Invertir en Dubái, un emirato en crecimiento

Invertir en Dubái 2La estratégica ubicación geográfica, combinado con sus políticas fiscales muy flexibles, su estabilidad económica y la existencia de varios proyectos de infraestructura han influido en que invertir en Dubái sea una opción que cada vez atraiga más a personas de diferentes partes del mundo.
Dubái es uno de los siete emiratos que conforman los Emiratos Árabes Unidos. Está situado en la costa del golfo Pérsico, en el desierto de Arabia, y limita al sur con el emirato de Abu Dabi, con el de Sharjah por el noreste y, a través del exclave de Hatta, con el Sultanato de Omán por el sureste y con los emiratos de Ajmán y Ras al-Jaima. El gobierno de Dubái se rige por un sistema de monarquía constitucional. La mayor parte de la población que reside allí es extranjera y proviene del resto del continente asiático.
En Dubái resalta la exportación de petróleo y de hidrocarburos, los servicios financieros, el turismo, los bienes raíces, la logística, y la manufactura; además, también resalta el turismo. En Dubái existen varios hoteles de lujo como el Burj Al Arab y Burj Khalifa, los puertos artificiales de Mina Rashid y Jebel Ali, y el conjunto habitacional de islas artificiales The World y The Palm Islands.
Dubái impone leyes severas contra el uso y posesión de drogas. La homosexualidad es considerada como un delito grave y puede ser penada con la muerte; además, besarse en público y cualquier manifestación pública de afecto es causa de deportación.
La industria petrolera sigue siendo importante para Dubái, pero no existe dependencia de la extracción del hidrocarburo (actualmente solo representa un 5% del PIB de ese emirato). Las reservas de Dubái son inferiores a las de Abu Dabi. La construcción y el sector inmobiliario son los más importantes para el emirato.
Las zonas de libre comercio y políticas fiscales del emirato han permitido el crecimiento del comercio internacional. En estas zonas la aplicación de impuestos es muy reducida. No existen impuestos aplicables a los ingresos de compañías o empresarios del sector privado, ni tampoco es exigible ninguna cuota por el intercambio de productos. Está permitida además la total repatriación de capitales.
Dubái también ha sido denominada como la capital de las compras de Oriente Medio. En la capital existen más de setenta centros comerciales, incluido el Dubai Mall, el más grande del mundo. En el emirato se celebran varios eventos anuales importantes, como el Dubai Shopping Festival, el Dubai Summer Surprises, un evento pedagógico orientado a los niños, la Copa mundial de Dubái, una carrera donde compiten caballos purasangre, la Muestra internacional de botes del Medio Oriente, en la que participan hasta 30 países en una exhibición de yates y botes, la Exhibición internacional de tecnología del Golfo y el UAE Dessert Challenge, donde automóviles modificados compiten en una carrera de cinco días en el desierto, entre otros certámenes.
En resumen, invertir en Dubái resulta atractivo por:
- Economía y mercado inmobiliario de más rápido crecimiento en el mundo
- Baja presión fiscal
- Centro de desarrollo económico y turístico
- Elevado nivel de vida
- Una economía liberal completamente integrada en la economía global
- La ciudad se encuentra estratégicamente ubicada entre Europa, Asia y África y atrae aproximadamente 5 millones de inversores y turistas al año
- Es una de las ciudades más seguras del mundo, con una tasa de criminalidad baja
- Existe un avanzado sistema educativo adecuado para toda la gama de culturas y lenguas, incluyendo una gran variedad de colegios públicos
- Existe un sistema integrado de salud de clase mundial que asegura excelentes estándares de tratamiento.
Datos generales:
Idioma oficial: Árabe
Superficie Total: 41132 km²
Población (2013): 2 213 8454 habitantes
Gentilicio: Dubaití
S
O
P
O
R
T
E