¿Es Isla Margarita segura?

Valora este artículo
(0 votos)
isla margarita turismoLa violencia continúa golpeando con fuerza a Venezuela. En 2017 se produjeron 89 muertes violentas por cada 100 mil habitantes, por lo que ese país fue considerado el más violento de Latinoamérica. En abril del año pasado, una organización no gubernamental mexicana que prepara un ranking anual de las ciudades más homicidas del mundo colocó de nuevo a Caracas en el primer lugar de la lista. En medio de este caos, Isla Margarita, en el estado de Nueva Esparta, se ha mantenido como un oasis de paz y sigue siendo considerado el lugar más seguro de Venezuela.

De acuerdo con el Observatorio Venezuela de Violencia (OVV), el aumento de la violencia en el país, en 2017, estuvo asociada al visible deterioro en la calidad de vida de los venezolanos. Esto encontró expresión en homicidios, robos, extorsión y secuestros. Nuevas formas de violencia adquirieron relevancia, tanto por el incremento de su magnitud, como por las novedosas razones que las originaron e impulsaron. Cinco estados venezolanos presentaron tasas superiores a la de 100 muertes violentas por cada 100 mil habitantes (100m/h): Aragua, con una tasa de155 fallecidos por cada 100m/h; Miranda con una tasa de 153 por cada 100m/h; Amazonas con 146 por cada 100m/h; Bolívar con 113 y el Distrito Capital con109 por cada 100m/h. Los estados con menores índices fueron Mérida y Nueva Esparta, al que pertenece Isla Margarita.

El balance de InSight Crime sobre homicidios en Latinoamérica en 2017 situó a Venezuela como el país más homicida de la región, por delante de El Salvador, que tuvo 60 muertes violentas por cada 100 mil habitantes. Esa cifra es considerablemente alta para los estándares globales, pero constituye una caída notable respecto a la tasa de 2016, de 81,2 por 100.000 habitantes, que había llevado a El Salvador a encabezar el balance de homicidios.

Luego aparece Jamaica, con 55,7 muertes violentas por cada 100 mil habitantes. La situación de seguridad en el país caribeño se deterioró. Un total de 1.616 homicidios se registraron a lo largo de 2017, casi 20 % por encima del año anterior.

En cuarto sitio aparece Honduras, con 42,8 muertes violentas por cada 100 mil habitantes; no obstante, las autoridades dijeron que las cifras de 2017 marcaron los índices de homicidios más bajos de la década en Honduras.

Isla Margarita es conocida como la “Perla del Caribe” y se encuentra a 30 minutos de vuelo de la costa venezolana. Este paradisiaco lugar no ha sido tan afectado ni por la gravísima crisis económica, ni por la violencia imperante en el país. En Isla Margarita viven aproximadamente 676 mil personas, en 1071 Kilómetros cuadrados y  se mantiene el suministro habitual de alimentos, frutas, verduras, pescados, carnes; mientras, las fallas eléctricas no son frecuentes.

No obstante, la crisis venezolana sí ha tenido un cierto impacto en ese paraíso caribeño, sobre todo porque se ha reducido el turismo, ya que este es el principal renglón económico de la región, famosa por sus espectaculares playas y amplia oferta hotelera.

El Informe de Competitividad de Viajes y Turismo 2017, del Foro Económico Mundial, sitúa a Venezuela en el lugar 104 de una lista de 136 países. Entre 17 latinoamericanos, solo aparece mejor ubicada que El Salvador (puesto 105) y Paraguay (110).

Isla Margarita cuenta con diez hoteles cinco estrellas. La parte de la isla que se dedicaba al turismo de lujo es la que hoy tiene mayores entradas; además, sobresale por la seguridad imperante allí. Los hoteles han logrado sortear la crisis y aunque han disminuido la cantidad de empleados, se mantiene la calidad del servicio, de las instalaciones y de las habitaciones.

Uno de los elementos que explica que Isla Margarita no haya seguido demasiado golpeada por el desabastecimiento y que siga atrayendo inversión extranjera es que la isla, como zona franca desde 1966, contrarresta el desabastecimiento con productos importados,  preferentemente de Estados Unidos y también de América Central, aunque a precios más elevados y en dólares.

Los emprendedores, apoyados por inversión extranjera, manejan la crisis mediante iniciativas como las ferias gastronómicas como la del pulpo, de la arepa o la empanada; además,  rescatan productos locales, como el ají margariteño o el árbol de pan de año, cuya fruta hoy se come, y se hacen hasta pizzas y chips con ella.

Contáctenos

Debe escribir su nombre
Debe escribir su correo electrónico
Debe escribir el mensaje
Entrada no válida

Artículos relacionados (por etiqueta)

S
O
P
O
R
T
E