Invertir en Costa de Marfil, el mayor productor mundial de cacao

vaticano-costa-marfilCon una superficie de 322.463 kilómetros ² y alrededor de 20 millones de habitantes, invertir en Costa de Marfil hoy es ventajoso, en especial, en las ramas de la agroindustria, petróleo y gas natural, las infraestructuras, el comercio, las telecomunicaciones y el turismo.

El sector primario (la agricultura) aporta el 25% del PIB nacional y emplea a la mitad de la población activa. Costa de Marfil es el mayor productor africano de café y mundial de cacao (40% de la producción anual), y uno de los mayores exportadores de cacao en grano, café, aceite de palma, algodón, anacardos y madera de caoba del mundo. Además, ha aumentado de forma significativa, la producción de caucho en los últimos años gracias a la inversión extranjera directa (IED).

 
Invertir en Costa de Marfil resulta atractivo por los grandes yacimientos de petróleo y gas natural, oro, diamantes y níquel. Desde 2006, con el comienzo de la explotación del petróleo y gas natural, ambos se han convertido en el principal dinamizador de la economía del país, desbancando al cacao. El petróleo alcanzó 19,75 millones de barriles en el 2010, y la de gas natural se tradujo en cientos de millones de dólares en igual lapso. Por su parte, gracias a la IED, la producción de oro se duplicó en par de años y ya en 2010 rebasó las siete toneladas, pero los expertos pronostican 20 toneladas en el 2015 gracias al comienzo de las extracciones de tres nuevas minas.

La industria supone un 25% del PIB y tiene un alto grado de desarrollo respecto al resto de los países de la zona, siendo mayoritariamente de transformación agroalimentaria. Desde que a partir de los 90 dio inicio la privatización, la agroindustria atrajo la inversión extranjera directa.

Hoy invertir en Costa de Marfil es conveniente en la molienda de cacao, seguida de otros productos como el café, azúcar, algodón y tabaco. También tienen importancia otros sectores como el textil, los materiales de construcción, o los derivados del petróleo. Por su parte, las industrias extractivas de oro, diamantes o níquel pueden desarrollarse más mediante la IED.

Hoy invertir en Costa de Marfil halla grandes oportunidades de negocio en la agroindustria, las infraestructuras, el comercio, las telecomunicaciones y el turismo. La inversión extranjera directa al país sumó 500 millones de euros en 2010, de Bélgica y Francia, principalmente.

El Centro de Promoción de Inversiones de Costa de Marfil (CEPICI) es el encargado de informar sobre las oportunidades de negocio, apoyar a las empresas extranjeras interesadas e informar de las formalidades para constituir una empresa. El proceso de implantación de una empresa en el país es algo más corto que en la media de África subsahariana (unos 40 días), otro incentivo para invertir en Costa de Marfil.

Los principales impuestos se recogen en el Código General de Impuestos. La estructura fiscal es similar a la de otros países de la región, aunque los tipos son algo más reducidos. Así, el impuesto de sociedades general es del 25% y se reduce al 20% para sociedades de capital extranjero. El tipo general del IVA es del 18%.

Otros incentivos para invertir en Costa de Marfil es la zona franca de Grand–Bassam, diseñada con el objetivo de atraer a la IED para crear empresas extranjeras un espacio propicio para sus inversiones y fomentar la demanda de empleo entre los jóvenes marfileños cualificados.
S
O
P
O
R
T
E