¿Cómo está compuesto el sector privado en Cuba?

Valora este artículo
(0 votos)
Abrir en Cuba un negocio por cuenta propia 14En la actualidad, el sector  económico no estatal cubano lo componen las cooperativas agropecuarias o  las autorizadas en la esfera de los servicios; Unidades Básicas  de Producción Cooperativa (UBPC); productores agropecuarios no socializados  y trabajadores por cuenta propia (TCP). En cada uno de estos sectores, la  dinámica de los precios asume características particulares, en especial a  las relativas con los TCP.
 
El precio deviene expresión monetaria del valor de la mercancía, y es una  importante categoría de las relaciones monetario-mercantiles. En ese  sentido, iguala las mercancías a una cantidad determinada de dinero, y esta  relación de cambio mercancía-dinero, expresa a su vez no solo la magnitud  del valor de esa mercancía, sino también las condiciones concretas de su  realización. Todavía hoy en Cuba es muy enrevesado el laberinto  socioeconómico que conduce al encuentro del punto de equilibrio entre las  necesidades sociales y las expectativas de los productores no estatales. De  ahí que en la actualización del modelo económico cubano, los precios deben  reflejar los hechos económicos con mayor objetividad, como única vía para  estimular la eficiencia e incrementar el estímulo al trabajador por cuenta  propia y satisfacer –de modo asequible a todos los bolsillos- las  necesidades de los clientes potenciales.
 
A la hora de fijar los precios de los productos o servicios, deben  considerarse las reacciones del cliente, el nivel de competencia y el  estado general de la economía de Cuba. Ahora bien, con frecuencia los  precios bajos inspiran desconfianza y se precisa estudiar a fondo el área  donde establecerá su negocio por cuenta propia. Los emprendimientos de los  TCP no existen en el vacío, por lo que los responsables de estos negocios  deben reconocer la función de otros TCP del mismo territorio, integrados  (conscientes o no) en un sistema competitivo, lo cual influye en los  precios. La decisión del trabajador por cuenta propia de competir de manera  gradual en precios, tomando en cuenta las diferencias –aunque sean  pequeñas- con otros negocios de perfil similar, es crucial para determinar  los precios de sus mercancías.
 
En Cuba tampoco se puede perder de vista al fijar los precios en los  negocios por cuenta propia, la disponibilidad de trabajadores a partir del  2011 por reducción de plantillas, la inflación en el precio de algunas  mercancías fundamentalmente alimenticias, las políticas gubernamentales y  las posibilidades reales de inversión, influyentes todas en la capacidad de  compra de los clientes y, por tanto, en los precios. Otro factor a tener en  cuenta con los márgenes de ganancias, aspecto sobre el cual la mayoría de  los TCP tienen nociones muy vagas.
 
Por tanto, si los precios son muy bajos y no cubren gastos, o elevados al  punto de no estimular al cliente, el negocio por cuenta propia fracasa. De  ahí que en los próximos capítulos analizaremos a fondo este tema. 
 

Contáctenos

Debe escribir su nombre
Debe escribir su correo electrónico
Debe escribir el mensaje
Entrada no válida
S
O
P
O
R
T
E