Oportunidades para invertir en Guinea Ecuatorial

guinea ecuatorialEl Plan de desarrollo económico y social 2020 es el marco establecido por el Gobierno de Guinea Ecuatorial con el objetivo de diversificar la economía y hacer atractivas para la inversión extranjera directa (IED) actividades como el sector eléctrico, la industria ligera, el turismo, la banca, los servicios a empresas y el sector primario.

Las oportunidades de invertir en Guinea Ecuatorial hoy se centran, fundamentalmente, en el sector de la construcción, que se encuentra en pleno desarrollo. A esta actividad afectan grandes proyectos gubernamentales como la creación de la ciudad de Oyala y la construcción de Malabo II o Malabo III. El Estado, a su vez, desea desarrollar una amplia red de infraestructuras como carreteras, puertos, aeropuertos e incentiva, además, la construcción de viviendas, tanto de protección oficial como de promoción privada.  

 
La mayor parte de los 11.000 millones de dólares de la IED invertidos en Guinea Ecuatorial desde mediados de los 90, proviene de compañías estadounidenses. El descubrimiento de grandes depósitos de petróleo y de gas en esos años ha transformado el país en la economía con más rápido crecimiento de África y uno de los principales destinos de la inversión estadounidense en el continente.

Guinea Ecuatorial está articulando su industria extractiva de petróleo a través de dos grandes grupos de proyectos. Por un lado, la extracción de crudo proveniente de los campos Zafiro, Ceiba y Alba. Por otro, el aprovechamiento de los gases derivados, principalmente del campo Alba, para la obtención de tres productos finales destinados a la exportación: LNG (gas licuado), metano y LPG (butano y propano).

Invertir en Guinea Ecuatorial es atractivo pues alberga el 4,1% de las reservas mundiales de petróleo. Desde que comenzara la explotación de sus recursos de petróleo en 1992, el país ha dado un giro de 360º en su economía, convirtiéndose en la actualidad en el tercer productor de petróleo de África Subsahariana, después de Nigeria y Angola, primer proveedor de gas a los estados de la CEMAC. En los últimos años ha abierto sus puertas a la inversión extranjera directa y son numerosas las empresas que en la actualidad operan en Guinea Ecuatorial.
Invertir en Guinea Ecuatorial tiene el valor añadido de contar con una balanza comercial positiva, ya que sus exportaciones, centradas en los hidrocarburos, multiplican por 4 a sus importaciones, que están mucho más diversificadas. Al pertenecer a la CEMAC, el comercio intrarregional está exento del pago de aranceles. Por otra parte, la inversión extranjera directa realiza importantes obras en sectores tales como la construcción y el sector eléctrico.

Además, el torrente de inversiones planea seguir a un ritmo acelerado al menos hasta el 2020, año en el que Guinea Ecuatorial habría dado por finalizado su objetivo: un país de economía diversificada y no basada únicamente en el petróleo.

Sin embargo, la IED en Guinea Ecuatorial se dificulta más que en la media de África subsahariana, debido a los numerosos trámites a cumplir y a la falta de una ventanilla única. Es obligatorio contar con un socio local, cuya participación alcance al menos el 35% de capital social. Los principales impuestos se recogen en el Código General de Impuestos de Guinea Ecuatorial. Los gravámenes son similares a los de la región; así el impuesto de sociedades es del 35%, el porcentaje del IRPF varía entre el 10 y el 35% y el tipo general del IVA es del 15%.

El aprovechamiento de las magníficas características geográficas y climatológicas que posee el país para el turismo y la inversión en energías renovables; el sector servicios; la apertura de nuevos restaurantes, cines, comercios, entidades financieras; la creación de empresas de logística, auditorías, ingenierías, consultorías, empresas de seguridad, centros de formación, clínicas privadas, hoteles, etc. son algunos de los sectores más favorables para la inversión.
S
O
P
O
R
T
E