¿Qué necesito saber sobre el Estándar Común de Reporte o Common Reporting Standard (CRS)?

CRS imageLa normativa Common Reporting Standard, en español Estándar Común de Reporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), elaborada junto con los países del G20 y la colaboración de la Unión Europea, facilita el intercambio de información fiscal de todas las inversiones que los contribuyentes mantienen en entidades del extranjero. Este es un sistema de intercambio automático de información tributaria entre los países adheridos a la OCDE.
 
¿Qué necesito sobre esta Normativa? Aquí compartimos valiosos detalles. Por ejemplo, el número de identificación fiscal no es obligatorio para el reporte de operaciones. Las cuentas inactivas deben ser reportadas igualmente, por lo cual, para evitar reportes, hay que cerrarlas. En caso de cierre, este será reportado, así como el pago hecho para dicho cierre. Mientras, para todas las cuentas de usufructo serán reportados el propietario y el usufructuario.
 
Las instituciones no tienen la obligación de controlar la dirección de residencia ofrecida por el beneficiario. Dichas instituciones, cuando revisen los datos ofrecidos por el beneficiario, pueden determinar que existen 2 residencias diferentes y, en este caso, la institución podría reportar a más países. Esto en el caso del residente de un país que declara al banco que reside la mitad del año en otro país.
Es importante prestar atención a los que se declara a la institución financiera, ya que esta podría determinar, unilateralmente, que las declaraciones hechas no son de fiar o son incorrectas. Algunas jurisdicciones están aplicando penas sobre el perjurio en las declaraciones de la dirección de residencia.
 
La falta de un número de identificación del contribuyente puede inducir a las instituciones financieras a evaluar las declaraciones del beneficiario como incorrectas o no confiables, por lo cual se entiende que, en la realidad, para los bancos es el número de identificación del contribuyente el que determina la residencia fiscal.
Es importante resaltar que las informaciones para el intercambio de datos son detenidas por el Departamento de cumplimiento de las instituciones financieras. Este Departamento podría identificarse, en la práctica, como el enemigo del cuentahabiente dentro del banco.
 
A las instituciones financieras se les exige mantener una copia de la entrevista preliminar a la apertura de la cuenta y de todas las autocertificaciones hechas por el beneficiario de la cuenta.
 
Las instituciones financieras están obligadas a identificar los beneficiarios finales de la cuenta y eventuales firmantes y apoderados. Además de las reglas internacionales establecidas por el OCDE, cada país o institución financiera podrá aplicar reglas locales.
 
Una nueva cuenta de un cuentahabiente repitente será tratada como la anterior y, en teoría, la institución financiera no debería solicitar nuevas informaciones, aunque, en la práctica, casi siempre lo hace.
 
Las instituciones financieras deberán hacer todos los esfuerzos necesarios para el conseguir el TIN (siglas de Tax Identificación Number), por lo cual esto va a ser uno de los requisitos necesarios para la apertura de cuentas en instituciones financieras. Muchas de estas ya exigen un balance o declaración de impuesto, aunque la ley no lo requiera.
 
La documentación y declaraciones para la apertura de una nueva cuenta deben ser recolectables en un tiempo máximo de 90 días, por lo cual si el cuentahabiente se demora, el proceso deberá comenzar nuevamente.
S
O
P
O
R
T
E