Invertir en Colombia en infraestructura

invertir en infraestructura en Colombia

“Si Colombia quiere ser competitivo frente a los 15 Tratados de Libre Comercio (TLC) que ha suscrito, es necesario pensar en el transporte multimodal, y ello demandará durante una década inversiones del orden del 3,1% del PIB nacional, pero de manera sostenida”, aseguró Juan Martín Caicedo Ferrer, presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI).

“Invertir en Colombia en infraestructura del transporte y comunicaciones es punto clave para el desarrollo económico que el país merece”, subraya Caicedo Ferrer, quien reconoce que al gobierno del presidente Juan Manuel Santos le tocó, primero, poner la casa en orden, y por eso la locomotora de la infraestructura “todavía está en calentamiento”, a lo que agrega:

“Lo importante no es que la locomotora arranque rápido sino que cuando arranque lo haga bien. Invertir en Colombia en infraestructura del transporte y comunicaciones responde a dos retos: que sean competitivas y resistentes al cambio climático”.
En el pasado en Colombia se hicieron obras a la carrera que terminaron en pleitos, en presupuestos insuficientes. Juan Martín Caicedo Ferrer recordó que el gobierno está apalancando invertir en Colombia en infraestructura

con vigencias futuras hasta 2030 por más de 40.000 millones de dólares, “pero el arranque de las obras depende de que en el Congreso de la República saquemos adelante este año una ley que permita superar los recurrentes obstáculos: el permiso ambiental, la adquisición de predios, las consultas previas, y otras”, aseguró el presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI).

Lea además: Colombia, inversiones y bienes raíces, la mejor guía

Caicedo Ferrer reconoció que “cometimos un error histórico que nos va a costar sangre: las dos carreteras que están en ejecución -desde Bogotá hacia la costa Caribe y la Pacífica- tienen pendientes muy altas. De esas vías depende el valor de los fletes, porque por ellas se moviliza la mayor carga del país”.
Asimismo, estudios revelan que de mejorarse la capacidad portuaria de Buenaventura, como viene ocurriendo, no es necesario construir otro puerto sobre en el Pacífico, a la vez que los puertos del Caribe son excelentes. “Lo importante –considera Caicedo Ferrer- no es que tengamos uno o varios puertos, sino que podamos llegar a ellos con buenas carreteras”.

El presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI) insistió que, de cara a los TLC, invertir en Colombia en infraestructura durante una década a razón de 3,1% anual del PIB es impostergable.

S
O
P
O
R
T
E