Cómo invertir en Dubái, un emirato que no depende del petróleo

Invertir en Dubái un emirato que no depende del petróleo 2Invertir en Dubái es una de las opciones más buscadas del momento. Este Emirato se ha convertido en un centro comercial internacional, con una amplia gama de oportunidades para diferentes actividades y operaciones.
 
El gobierno de Dubái plantea mantener un crecimiento económico real a un ritmo de 11% de dólares anuales para alcanzar un PIB de 108 mil millones de dólares estadounidenses en 2015, e incrementar el PIB real per cápita a 44.000 dólares, centrándose en el turismo, el transporte, el comercio, la construcción y los servicios financieros.
 
 
La prosperidad de los Emiratos Árabes Unidos se basa en gran parte de las reservas de petróleo del país y de las reservas de gas, la mayoría de los cuales se encuentran en el emirato más grande y que es la capital, Abu Dabi. Los Emiratos Árabes Unidos tienen cerca de diez por ciento de las reservas mundiales de petróleo y cinco por ciento de las reservas de gas.
 
En este contexto, Dubái se diferencia de los otros Emiratos, porque se ha especializado como el principal centro comercial y de negocios del Golfo Pérsico, que cuenta con Jebel Ali, el tercer puerto con más tráfico de reexportación en el mundo.
Existen múltiples factores que impulsan a invertir en Dubái, entre ellos resalta la existencia de una economía liberal completamente integrada en la global. La economía de Dubái se apoya en una fuerza de trabajo llegada a esa metrópoli desde diferentes partes del mundo.  Allí conviven más de 200 nacionalidades y culturas. La actual economía de Dubái se basa en gran medida en el comercio. El gobierno ha buscado la diversificación hacia una economía basada más en el conocimiento y en el servicio, para asegurar así la posición de Dubái como un importante centro turístico, financiero y de negocios, así como agente de bienes inmuebles.
 
Además, la ciudad se encuentra estratégicamente ubicada entre Europa, Asia y África y atrae aproximadamente 5 millones de turistas al año. Dubái está considerada una de las ciudades más seguras del mundo, con una tasa de criminalidad baja y un equitativo sistema judicial. La tolerancia hacia el alcohol y las drogas es cero, aunque el consumo de alcohol está permitido en hoteles y en domicilios privados, siempre que se disponga de una licencia. La edad límite son los 21 años. La religión oficial es la islámica. Los no musulmanes no tienen permitido entrar en las mezquitas, salvo la situada en Jumeirah Beach Road, que se puede visitar. En Dubái existen sitios de oración no islámicos en la zona de Oud Metha y Jebel Ali. Pese a la tolerancia religiosa, se aplica la Sharia o Ley Musulmana, con lo que es imprescindible mostrar un respeto riguroso por sus costumbres.
 
Anualmente llega a Dubái un promedio de 362 000 vuelos y cerca de 51 millones de personas pasan por sus aeropuertos cada año. El Aeropuerto Internacional de Dubái continúa ampliándose para cubrir el aumento de estas cifras y Emirates Airlines es actualmente la tercera aerolínea más grande del mundo. Gran parte de los pasajeros de los vuelos entre Sudamérica y Dubái es latinoamericana, por encima de los asiáticos. La mayoría de los viajeros que va de Latinoamérica a Dubái son empresarios, tanto de grandes corporaciones como emprendedores, pero también hay turistas y emigrantes que visitan a sus familias. La inmensa mayoría de los pasajeros que va de Dubái a Latinoamérica son hombres de negocios de Oriente Medio y Asia Pacífico, incluidos emiratíes, libaneses, chinos, surcoreanos y japoneses.
 
Existe una gama de sistemas de servicios electrónicos optimizados para cubrir las necesidades de las empresas, a través de los modernos servicios en línea del Gobierno de Dubái, así como una amplia red de carreteras y metro, mantenida por el Departamento de Carreteras y Transporte.
 
Dubái es uno de los principales centros financieros del planeta. Más de 340 bancos comerciales internacionales operan allí, con la supervisión de la dirección del Banco Central de los Emiratos Árabes Unidos. Dubái ha establecido un avanzado sistema educativo, adecuado para toda la gama de culturas y lenguas, incluyendo una gran variedad de escuelas públicas y privadas que ofrecen sus servicios, tanto a ciudadanos locales como foráneos. A esto se añade un prestigioso sistema de salud  y una enorme variedad de opciones de entretenimiento.
 
Dubái forma parte, desde 1971, de la Federación de los Emiratos Árabes Unidos, junto a Abu Dabi, Sharjah, Ajman, Umm al-Qaiwain, Fujeirah y  Ra's al-Khaimah. Esta Federación es un próspero estado soberano, con una extensión de 83 600 kilómetros cuadrados y una población muy pequeña.
 
Abu Dabi y Dubái son los emiratos más importantes y de mayor tamaño de la federación. Abu Dabi tiene la sede del gobierno federal y es el principal centro de la industria petrolera; mientras Dubái es el principal núcleo comercial, con actividades que se extienden por todo el mundo.
 
Desde finales del siglo XX, Dubái logró posicionarse como un paraíso del ocio. Allí se celebran torneos internacionales de tenis, regatas y carreras de caballos, espectáculos aéreos y rallies por el desierto.
 
Visados          
Los nacionales de los países del oeste de Europa, los Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Corea del Sur, pueden disfrutar de una visa de treinta días desde su llegada a Dubái.
 
Si usted no entrara dentro de ninguna de esas categorías necesita, además de la visa, un sponsor, es decir, una persona o empresa que le invite.Sponsors pueden ser: Hoteles o Agencias de viaje, que tramitan ellos mismos la Visa de turista (válida por 30 días); la Service Visa (válida por 14 días); o la Visit Visa (válida por 30 días y que puede ser extendida por otros 30)Individuos (familiares o amigos) que residan en los Emiratos Árabes Unidos pueden solicitar una Visit Visa.


Visado de residencia
Para obtener el Visado de Residencia, debe tener un sponsor.El sponsor es la propia empresa y para la obtención del Visado de Residencia de la Familia, el sponsor será el cónyuge/s que trabaje. Los papeles esenciales para realizar el visado de residencia son los certificados literales de nacimiento de los hijos y el certificado literal de matrimonio.
 
En qué invertir en Dubái
Al invertir en Dubái, las empresas extranjeras reciben amplias opciones de operaciones comerciales, entre ellas:
- Comercio directo: efectúan la venta de forma directa entre distribuidores y comerciantes.
- Arreglos de una agencia comercial: se designa una persona del país o compañía de los Emiratos Árabes Unidos, y los acuerdos se registran en el Ministerio de Economía y Comercio.
- Se permite una sucursal o una oficina representativa con propiedad extranjera del 100%; el agente local (patrocinador) debe ser elegido y es necesario un permiso del Departamento de Desarrollo Económico.
- En Sociedades de responsabilidad limitada la propiedad extranjera se restringe al 49%; se requiere un permiso del Departamento de Desarrollo Económico.
Cuando un empresario foráneo decide invertir en Dubái obtiene varios incentivos, por ejemplo,
- Incentivos especiales para la invertir en Dubái en zonas francas. Estas zonas se establecieron para fomentar los proyectos de inversión y el comercio extranjero. Lo que ofrecen las zonas francas de Dubái son distritos financieros convenientemente equipados con todos los servicios, prestaciones e infraestructuras de comunicaciones necesarios para establecer un negocio y atender las necesidades de los inversores.
 
Tradicionalmente, el 51% de todas las empresas debía ser propiedad de compañías de los EAU, pero los negocios registrados en las zonas francas pueden ser 100% propiedad extranjera. También están exentas de tasas e impuestos de aduanas, además de gravámenes aplicados en exportaciones e importaciones. Otra de las ventajas comerciales reside en la ausencia de restricciones en contrataciones y patrocinios. Para muchas compañías, abrir una oficina en una de las numerosas zonas francas constituye una idea atractiva, sobre todo porque Dubái cuenta con una ubicación estratégica y ofrece un entorno de mercado libre, una infraestructura de vanguardia, estabilidad política, una economía en auge y una política libre de impuestos. Actualmente existen 12 zonas francas en Dubái.
 
Las Zonas Francas de Jebel Ali y del aeropuerto de Dubái proveen todas las ventajas disponibles en otras partes del emirato, así como el 100% propiedad y control extranjero, garantía de 15 años renovable para no imponer cargas fiscales, ningún derecho de aduanas, instalaciones eficientes de transporte y de distribución y apoyo total administrativo y de reclutamiento.
 
Además las empresas extranjeras que opten por invertir en Dubái están exentas de pago de los impuestos corporativos e impuestos sobre la renta. Asimismo no tendrán restricción a las divisas extranjeras, ni barreras comerciales. También contarán con derechos de importación competitivos (el 4% con muchas exenciones), al igual que para los costes laborales, energéticos e inmobiliarios.
 
Razones para invertir en Dubái
Los puntos fuertes del país son:
 - La ausencia de impuestos directos a las empresas (exceptuando las petroleras, bancos y compañías de seguros) y a los particulares;
  - La ausencia de control de los cambios y de cualquier otra restricción relativa a la repatriación de beneficios;
 - Un sector bancario sólido y rentable y unas regulaciones favorables para las inversiones extranjeras;
 - La posición geográfica de este país hace una plataforma potencial de proyección en el Golfo, Irán, Asia y el Oriente Medio;
 - Dubái tiene una mano de obra extranjera a bajo costo, muy buenas infraestructuras de transporte y de industria manufacturera (financiadas por los ingresos petroleros) y un acceso a la energía a bajo costo.
 
Debilidades:
- Existen frenos jurídicos a la inversión extranjera. La prohibición (fuera de las zonas francas) para los inversores extranjeros de poseer más del 49% del capital de una empresa local constituye un obstáculo importante. Además, la obligación de recurrir a un agente de servicio local para las sucursales y oficinas de representación de las empresas extranjeras supone una limitación.
- El gobierno ha anunciado un cierto número de medidas, como la supresión del requisito que exigía que el 51% del capital de una empresa local estuviera en manos de un ciudadano nacional, o la reapertura de los sectores bancarios y de seguros a los inversores extranjeros.
 
Licencias comerciales en Dubái
Existen en Dubái diferentes tipos de licencia:
- La licencia comercial, para todo tipo de actividad comercial
- La Licencia profesional para todo tipo de profesiones, servicios, artesanos y artistas
- La Licencia Industrial, para establecer una actividad industrial o de fabricación
Las licencias son expedidas por el Departamento de Desarrollo Económico de Dubái, a excepción de algunas licencias específicas como las de los hoteles y otros negocios relacionados con el turismo que se expiden por el Departamento de Turismo y Promoción del Comercio;  las de Bancos e Instituciones financieras que requieren la aprobación del Banco Central de Emiratos; las Aseguradoras del Ministerio de Economía y Comercio; las fábricas del Ministerio de Hacienda e Industria; y los productos farmacéuticos y médicos la otorga el Ministerio de Sanidad. Hay procedimientos más complicados para instaurar negocios como los relacionados con la producción del petróleo o del gas y las industrias adyacentes. Todo negocio debe ser registrado en la Cámara de Comercio e Industria de Dubái.
 
Pasos para abrir una cuenta bancaria en Dubái
Para abrir una cuenta bancaria en EAU es necesario ser residente del país. Hay dos vías de adquisición de un visado de residencia: a través de un visado de trabajo o visado de inversor (al incorporar empresa en el país).
 
No obstante, como excepción indicar que hay bancos que pueden ser más flexibles que otros a la hora de abrir cuentas para personas no residentes pero dueños de bienes inmuebles en EAU. También es posible encontrar flexibilidad en bancos privados si bien estos tienen unos límites mínimos en las cantidades que la cuenta debe reflejar desde apertura a cierre.
 
Las empresas, radicadas en EAU o en otro lugar, también pueden abrir cuentas bancarias. Lo indispensable en estos casos es que el dueño (o dueños) de la empresa se reúna con el banco como último beneficiario de la cuenta.
 
Negocios de Exportación
Para hacer negocios en Dubái, fuera de una de las zonas francas, una empresa extranjera debe tener un agente o distribuidor local sponsor. En términos de exportación directa sin establecer una empresa en Dubái, la empresa exportadora puede: exportar directamente al comprador final o nominar un agente local o nominar uno o más distribuidores locales.
 
Impuestos
En Dubái no hay ningún impuesto a la renta, a las ventas, o impuesto de valor agregado. Los impuestos corporativos se aplican solamente a las compañías petroleras y a las sucursales de los bancos extranjeros. La tarifa es determinada mediante un acuerdo del gobierno con la firma, además de algunas cargas de los honorarios que cobra el gobierno.
 
Enlaces útiles
Abu Dhabi National Exhibitions Company (ADNEC) http://www.adnec.ae/
Calendario de eventos en: http://www.adnec.ae/whatson/
Dubai World Trade Centre (DWTC) http://www.dwtc.com/Default_en_gb.aspx
Dubai International Convention and Exhibition Centre (DICEC) www.dicec.ae
Expocentre Sharjah  http://www.expocentre.ae/en/
Ra’s AlKhaimah Exhibition Centre  http://www.rakexpo.ae/
Páginas de Gobierno UAE www.government.ae/gov/en/index.jsp
Departamento de desarrollo económico de Dubái:
S
O
P
O
R
T
E