Invertir en Gabón, entrada a un punto estratégico de África

gabonLa posición de Gabón (costa atlántica, en la frontera de los países de África Central) le permite convertirse en una plataforma verdaderamente internacional, un punto estratégico para el acceso a esa región, por lo que invertir en Gabón ahora es una opción muy ventajosa.

 
Cuatro años atrás, el crecimiento del sector no relacionado con el petróleo fue robusto, estimulado por el alza de los precios de las materias primas. Luego se ralentizó debido a los efectos de la crisis global en los tres sectores principales de la economía de Gabón: la madera, el manganeso y el petróleo. La reducción de petróleo se debió principalmente al bajo rendimiento de los campos petrolíferos, de los que Gabón tiene cerca de dos docenas de compañías petroleras, incluyendo 9 de Norteamérica, 5 de Europa, 2 de Australia, 2 de Sudáfrica, y otra de China, siendo las mayores productoras de petróleo Shell Gabón (3,5 millones de toneladas) y Total Fina Elf (5 millones de toneladas), casi el 70% de la producción.

Con el fin de incentivar la inversión extranjera directa (IED) dirigida a la explotación de sus recursos naturales, ha puesto en marcha un marco jurídico y fiscal propicio para invertir en Gabón, como la creación en el 2002 de la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (APIP), que ofrece información y asesoramiento a la IED, además de facilitar los procedimientos administrativos relacionados con la creación de empresas.

Asimismo desde 2005 y como gancho para invertir en Gabón se creó la Zona Franca de Mandji (Port-Gentil), con reducciones fiscales atractivas, como por ejemplo una exención de impuestos durante 10 años, factor que ha atraído a la inversión extranjera directa, como también las facilidades relacionadas con la pesca, la silvicultura, la formación y la construcción de infraestructuras en los sectores eléctrico, de potabilización de agua, tratamiento de residuos, saneamiento y producción de petróleo.
Como país miembro de la CEMAC, el comercio interregional está exento del pago aranceles y está establecida una tasa exterior común, para la importación de mercancías de terceros países.

El flujo de inversión extranjera directa se multiplicó por 5 dos años atrás, al alcanzar los 170 millones de dólares, donde Francia ha sido tradicionalmente el principal inversor en Gabón. Sin embargo, la presencia de la IED de otros países es cada vez más destacada, sobre todo de Estados Unidos y de China a través de empresas que quieren invertir en Gabón en petróleo, minería y madera. No obstante, todavía el proceso para implantarse en el país es más lento que la media en África subsahariana. Gabón ocupa el puesto 28 de la región en facilidad de hacer negocio, según el Doing Business del Banco Mundial, aunque para crear una empresa allí no es obligatorio contar con un socio local.

Invertir en Gabón hoy está respaldado por su membresía en los siguientes organismos: Naciones Unidas, Banco Mundial, FMI, Organización Mundial del Comercio, Banco Africano de Desarrollo, Organización de la Conferencia Islámica, Banco Islámico de Desarrollo, la Comisión Económica para África, la Organización Internacional de la Francofonía, la Unión Africana, NEPAD, a la vez de ser beneficiario de la Ley de Crecimiento y Oportunidad en África.
S
O
P
O
R
T
E