como de recaudación. El sistema tributario emiratí está compuesto básicamente por las siguientes figuras: Tasas, que tienen un gran peso recaudatorio; Precios públicos para una amplia gama de servicios; Aranceles sobre los productos importados; Recargos sobre servicios; y Gravámenes sobre beneficios de determinadas actividades (finanzas, hostelería, gas, petróleo, agua y electricidad).
 
No hay un impuesto de sociedades federal, pero cada emirato cuenta con un impuesto sobre beneficios de empresas de determinados sectores de actividad (finanzas, hostelería, gas, petróleo, agua y electricidad). Los tipos de gravámenes aplicados varían dependiendo del emirato y el tipo de actividad, siendo el máximo un 50% para beneficios de empresas de hidrocarburos a un 10% para hoteles.
 
En las zonas francas las empresas gozan, además del control del 100% de su capital, con exenciones fiscales. Tampoco se gravan los dividendos que reparten las sociedades ni los rendimientos de depósitos, cuentas corrientes y activos financieros. En el caso de renta para personas físicas, no hay.
En la actualidad no hay impuestos sobre el consumo (IVA), sino recargos sobre servicios de hostelería y otros menores. Existen recargos que recaudan las municipalidades sobre facturas de hoteles y restaurantes. Los tipos aplicables van desde el 10% (Dubai) al 15% (Abu Dhabi). Igualmente se aplican recargos sobre los montos de los contratos de alquiler.
 
En las zonas francas es donde se ha ido concentrando la mayoría de la inversión extranjera en los Emiratos Árabes Unidos. En estas zonas, las empresas están exentas de tributación sobre sus beneficios. Fuera de las zonas francas, sólo las entidades de crédito extranjeras están sometidas a un gravamen del 20% sobre sus beneficios netos por el hecho de no ser nacionales.
 
Dependiendo del emirato y de la actividad económica que éste quiera fomentar (turismo, industria, transporte, etc.), los inversores extranjeros pueden obtener “vacaciones fiscales” por periodos que van de los 5 a los 10 años. A pesar de su escasa (o nula) imposición sobre la renta personal y de las empresas, EAU ha cerrado numeroso Convenios para Evitar Doble Imposición. Un Convenio de esta naturaleza con España está en vigor desde marzo de 2006.
 
Sistema financiero de los EAU
En los EAU hay tres mercados de valores: el Mercado Financiero de Dubai (DFM), la Bolsa de Valores de Abu Dhabi (ADX) y el NASDAQ de Dubai (anteriormente la Bolsa Financiera Internacional de Dubai (DIFX)). El NASDAQ de Dubai forma parte de la zona franca del Centro Financiero Internacional de Dubai (DIFC), en tanto que el DFM y la ADX son mercados de valores "territoriales". Además de esos mercados de acciones y bonos, los EAU tienen la Bolsa de Oro y Productos Básicos de Dubai (DCGX), que comercia en derivados financieros, y la Bolsa Mercantil de Dubai (NYMEX), que es la primera bolsa internacional de futuros de energía y productos básicos del Oriente Medio.
 
En el importante desarrollo registrado por el sistema financiero de los Emiratos ha destacado el papel de Dubai que se presenta como el principal centro financiero del país y que también pretende serlo de la región. En este sentido, el Dubai Internacional Financial Center (DIFC) ha desempeñado un papel primordial como centro financiero y zona franca para el establecimiento de empresas del sector financiero: servicios bancarios (banca de inversión, banca corporativa, banca privada); mercados de capitales (capital, instrumentos de deuda, derivados y trading de materias primas); gestión de activos y registro de fondos; seguros y reaseguros; servicios financieros islámicos.
 
Para mayor información usted puede consultar los siguientes sitios: Página oficial del Gobierno de Dubai: www.dubai.ae/en.portal; Página oficial del Departamento de Turismo y Comercio: www.dubaitourism.ae; Página Web de la Cámara de Comercio de Dubai: http://www.dubaichamber.com/; Página Web sobre visas y entrada al país: www.dubaifaqs.com/immigration-uae.php;
Por otro lado, las instituciones financieras pueden solicitar licencias en cualquiera de los sectores mencionados. Si bien las empresas instaladas en el DIFC pueden disfrutar de una serie de ventajas (notablemente 100% de propiedad extranjera y sin impuestos sobre beneficios), el DIFC no es un entorno offshore, sino un mercado de capitales onshore.
El DIFC tiene como objetivo crear un mercado de capitales regional, ofreciendo a los inversores y a las entidades emisoras de capital regulaciones y estándares de primer orden. Desde su creación en 2004, el DIFC ha atraído a empresas del más alto calibre procedentes de la región y de otras partes del mundo. A su vez, cuenta desde el 2005 con un mercado de valores de importancia internacional, el Dubai International Financial Exchange (DIFX).
En cuanto al sector bancario en los EAU, hay que señalar la amplia presencia de la banca extranjera, aunque muchos de ellos solamente están instalados mediante oficinas de representación. Cualquier banco extranjero que quiera establecerse en los EAU, necesitará obtener la licencia del Banco Central de EAU, salvo que decida hacerlo en el DIFC, ya que se trata de una zona franca.
Actualmente existen 28 bancos extranjeros plenamente operativos en los EAU, muchos de ellos de origen árabe y que se establecieron antes de que el Banco Central de EAU se fundase en 1980. Dada la desventaja con la que partían los nuevos bancos locales, el Gobierno decidió mediante el Banco Central controlar el acceso al mercado de los bancos extranjeros y limitar a ocho el número de sus sucursales, estuvieran o no establecidos antes de esta disposición.
Por lo que respecta al Banco Central de los EAU, sus funciones son las básicas de un banco emisor y supervisor de la banca comercial: Ejecución de la política monetaria; Emisión y puesta en circulación del dinero de curso legal; Inspección de las entidades de crédito; y Regulación del sistema financiero en los EAU. Si se exceptúan las operaciones que, con base en Dubai y para el área, realizan la Corporación Financiera Internacional (Banco Mundial) y el Banco Islámico de Desarrollo (en menor escala), no hay una gran actividad de organismos financieros internacionales.
Los mercados de valores (bolsa) en los EAU son relativamente nuevos. Tanto Dubai Financial Market (DFM) como Abu Dhabi Securities Exchange (ADX) fueron creados en el año 2000, mientras que NASDAQ Dubai fue fundado en 2005. En el año 2007, el Gobierno de Dubai creó la sociedad Borse Dubai en el DIFC para consolidar los dos mercados de valores de Dubai, DFM y Nasdaq Dubai. Pese al crecimiento que han tenido en los últimos años, tienen un volumen de negociación inferior al de mercados más tradicionales.
En cuanto a las compañías de seguros, están presentes todas las compañías internacionales más importantes, aunque el mercado de seguros está todavía poco desarrollado. Por lo tanto, el sistema financiero emiratí está integrado por: El Banco Central de los EAU, los Bancos comerciales tanto nacionales como extranjeros, sucursales de bancos extranjeros y la Banca Islámica.
Los mercados de valores están formados por Abu Dhabi Securities Exchange (ADX), Dubai Financial Market (DFM) y NASDAQ Dubai. Las compañías de seguros (convencionales e islámicas); las sociedades de inversión; los fondos soberanos; Dubai Internacional Financial Centre (DIFC); Sociedades de Financiación; la Bolsa de Oro y Productos Básicos de Dubai (DCGX); y la Bolsa Mercantil de Dubai (NYMEX).
La banca local de los Emiratos Árabes Unidos la conforman las siguientes entidades: National Bank of Abu Dhabi; Abu Dhabi Commercial Bank; ARBIFT; Union National Bank; National Bank of Dubai; Commercial Bank of Dubai; Dubai Islamic Bank of Dubai; Emirates Bank International, y Mashreq Bank.
Asimismo, aparecen Sharjah Islamic Bank; Invest Bank; National Bank of Ras Al Khaimah; Commercial Bank International; National Bank of UAQ; First Gulf Bank; Abu Dhabi Islamic Bank; Dubai Bank; y Noor Islamic Bank.
Por su parte, la principal banca extranjera está representada por: National Bank of Bahrain; Rafidain Bank; Arab Bank PLC; Banque Misr; Bank of Sharjah; United Arab Bank; Nilein Bank; National Bank of Oman; Credit Agricole (Corporate & Investment); Bank of Baroda; BNP Paribas; Janata Bank; HSBC Bank Middle East Limited y Arab African Bank.
También integran esta importante esfera en los EAU los siguientes bancos: Al Khaliji (France); Al Ahli Bank of Kuwait; Barclays Bank PLC; Habib Bank Ltd.; Habib Bank; A.G. Zurich; Standard Chartered Bank; CitiBank N.A.; Bank Saderat Iran; Bank Meli Iran; Blom Bank France; Lloyds TSB Bank PLC; The Royal Bank of Scotland; United Bank Ltd; Doha Bank; Samba Financial Group; y National Bank of Kuwait.
Si se exceptúan las operaciones que, con base en Dubai y para el área, realizan la Corporación Financiera Internacional (Banco Mundial) y el Banco Islámico de Desarrollo (en menor escala), no hay una gran actividad de organismos financieros internacionales.
En EAU existe una amplia libertad de movimiento de capitales y no existe control de cambios. Hay convertibilidad interna y externa de la divisa y se puede ser titular de cuentas en cualquier moneda importante. El Banco Central de EAU cuenta con disposiciones normativas sobre represión de blanqueo de capitales y se exige a las entidades de crédito informar cuando las operaciones aisladamente.
En cuanto a capacidad para ser titular de cuentas, sólo los nacionales emiratíes y los residentes pueden ser titulares de cuentas corrientes, en tanto que los no residentes sólo pueden ser titulares de cuentas de ahorro. Hay varias diferencias entre ambos productos; las más importantes consisten en que sólo se puede abrir póliza de crédito en cuenta corriente, así como proceder a libramientos de cheques.
Por lo que respecta a la entrada y salida de efectivo, es preceptivo efectuar una declaración cuando el monto de la operación supera los 40.000 dirhams, tanto en moneda nacional como en divisa cheques al portador.
 
En los EAU no existen mecanismos de control de cambios, y se disfruta de una libre circulación de capitales para transacciones corrientes. Si se exceptúan los procedimientos de control y prevención de blanqueo de capitales a los que están obligadas las entidades de crédito, no existen otros procedimientos de control de las transacciones exteriores.
 
En cuanto a la repatriación del capital, ésta se puede efectuar en todos los supuestos: Transferencias de saldos de cuentas de ahorro/corrientes y depósitos (incluidos intereses); Transferencias de importes procedentes de venta y liquidación de valores; Transferencias de importes procedentes de liquidación de activos de sociedades; Transferencias de rentas del trabajo o por actividades profesionales; y Pagos mediante libramientos de cheques.
 
Coste de vida en los EUA
Islas artificiales, hoteles “7 estrellas”, campeonatos de tenis y golf y los edificios más altos del mundo: eso y mucho más es lo que ofrece la bella Dubai, que hace menos de 35 años era un desierto por donde transitaban algunas tribus nómadas. Hoy en día, Dubai se ha convertido en una de las ciudades más caras del mundo y llena de glamour, ha llegado a tal nivel que se le puede comparar con Miami y Las Vegas.
El costo de vida, es muy alto, aunque en todos los Emiratos Árabes Unidos los extranjeros no pagan impuesto; sin embargo, mantienen sus precios de manera elevada. Uno de los ejemplos mas claros es el alquiler de una vivienda, que aunque depende la zona de residencia roza los 18.000 euros anuales, como por ejemplo en el barrio Dubai Marina; actualmente todo esto está cambiando, pues el Gobierno ha tomado medidas en los precios de los inmuebles.
A continuación le damos un listado de precios en la moneda local, el Dírham: 10 AED (dirham) =2.74 dólares USD, con lo cual podrá tener una idea de lo costoso que es vivir en Dubai. Alquilar una habitación en una zona media cuesta 6.000 dírham mensuales; comidas o menús en restaurantes, 45 dírham; cerveza de jarra, 26 dírham; taxi, desde el aeropuerto con una duración entre 15-20 minutos, 50 dírham; ir al cine en un fin de semana 30 dírham.
Como “gigantesco sitio de construcción” es el apodo que se le ha puesto a Dubai; una de las características de Dubai es su lujo, como por ejemplo comprar en una tienda de ropas situada en pleno desierto, o el Ski Dubai, estación interior para competencias mundiales de esquí, con 22.500 metros ² de área esquiable. Forma parte del Mall of the Emirates, devenido uno de los centros comerciales mayores del mundo. Un sistema extremadamente eficiente de aislamiento es la clave para mantener la temperatura de -1 grados Celsius durante el día y -6 durante la noche, momento en que se forma nueva nieve. Ski Dubai es propiedad de la compañía de grupos Majid Al Futtaim, líder regional en cuanto a centros comerciales y tiene cinco recorridos de diferente dificultad, siendo la más larga de 400 metros.
Dubai está programado para convertirse en uno de los centros de negocios más importantes del orbe a pesar de su elevado costo de vida.
En la actualidad, hay mercado para todos los productos debido a la inmensa internacionalización del país. Más de 101 nacionalidades residen en los EAU, fundamentalmente provenientes de la India, así como pakistaníes y de otros países árabes, asiáticos, rusos, europeos, norteamericanos y latinoamericanos. Los nativos devienen minoría.
Debido a la escasez de agua y la falta de tierras de cultivo, estos siete países tienen que importar casi el 90% de sus necesidades alimentarias. Este contexto hace que el crecimiento y las perspectivas del sector de la alimentación y bebidas sean considerados un tema muy importante para los países del CCG.
Tras la denominada “Primavera Árabe” en 2011, que tuvo un profundo efecto en toda la región, incluyendo los Emiratos Árabes Unidos, luego de registrar una gran afluencia de turistas de dentro y fuera de la región. A ello se unió la redirección de grandes capitales a los EAU, provenientes de los países árabes en conflicto. Los más poderosos empresarios de estos países se han trasladado a Dubai y Abu Dhabi para abrir sus compañías y continuar con sus operaciones, sobre la base de seguridad, modernidad, eficacia y conveniencia. Actualmente los EAU se consideran, política y comercialmente, muy estables en la región y un sitio por excelencia para el turismo medio-alta y el de “5 estrellas plus”.
Se vive con mucho lujo y comodidad. Hay proyectos arquitectónicos de gran escala, infraestructura de transporte muy avanzada, excelentes avenidas, buenos carros y excelente mantenimiento. El transporte público es eficiente y fluido, compuesto por buses, metro, taxis para diferentes “bolsillos” y taxis acuáticos. Se vive en contraste entre lo tradicional y lo moderno, conviviendo con el gran desarrollo y sus tradiciones.
Inmensa mezcla de grupos étnicos hace que los EUA se conviertan en una verdadera Torre de Babel. El lenguaje de comunicación más eficiente es a través del inglés, aunque por las calles se hablan más de 15 idiomas diferentes. De las nacionalidades que residen en los EAU, hay algunas que son representadas solamente por hombres. Por ejemplo, los grupos que trabajan en la construcción, jardinería, servicios eléctricos, telefónicos, seguridad. Aquí las diferentes nacionalidades conviven en armonía. Se usa mucho vivir en zonas de acuerdo con el grupo étnico, de esta manera se evitan las diferencias culturales y los posibles pleitos y conflictos que podrían crear problemas. Por ejemplo, los barrios Bur Dubai y Deira son habitados por inmigrantes que provienen del Oriente Medio. Se encuentran todos los productos, de todas partes del mundo, para todos los gustos y para todos los presupuestos. Desde los precios más baratos hasta los más elevados.
Datos de interés de los EAU
En 1820 el Reino Unido firma el primer tratado de paz con los jeques de las tribus del país, para poner fin a los actos de piratería que se venían sucediendo. Pero el tratado que supondría el comienzo del protectorado británico, sería el de la tregua marítima perpetua, en mayo de 1853 (por el que el Reino Unido se hacía cargo de la protección militar del territorio) y en marzo de 1892 (acuerdo exclusivo que garantizaba el monopolio sobre el comercio y la explotación de los recursos para los británicos). El nombre que recibieron los Emiratos durante este periodo, fue el de los Estados de la Tregua.
El 30 de marzo de 1968, los siete emiratos, junto con Catar y Baréin, organizaron la Federación de Emiratos del Golfo Pérsico, pero esta federación desaparece al independizarse Catar y Baréin. Los antiguos Estados de la Tregua fueron un protectorado del Reino Unido desde 1853 hasta el 2 de diciembre de 1971, fecha en que seis de ellos (Abu Dabi, Ajmán, Dubái, Fuyaira, Shardja y Um al-Caiwain) se independizaron formando una nueva federación llamada los Emiratos Árabes Unidos. Ras al-Jaima se mantuvo al margen hasta el 11 de febrero de 1972 cuando decidió unirse a los seis emiratos originales.
En la actualidad, los Emiratos Árabes Unidos son una federación de siete emiratos: Abu Dhabi, Dubai, Shardja, Ajmán, Ras al-Jaima, Umm al-Caiwain y Fuyaira, con un sistema jurídico basado en la constitución de 1971. A la vez, forman una federación de siete estados, que son regidos cada uno por su emir (título nobiliario de los jeques) con poderes específicos. Los Emiratos Árabes Unidos se entregan de lleno a la paz, seguridad y estabilidad en la región árabe, así como a la normalización de las relaciones entre todos los países y a una solución justa y duradera para el conflicto de Oriente Próximo. Creen que una paz justa y duradera para el conflicto de Oriente Próximo no se puede lograr mientras continúe la ocupación israelí de los territorios palestinos y otros territorios árabes; respaldan el fin de la ocupación israelí y el establecimiento de un estado Palestino independiente con Jerusalén Este como capital, dentro del contexto de un acuerdo basado en la Iniciativa de Paz Árabe.
Cada emirato cuenta con un puerto propio (dos para Dubai), y por medio de ellos se efectúa el tráfico de más del 60% de la mercancía. El país posee un sistema de oleoductos de 4.679 kilómetros en total, que conectan los siete emiratos para el transporte de diferentes tipos de combustibles, distribuidos así: 458 kilómetros para condensados, 2.352 kilómetros para gas natural, 220 kilómetros para gas líquido de petróleo, 212 kilómetros para productos refinados y 1.437 kilómetros para petróleo.
Los Emiratos Árabes Unidos cuentan con una infraestructura portuaria de seis puertos, dos situados en Dubai, Mina´Jebel Ali y Mina´ Rashid; Mina' Zayed en Abu Dhabi; Mina' Saqr en Ra's al Khaymah; Khawr Fakkan en Sharjah y Al Fujairah, aunque los más importantes son Jebel Ali, Puerto Rashid, Puerto de Mina Zayed. Estos puertos conectan directamente la carga con los principales aeropuertos del país, permitiendo su fácil acceso a los diferentes destinos de exportación.
Según el Logistics Performance Index (LPI) publicado por el Banco Mundial en el 2012, Emiratos Árabes Unidos ocupa el puesto 17 entre 150 países en el mundo en cuanto al desempeño logístico.
Los Emiratos Árabes Unidos disponen de una red de 42 aeropuertos, de los cuales 25 son pavimentados y 17 están sin pavimentar. Entre los más importantes se encuentran Abu Dhabi International Airport, Dubai International Airport, Fujairah International Airport, Ras Al Khaimah International Airport, Sharjah International Airport y Al Ain International Airport.
Por su parte, la terminal de carga de Dubai tiene una capacidad total de almacenamiento de mercancías de 7.420 toneladas, 35 puertos para importaciones, exportaciones y carga perecedera. Adicionalmente cuenta con secciones especiales para objetos de valor, animales, perecederos, explosivos y bienes peligrosos. La Terminal de carga de Fujairah ofrece la más alta tecnología en cuanto a Aduanas e inspección de documentos de importación y exportación; su capacidad de almacenamiento y movilización de carga puede ser hasta de 1.000 millón de toneladas anuales.
El Emirato de Dubai ganó la sede para la EXPO 2020, designación que resulta muy importante porque marca un nuevo reto en los planes de desarrollo y de inversión. En el primero de los casos aparece el aeropuerto Al Maktoum, el objetivo aeroportuario más grande del mundo, capaz de dar servicio a más de 100.000 pasajeros mensuales. Tendrá la capacidad para manejar 12 millones de toneladas anuales de carga y 160 millones de pasajeros. El aeropuerto estará integrado al puerto Jabel Alí, con lo cual se logra una combinación entre los sistemas aéreos y marítimos, para facilitar el transporte internacional de bienes.
Entre las principales obras concluidas en Dubai aparecen el Monorriel de Palma Jumeirah, una línea de de 5,45 kilómetros que conecta la isla artificial del mismo nombre con el continente, existiendo un proyecto para una nueva extensión que lo conecte a la línea roja del Metro de Dubai. La línea se inauguró el 30 de abril de 2009, y devino primer ferrocarril en la historia de toda la región oriental de Arabia, y el primer monorraíl en el Oriente Medio.
Por su parte, el Metro de Dubai será una red de metro sin conductor completamente automatizada, sistema que está en construcción en dicho emirato. La red tendrá dos líneas, cuyo funcionamiento será subterráneo en el centro de la ciudad, y también pasará por viaductos elevados en otras partes (y en pistas dobles). La terminación de la primera sección del sistema concluyó el 9 de septiembre de 2009.
S
O
P
O
R
T
E