Chile: desafíos y ventajas de invertir en Chile

chileChile: desafíos y ventajas de invertir en Chile

Invertir en Chile podría traer grandes ventajas para China, aseguró el presidente de la nación sudamericana Sebastián Piñera, ante una amplia audiencia de ejecutivos de las más importantes compañías del gigante asiático, todas interesadas en estrechar vínculos económicos al invertir en Chile. El terremoto de 2009 y la crisis económica golpearon con fuerza a Chile. Piñera recordó que el sismo causó pérdidas valoradas en 30 mil millones de dólares; sin embargo, el país había logrado recuperarse y enfrentaría el 2011 con objetivos muy concretos, entre los que situó la reducción de la pobreza, así como el mantenimiento de la estabilidad social. Para cumplir los propósitos económicos de 2011 es necesario atraer a más inversionistas extranjeros y Piñera presentó a los chinos un amplio abanico de posibilidades para invertir en Chile, en sectores como el de las infraestructuras, la energía, la minería y la agricultura. Las palabras del presidente se producen en un contexto en el que los funcionarios gubernamentales intentan promover por el mundo un ambicioso plan que busca captar la atención de las empresas foráneas con las ventajas que traería invertir en Chile. El proyecto intenta concretar planes para invertir en Chile hasta 50 mil millones de dólares en la minería, en la siguiente década; mientras que otros 30 mil millones podrían destinarse a las infraestructuras. En la actualidad China es el principal socio comercial de Chile, con un intercambio comercial cercano a los 20 mil millones de dólares anuales; pero esta importante cifra queda fundamentalmente en el cobre y la celulosa; sin embargo, la nación sudamericana busca incentivar los proyectos para invertir en Chile, sobre todo en el sector agrícola. Los expertos consideraron que entre estas naciones se daba una situación poco común: las inversiones chilenas en China casi duplicaban las que habían realizado las compañías asiáticas en el país sudamericano. La gira del mandatario Piñera fue considerada un paso más para buscar un mayor equilibrio, a partir de nuevas ideas sobre invertir en Chile. Los analistas consideraron que después de las presentaciones de Piñera podrían crecer los planes para invertir en Chile, pues los chinos ya habían analizado los favorables datos de la economía chilena en 2010, con un crecimiento estimado en un 5,4% y el respeto que históricamente había primado allí hacia la inversión extranjera. Además, el invertir en Chile le permitiría a las empresas chinas ocupar un mayor espacio en el mercado latinoamericano.