Los mejores bancos en Panamá

banche a panama 1La industria bancaria panameña creció notablemente desde finales del siglo XX, debido a diversos factores, entre los que estuvieron la ausencia total del control de cambio, el incremento del comercio en el país, sobre todo por la Zona Libre de Colón y la puesta en práctica de legislaciones bancarias muy liberales que fortalecieron el secreto bancario.

Ante la presión de organismos internacionales, el gobierno panameño fortaleció sus regulaciones bancarias a comienzos del siglo XXI y esto hizo que algunos bancos cerraran sus oficinas en el país, pero en la actualidad permanecen casi 100 bancos con licencia, de los cuales 30 tienen licencias internacionales. Los activos totales superaron, en 2012, los 81 mil millones de dólares, de los cuales 33,65 mil millones provenían de los depósitos bancarios domésticos. En general la banca privada foránea acoge la mayor cantidad de activos, seguida por la banca privada doméstica.

Abrir una cuenta bancaria en Panamá, con las nuevas regulaciones, se ha vuelto una pesadilla siendo que los bancos requieren: acciones nominativas de las sociedades offshore, dos cartas de referencia bancarias, un comprobante de origen de los fondos iniciales, la presencia del cuentabiente y los demás documentos requeridos internacionalmente para la apertura de una cuenta bancaria offshore o local.

La nueva legislación quizás haya ahuyentado a algunos bancos y muchos clientes, pero fortaleció la imagen internacional del país. La legislación introdujo un nuevo sistema de licencias para la industria y estableció mecanismos más estrictos de control; además, luego otros decretos establecieron mecanismos para prevenir el lavado de dinero, los fraudes y la financiación al terrorismo. Todo esto contribuyó a que Panamá saliera, en 2001, de la lista negra de la FATF (siglas en inglés de la Fuerza de Acción Financiera) y, por tanto, se estableciera como uno de los centros bancarios con mejor reputación en el mundo.
No obstante, Panamá continuó recibiendo una fuerte presión para que adoptara estándares internacionales en la transparencia fiscal e intercambiara más información. Los expertos recuerdan que, en 2000, Panamá fue colocada en otra lista negra, esta de la OECD, que la reconocía como un “paraíso fiscal”. Luego, en 2009, después de algunas medidas para ampliar el intercambio de información bancaria, la OECD accedió a mover a Panamá a la “lista gris”, de la que finalmente salió en 2011. Panamá ha firmado ya varios tratados de Doble Imposición y de Intercambio de Información Fiscal. El más importante de estos Acuerdos fue el pactado con Estados Unidos, en noviembre de 2010.

Mediante este Acuerdo, las autoridades panameñas les ofrecieron a sus homólogos estadounidenses acceso a información valiosa (incluso relacionada con las cuentas bancarias en Panamá) que posibilitó el fortalecimiento de las leyes fiscales estadounidenses. El Acuerdo también permitió que Estados Unidos y Panamá intercambiaran información sobre diversos tipos de impuestos nacionales.

Además, Panamá también firmó numerosos acuerdos de Doble Tasación con países como: Corea del Sur, Singapur, Luxemburgo, España, Países Bajos, Catar, Portugal, Italia, Francia e Irlanda.

Precisamente fue el Acuerdo de Doble Tasación con Francia lo que impulsó a la OECD a sacar a Panamá de su “lista gris”, pues el país llegó a 12 Acuerdos, el número mínimo exigido por la organización internacional. Al comentar esta decisión, el Secretario General de la OECD, Ángel Gurria, declaró que Panamá había trabajado fuerte para cumplir esta meta y que había dado importantes pasos para cumplir con los estándares internacionales en un corto período de tiempo.
Para abrir cuentas bancarias en Panamá se recomienda hacerlo por medio de un consultor porque el procedimiento es bastante tedioso.
S
O
P
O
R
T
E