¿Por qué invertir en Islandia?

islandiaaaDesde que Islandia efectuó el último examen de sus políticas comerciales en el año 2000 no se han producido cambios importantes en el marco jurídico general, y por lo tanto invertir en Islandia hoy es ventajoso, al extremo que en el 2011 –las cifras más recientes-, la inversión extranjera directa (IED) ascendió a 9.200 millones de dólares.

Con una fuerza laboral de 175.700 personas, en el año citado el Producto Interno Bruto de Islandia ascendió a 12.033 millones de dólares, y debido al pequeño tamaño de esta isla se considera que la participación en el comercio internacional es un elemento indispensable de la política económica y uno de los factores que explican el éxito económico del país.

 
Islandia lleva a cabo la política comercial en el marco de su participación en el Espacio Económico Europeo (EEE); ha incorporado además a la legislación nacional la mayor parte de la legislación del mercado único de la Unión Europea y, como resultado, las medidas económicas adoptadas han atraído cada vez más a la IED, al tiempo que ha aumentado la disparidad entre el trato concedido a los asociados del EEE y los no pertenecientes a este en diversos sectores económicos.

Entre los ganchos para invertir en Islandia hoy figura que, como miembro del EEE, Islandia otorga ampliamente acceso sin restricciones a las mercancías, trabajadores, servicios y capital procedentes de otros miembros. En el contexto de su participación en la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC), ha establecido un amplio y cada vez más extenso sistema de acuerdos de libre comercio, que es un reflejo del sistema de la UE. Con la salvedad del EEE y la AELC, los acuerdos de libre comercio abarcan un volumen muy limitado del comercio de Islandia; por consiguiente, subsiste la cuestión de si los beneficios globales de esos acuerdos compensan la complejidad que añaden al régimen de comercio, y la carga que imponen a la reducida administración de Islandia.

Teniendo especialmente en cuenta el reducido tamaño de su administración pública, Islandia ha participado de forma muy activa en el sistema multilateral de comercio y ha presentado varias propuestas en el contexto del Programa de Doha para el Desarrollo. Por otro lado, Islandia mantiene restricciones a la IED en sectores específicos tales como la pesca, la energía y la explotación de líneas aéreas, mientras que otras restricciones a invertir en Islandia actualmente solo se aplican a nacionales y empresas de países no pertenecientes al EEE ni a la OCDE.

Islandia contrajo compromisos plenos de acceso a los mercados y trato nacional en relación con las IED en una serie de actividades de servicios, incluidos los de telecomunicaciones, de construcción y de ingeniería conexos, así como los servicios de distribución. En este contexto, Islandia ha concertado tratados bilaterales sobre inversiones con China, Eslovaquia, Letonia, el Líbano, Lituania y Vietnam.

Desde el 2010, invertir en Islandia deviene garantía por su economía comenzó a crecer, marcando 2,9% en el 2011. Pero sobre todo, porque la inversión extranjera directa está regresando al país, y algo muy especial: porque ha logrado mantener el estado del Bienestar del que se sienten tan orgullosos los nórdicos.
S
O
P
O
R
T
E