Análisis sobre cómo invertir en Finlandia

Análisis sobre invertir en FinlandiaInvertir en Finlandia parece ahora más factible, una vez que este país logró balancear su rendimiento económico, tras sobreponerse a la crisis mundial y a la de la zona euro. Después de contraerse en 2014 por tercer año consecutivo, en 2015 los expertos esperan que la economía finlandesa levante, estimulada por las exportaciones y el consumo. Resulta importante destacar que el PIB per cápita de Finlandia está entre los más altos del mundo y el nivel de vida de la población es alto. Finlandia se encuentra en el 9º puesto del Doing Business de los 189 que conforman este ranking, que clasifica los países según la facilidad que ofrecen para hacer negocios.
 
En 2014, el déficit presupuestario sobrepasó el umbral de 3% fijado por el Pacto de estabilidad y crecimiento de la Unión Europea, y a esto se añade que la deuda pública se elevó a 60% del PIB. Todo esto forzó a Helsinki a implementar un programa de privatizaciones que ya ha dado sus primeros resultados; aunque el país sigue enfrentando diversos desafíos, entre ellos el energético, el endeudamiento de los hogares y el envejecimiento de la población, ya que Finlandia es el país europeo más envejecido.
 
A pesar de estos problemas, el gobierno continúa adelante con sus políticas para reducir la pobreza, las desigualdades y la exclusión social; consolidar las finanzas públicas y ofrecer un mayor apoyo a un crecimiento económico sostenible, el empleo y la competitividad.
 Principales sectores económicos del país
La agricultura representa menos del 3% del PIB finlandés y emplea al 4% de la población. Debido a la dureza del clima, el desarrollo agrícola se limita al mantenimiento de un determinado nivel de autoabastecimiento con productos básicos. La principal producción es la de cereales, muy por delante de la producción lechera y la cría de ganado.
 
Finlandia exporta una amplia gama de productos que van desde simples derivados de la madera hasta etiquetas y sellos de alta tecnología, pasando por papel, cartón, envases, etc. Otras industrias importantes son la metalúrgica, la mecánica y la electrónica. Finlandia se ha especializado en la exportación de tecnologías de la información y de telecomunicaciones.
 
 
El sector de los servicios emplea a cerca de tres cuartos de la población y representa más del 70% del PIB. Entre los puntos fuertes del país figuran su reputación como el menos corrupto del mundo, su competitividad, su ubicación estratégica en el corazón de una zona dinámica formada por Rusia, Escandinavia y los Países Bálticos, así como su orientación hacia la alta tecnología, la investigación y el desarrollo.
 
Principales inversores en Finlandia (en %)
Suecia 46,7
Países Bajos 21,5
Dinamarca 5,9
Alemania 5,7
Luxemburgo 4,7
Estados Unidos 1,6
Bélgica 1,5
Francia 1,4
Principales sectores de inversión (en %)
Servicios 54,8
Metalurgia e ingeniería 39,0
 
Hacer negocios en Finlandia
 
Cualquier persona que disponga de un domicilio fijo en alguno de los países que conforman el Espacio Económico Europeo (EEE) puede crear una empresa en Finlandia.
Si es usted ciudadano de alguno de los países nórdicos, podrá desempeñar libremente su profesión o actividad laboral en Finlandia. Únicamente deberá registrarse en la Agencia Administrativa Regional (maistraatti) de su municipio de residencia. Si es residente de un país de la UE, de Liechtenstein o de Suiza, podrá desempeñar libremente su profesión o actividad laboral en Finlandia sin necesidad de tener un permiso de residencia, pero deberá registrarse ante la policía si permanece en Finlandia durante más de tres meses. La policía registrará su derecho adquirido de permanencia en el registro de extranjería y le expedirá un certificado de adquisición del derecho de permanencia para ciudadanos de la UE (EU-kansalaisen oleskeluoikeuden rekisteröintitodistus). Cuando se registre, deberá acreditar su condición de empresario. Podrá informarse en las dependencias policiales de su lugar de residencia acerca del tipo de acreditación requerido.
Si no es ciudadano de ningún país de la UE, de Liechtenstein o de Suiza necesitará un permiso de residencia para el desempeño de actividades económicas (elinkeinonharjoittajan oleskelulupa) para poder actuar como empresario en Finlandia. Es recomendable solicitar el permiso de residencia antes de viajar a Finlandia, en la embajada finlandesa del país en el que reside o en el que permanece de forma legal. En casos excepcionales, el permiso se puede solicitar a la policía en Finlandia.
 
Podrá solicitar su primer permiso de residencia también de forma electrónica. Si hace la solicitud así, deberá de todas formas acudir a la embajada de Finlandia más cercana para acreditar su personalidad y mostrar la documentación original exigida en los anexos a su solicitud. También deberá dejar sus huellas dactilares a efectos de que se pueda expedir su tarjeta de permiso de residencia biométrica. Únicamente se tramitará su solicitud una vez que haya acudido a la embajada a estos efectos.
Por otro lado, el Centro Profesional, de Tráfico y Medio Ambiente (Centro ELY) (Elinkeino-, liikenne- ja ympäristökeskus) (ELY-keskus) se encarga de verificar si los ingresos provenientes de su actividad económica son suficientes. La adecuación de la actividad se evaluará, por ejemplo, tomando en cuenta su plan de negocios o sus medios de financiación. Si la resolución del Centro ELY es favorable, la Oficina de Inmigración podrá concederle un permiso de residencia para el desempeño de actividades económicas.
 
El formulario de solicitud se obtiene en las embajadas de Finlandia, a través de la página Web de la Oficina de Inmigración o en el propio país, entregado por la policía. Deberá adjuntar la siguiente documentación a su solicitud: una memoria que incluya la idea de negocio, así como el plan de negocios y la forma social que adoptará la empresa; una previsión de la facturación de los dos primeros años; un listado que detalle los locales destinados al funcionamiento de la empresa (se adjuntará el contrato de alquiler, etc.); una memoria que describa la actividad de la empresa, así como los medios que se pongan su a disposición.
 
Además, debe presentar un certificado que acredite la capacitación profesional de la persona que desempeñe la actividad empresarial; certificado que exponga los medios de subsistencia disponibles; memoria que explique las consecuencias que el inicio de la actividad empresarial vaya a tener en el mercado de trabajo (cifra probable de empleados); extracto del registro mercantil referido a la empresa; una fotocopia del pasaporte, y una fotografía.
 
Ventajas al invertir en Finlandia
- Estabilidad política del país
- Posición estratégica, entre los países escandinavos, Rusia y los mercados de Europa del Norte, en plena expansión
- Una población políglota
- Uno de los niveles de corrupción más bajos del mundo
- La importancia inversión realizada en Investigación y Desarrollo (3ª posición del mundo)
- Una economía altamente industrializada, basada en gran parte en el mercado libre, que presenta un rendimiento por habitante similar al de Reino Unido, Francia y Alemania.
 
Puntos débiles de Finlandia:
- un mercado interno limitado;
- un tipo impositivo elevado.
 
Otros datos para invertir en Finlandia
Formas jurídicas de empresa preferidas por los inversores: Sociedad de responsabilidad limitada o sociedad pública de responsabilidad limitada.
Formas de establecimiento preferidas por los inversores: Sociedad de responsabilidad limitada.
Facilidades para invertir en Finlandia
Finlandia ha eliminado una serie de normativas que no favorecían la inversión extranjera. El gobierno ha mostrado voluntad para tratar de favorecer la integración del país en el espacio económico europeo.
Protección de los inversores extranjeros
- Finlandia se ha adherido a 56 convenciones bilaterales de inversión
- Finlandia no se ha involucrado en ningún caso de desacuerdo relacionado con una inversión extranjera.
- Organismos que ofrecen asistencia en caso de desacuerdo:
• Instituto de Arbitraje
• Cámara central de comercio de Finlandia
• Corte Internacional de Arbitraje
• Cámara de Comercio Internacional
• Centro Internacional de resolución de conflictos de inversión
Pasos para invertir en Finlandia
Tener una buena idea de negocio; elaborar un plan de negocios; conseguir financiación; elegir el tipo de sociedad; aclarar los permisos requeridos; inscribir la empresa en el Registro Mercantil y en la Agencia Tributaria; disponer de los seguros obligatorios por ley; y organizar la contabilidad.
En relación con el plan de negocios, en él se exponen los posibles puntos fuertes y carencias de la empresa, así como las características del producto, mercancía o servicio que quiere ofrecer.
 
Otro aspecto clave en Finlandia es planificar minuciosamente la financiación de su empresa antes de crearla. Es importante que disponga del capital necesario desde el primer momento. La financiación de la empresa también puede consistir parcialmente de créditos o donaciones.
 
Los créditos otorgados por un banco o por Finnvera son una de las fuentes de financiación más comunes para las empresas incipientes. Finnvera es una sociedad de financiación especial perteneciente al Estado y que otorga créditos y avales, tanto a empresas que inician su actividad como a las que ya están en funcionamiento. Las empresas que ejerzan actividades susceptibles de algún tipo de subvención, pero que carezcan de los requisitos de financiación o de las garantías requeridas por los bancos, podrán solicitar un préstamo o una garantía de crédito a través de Finnvera.
 
Cuando funde una empresa, deberá decidir el tipo de sociedad, el nombre de la empresa y el sector de actividad al que se va a dedicar. A la hora de decidir el tipo de sociedad, influyen entre otras cosas el número de fundadores de la empresa, las necesidades de capital, la responsabilidad y el reparto de la capacidad de tomar decisiones, la financiación y la fiscalidad.
 
En resumen, para establecer un negocio en Finlandia:
- Garantizada la libertad de establecimiento
- Algunas adquisiciones de grandes empresas finlandesas pueden requerir una autorización controlada por parte del Ministerio de Empleo y Economía según la ley de control de adquisiciones de empresas finlandesas por parte de empresas extranjeras. El propósito de la autorización no es otro que proteger los intereses nacionales fundamentales.
- Organismo competente para declarar la inversión: Ministerio de Empleo y Economía
- Solicitudes para autorizaciones específicas:
• Una persona o empresa no perteneciente al área económica europea que opere en Finlandia debe obtener una licencia o una notificación para comenzar un negocio según una forma comercial regulada, como en el sector bancario o en el de los seguros.
 
Ayuda a la inversión
Los inversionistas extranjeros pueden optar a ayudas de financiamiento al igual que préstamos de largo plazo con intereses bajos.
Ámbitos privilegiados
La ayuda está dirigida sobre todo a mejorar la competitividad de largo plazo de empresas pequeña y medianas.
Organismos que financian
Las ayudas a las empresas son coordinadas por los Centros del empleo y el desarrollo de la economía (T&K Centers). Los préstamos son garantizados por la empresa financiera pública Finvera. El financiamiento de proyectos desafiantes e innovadores que potencialmente pueden transformarse en historias de éxito mundial son entregados por la Agencia finlandesa de financiamiento para la tecnología y la innovación (Tekes).
Oportunidades de inversión
Sectores económicos claves
Las telecomunicaciones, computadores y dispositivos, programas computacionales, tecnologías del medio ambiente, equipamiento médico, biotecnología, seguridad, viajes y servicios de turismo.
Sectores con alto potencial
Las mejores oportunidades de franquicias se encuentran en áreas no desarrolladas de servicios B2B (como personal, reparación/mantenimiento de edificaciones, formación e IT) y servicios al consumidor (servicios de limpieza, diseño de interiores, enfermería, etc.). El sector de telecomunicaciones es muy competitivo, pero que crece rápido; se prevé que el comercio electrónico en telecomunicaciones se beneficie de esto.
Programas de privatización
Finlandia ha abierto los mercados de la electricidad, el gas, las telecomunicaciones, correos y líneas férreas en los últimos años para cumplir con los requerimientos de la UE.
 
Formar una sociedad anónima en Finlandia
Para fundar una sociedad anónima en Finlandia hace falta al menos una persona o una asociación de personas y un capital mínimo -es decir, el valor total mínimo de las acciones- de 2.500€. El capital de una sociedad anónima se subdivide en acciones. La capacidad decisoria, los beneficios y la responsabilidad de cada accionista dependen de la cantidad de acciones que posea.
 
En el caso de fundar una cooperativa la ley señala que hacen falta al menos tres personas para formarla. La cooperativa es una empresa que pertenece a sus miembros. En sus reuniones, cada miembro dispone de un voto. Los miembros solo responden de las obligaciones contraídas por la cooperativa (por ejemplo, deudas) hasta el valor del capital depositado en esta sociedad.
 
El sistema societario de Finlandia también contempla el derecho que tiene el empresario a percibir una prestación por desempleo. Se considera que el empresario está desempleado cuando ha finalizado su actividad empresarial o ha vendido su participación en la empresa. La actividad empresarial puede finalizar por venta, disolución, quiebra, liquidación o divorcio. También se considerará que el empresario está en paro cuando la actividad comercial haya quedado interrumpida durante al menos cuatro meses.
 
Otro aspecto relevante del sistema societario en el país es la Confederación Empresarial Finlandesa EK, que representa a todos los sectores empresariales y a las empresas de todos los tamaños. Las confederaciones empresariales son organizaciones que velan por los intereses de las empresas de los diferentes sectores. Ofrecen diferentes servicios a sus miembros, como por ejemplo asesoramiento en cuestiones relacionadas con la capacidad empresarial y con los distintos aspectos de su línea de negocio.
 
Los impuestos en Finlandia
El sistema estatal finlandés de impuestos sobre los ingresos es de tipo progresivo. Cuando los ingresos son reducidos, el porcentaje de impuestos se reduce; de ser mayores, pagan relativamente más impuestos. Los impuestos van a parar al Estado, a la provincia, a la Seguridad Social y a los municipios. Con los impuestos se pagan diferentes servicios y gastos sociales como la sanidad, las pensiones o las escuelas.
 
En Finlandia rigen el Impuesto sobre el valor añadido (IVA). Tasa estándar, 24%; Tasa reducida: Se aplica una tasa del 14% a los alimentos básicos y a la alimentación animal y una tasa del 12% a las bebidas alcohólicas.
 
Existe una tasa del 10% para los transportes públicos, los libros, las medicinas, los servicios de alojamiento y tarifas de entrada a acontecimientos culturales. Otros impuestos al consumo, de carácter especial, abarcan bebida alcohólica, cigarrillos, gasolina, helados y refrescos.
 
En el caso de los impuestos sobre sociedades, la imposición fiscal es del 20%. Las empresas finlandesas son gravadas según sus ingresos a nivel mundial, mientras que las no residentes solo son gravadas según sus ingresos generados en Finlandia.
 
Imposición de plusvalías: El tipo de interés sobre las ganancias de capital es del 24,5%. Las deducciones incluyen generalmente los gastos derivados de la creación o retención de ingresos como los pagos de intereses sobre los royalties, las pérdidas debidas a operaciones de cambio, el 50% de los costes de recepción, pedidos irrevocables para comprar comida, ventas de dudoso cobro, las gastos por el establecimiento de una organización y costes de reorganización, gastos en I+D, etcétera.
El impuesto sobre la renta de las personas tiene una tasa progresiva del 6,5% al 31,75%. En el caso del impuesto sobre la renta, de 16.100 hasta 23.900€ es de 6,5%; de 23.900 hasta 39.100€, 17,5%; de 39.100 hasta 70.300€, 21,5%; de 70.300 hasta 100.000€, 29,75%; y más de 100.000€, 31,75%. En el caso de los impuestos municipales van desde 16,25% al 21,75%.
 
Bancos en Finlandia
El Banco de Finlandia es el banco central de dicha República y deviene cuarto banco central más antiguo del mundo, tras los de Inglaterra, España y Francia. Fue establecido el 1 de marzo de 1812 en la ciudad de Turku por Alejandro I de Rusia. En 1819 fue recolocado en Helsinki. El banco creó y reguló el Marco finlandés hasta que Finlandia se integró en la Eurozona en 1999. Es la autoridad monetaria finlandesa, responsable del abastecimiento de moneda al país, del intercambio de reservas con el extranjero y miembro del Sistema Europeo de Bancos Centrales. El Banco de Finlandia es propiedad de la República de Finlandia y gobernado por el Parlamento, a través de su Consejo Supervisor y el equipo directivo del banco. Es gobernado según el Acta para el Banco de Finlandia, aprobada en 1998.
 
Esta entidad ejerce labores de supervisión del sistema financiero finlandés, compuesto por la banca comercial, las cajas de ahorro y los bancos cooperativos. Los principales bancos finlandeses son Op Pohjola Group y Nordea Bank. Los principales bancos extranjeros presentes en Finlandia son Svenska Handelsbanken, Skandinaviska Enskilda Banken, Forex Bank, Danske Bank, Bigbank y Swedbank. Helsinki cuenta con una Bolsa de Valores, OMX Helsinki, donde cotizan las acciones de las principales empresas del país como Nokia, Kone, Stora Enso o TeliaSonera.
 
Repatriación de capitales
Finlandia no mantiene ningún tipo de régimen limitador de la repatriación de capitales con otros países, excepto en aquellos casos en que el país se ha comprometido a imponer sanciones económicas y comerciales aprobadas por la Unión Europea o por la ONU. No existen controles de cambio en Finlandia.
 
Datos básicos de Finlandia
Localización: Finlandia es uno de los cinco países nórdicos, el más septentrional de la UE y uno de los más escasamente poblados. Limita con Suecia al oeste, con Noruega al norte y con Rusia al este.
Tipo de gobierno: república desde 1917. Miembro de la UE desde 1995.
Presidente: Sauli Niinistö
Gobierno: Juha Sipilä (Partido de Centro) es el primer ministro de Finlandia desde el 29 mayo de 2015. Su gobierno está formado por tres partidos: el Partido de Centro, la Coalición Nacional y Verdaderos Finlandeses.
Parlamento: unicameral con 200 miembros.
Extensión: 338. 430 kilómetros cuadrados (sexto país europeo).
Población: 5,4 millones.
Capital: Helsinki (603. 968 habitantes).
Moneda: Euro.
PIB per cápita: 35. 571 €.
Idiomas oficiales: finés y sueco, sami.
Religión: Iglesia Evangélico-Luterana (76,4%).
Industrias: alta tecnología, papelera, maquinaria y equipos.
Otras grandes ciudades: Espoo, Tampere, Vantaa, Turku, Oulu.
S
O
P
O
R
T
E