La pesadilla del blanqueo de capital, ósea como piensan los bancos

blanqueo de capitalesVamos a hablar de blanqueo de capital porque este tema se ha convertido en práctica corriente de muchos jueces (casi una moda) solicitar a los gobiernos extranjeros que se incluya con el informe, si la persona investigada ha eludido o evadido el pago de impuestos, si vende drogas o si realiza el blanqueo de los beneficios de este tráfico. Por lo tanto, debe prestarse especial atención a las transacciones financieras que tienen lugar, a fin de no configurar el delito. Algunos países hasta han promulgado leyes absurdas que incluso una pequeña cantidad que se haya obtenido de la evasión fiscal, puede ser considerada como blanqueo (por ejemplo, en Brasil). La mayoría de los paraísos fiscales no intervienen en el proceso de reciclado de impuestos; pero, al contrario de lo que se dice por muchos, castigan severamente el lavado de dinero proveniente del tráfico ilegal. Para protegerse contra este tipo de acusaciones recomendaría a aquellos que utilizan los paraísos fiscales, como empresa registrada en la fiscalía llenar esta declaración de impuestos (que no implica el pago de los impuestos) para que se pueda sostener ante un juez la fuente comercial de trabajo o de los fondos. La enciclopedia online Wikipedia define el blanqueo de dinero como “la acción de volver a colocar sumas de dinero que se obtienen como beneficio ilícito o ilegal de las operaciones, dentro de la normalidad del circuito monetario legal, convirtiéndolos así en beneficios libremente disponibles para el propietario”.

La definición que se encuentra en diferentes diccionarios de la lengua describen las operaciones de blanqueo de capital como una serie de acciones que permiten poner nuevamente en circulación los billetes de procedencia ilícita (lavado de dinero). Es decir que se crea una operación financiera que permite la conversión de estos billetes (por ejemplo, marcados o con cualquier otro tipo de identificación) y sustituirlos como dinero "limpio", es decir, que no se identifiquen con números de serie procedentes de actividades ilícitas. Otros textos se refieren al blanqueo como una transformación de las ganancias de origen ilícito en bienes o dinero legales, o aún más, como el proceso a través del cual el responsable oculta la existencia, la fuente ilegal o el uso ilegal de otros ingresos bajo una máscara para que aparezcan como fondos legítimos.

Sin embargo, un análisis del fenómeno que da lugar a estas consideraciones, que contribuyen a esquematizar los elementos esenciales, es sin duda incompleta y en algunos aspectos, no del todo satisfactoria. El blanqueo es un fenómeno mucho más complejo, cuyo fundamento basado en una operación financiera es mucho más que una simple sustitución de billetes o el encubrimiento del origen real de los mismos. De hecho, no es fácilmente atribuible a un conjunto de comportamientos, motivo por el cual no se presta fácilmente a ser comprendido dentro de un esquema rígido que permita esbozar una definición clara. Para demostrar la dificultad de establecer claramente qué se entiende por el concepto de blanqueo de capital se señala la definición contenida en un informe de la comisión presidencial de EE.UU. contra el crimen organizado, que describe el fenómeno como "el proceso por el cual una persona oculta la existencia, la fuente, el uso legal o ilegal de los ingresos y/o enmascara estos ingresos para que parezcan legítimos”. De hecho, aunque pueden apreciar algunas ideas contenidas en la definición anterior, no podemos dejar de mencionar las dificultades derivadas de la utilización del término “ingreso” y de la consecuente consideración de que pueda tratarse de actividades financieras que se pueden atribuir directamente a un sujeto determinado.

Una primera aproximación al reciclaje destinada a estudiar el fenómeno, sin embargo, puede empezar por identificar lo ilícito con cualquier operación o conjunto de operaciones que puedan disimular el origen ilegal de dinero, bienes o servicios públicos, para permitir su uso en ciclos económicos legítimos. En este sentido, es también la definición adoptada por el Grupo de Acción Interpol y el Grupo de Investigación Financiera (GAFI) quienes se limitan a emitir un concepto no jurídico del caso.
Las regulaciones financieras hacen que la ley sea cada vez más restrictiva no hacen sino aumentar el uso de medios de pago electrónicos off-shore, probablemente anónimos.
A partir de las recientes conclusiones del ex procurador General de Justicia de la Comunidad Europea, Miguel Polares Maduro, parece inminente una atenuación significativa, al menos en términos generales, de las imposiciones contra el lavado de dinero relacionadas con "reportes de operaciones sospechosas" desde la esfera de los abogados, en beneficio de la misma obligación de confidencialidad en relación con el secreto profesional. En este sentido, los profesionales de la contabilidad (contadores y contables) aprueban una imposición equivalente con las imposiciones previstas para los abogados y los notarios, reduciendo significativamente la larga lista de operaciones sujetas al registro que figura en el Anexo A / 2 de la Medida de la UIC del 24 de febrero de 2006, que explica el DM 141/06. Desafortunadamente, no se espera ninguna distención de las normas en el ámbito financiero. Los intermediarios financieros que están obligados a reportar las operaciones sospechosas son:
• Los bancos
• Los correos
• Las instituciones de dinero electrónico
• Las agencias de corretaje de valores
• Las empresa de gestión de activos
• Las SICAV (sociedades de inversión de capital variable)
• Las aseguradoras
• Los corredores de bolsa
• Las empresas fiduciarias.
• Las empresas que cobran peajes
• Los intermediarios financieros inscritos en los registros profesionales

 

Obligaciones vigentes:
1. Los requisitos para la identificación, registro y conservación se aplican en relación con las actas y los informes de las operaciones relacionadas con el desarrollo de la actividad institucional y profesional de los intermediarios.
2. Los intermediarios deben:
a) identificar a los clientes en relación con sus informes y a las operaciones mencionadas;
b) suministrar el archivo único
c) registrar y archivar los datos de identificación y cualquier otra información relacionada con los reportes de operaciones en el registro único informático
3. Con el fin de prevenir e impedir la creación del lavado de dinero, los intermediarios deben establecer medidas de control interno y garantizar la adecuada formación de los empleados y colaboradores, además de llevarlas a conocimiento de sus clientes.
4. La actividad de los clientes debe ser evaluada continuamente en el curso de la relación, sobre la base de tener información actualizada, detectar cualquier inconsistencia respecto al perfil de riesgo de lavado de dinero.
5. Los intermediarios no están obligados a establecer el repositorio de información combinada, donde no haya que registrar.

 

Operaciones
1. Las obligaciones de identificación del cliente, registro y almacenamiento se mantienen para cada transacción, aunque dividida, de todos los clientes implicados en transmisión o movimiento de formas de pago de cantidades superiores a los establecidos. 2. Los intermediarios deben poner en práctica técnicas efectivas en tiempo real para conocer las acciones que el cliente lleve del día de la operación y los siete años anteriores, con el fin de evaluar si es parte de una sola operación. En el caso de órdenes de pago o de crédito, cada intermediario realiza incorporaciones con referencia al cliente por el cual interviene.
3. Los intermediarios, como parte de su autonomía organizativa, pueden identificar transacciones y cantidades no significativas que revelen operaciones fraccionadas.
4. También se mantienen las obligaciones en los casos en que los agentes actúan como intermediarios o actúan en cualquier otra forma en la transferencia de efectivo o de valores al portador, en euros o en moneda extranjera, que efectuara en cualquier calidad, entre los distintos temas, por un importe total superior al establecido por la ley.
5. Para la detección temprana del valor de las transacciones y la anotación de la misma en el registro único informático, no debe continuar con las operaciones de compensación si el mismo cliente introduce datos diferentes.

 

Información para capturar, grabar y almacenar
1. La información que se debe registrar y almacenar es la siguiente:
a) en referencia a la operación, la fecha y la causa, la cantidad y los datos de identificación.
b) en relación con las cuentas, depósitos u otras relaciones de negocios, la fecha, los datos de identificación, junto con las generales de los propietarios y de los delegados o representantes para actuar en su nombre del propietario del informe, el código del informe.
Por “data” se entiende aquella fecha en la que se efectúa la operación directamente con el intermediario o, en otros casos, la fecha en que se adquiere la información necesaria para la contabilización de las operaciones
Por "causal" se entiende la tipología de la operación de acuerdo con el código asignado por la UIC, análisis causal, en las notas técnicas emitidas por la misma
Por "cantidad" significa la forma de pago del total de la operación, con evidencia de la parte en efectivo.
3. Los datos de identificación se adquieren y se registran con la referencia a la persona que hace la transacción en persona o por terceros, y con referencia a cualquier entidad en cuyo nombre se efectúe la operación.
4. La declaración de registro relacionada con las cuentas de depósito y otras relaciones comerciales deben mantenerse sólo por el intermediario y que la debida identificación ha sido efectuada por el intermediario que está en contacto con los clientes.
5. Los registros de las transacciones por valores superiores a los establecidos por la Ley deberán ser conservados por el agente que está en contacto con los clientes.
6. El intermediario que interviene por cuenta del sujeto ordenante tiene que presentar:
•Los datos de identificación del que efectúa la operación para sí mismo o por cuenta de terceros y del sujeto eventual para el cual la misma operación se lleva a cabo (el ordenante);
•Los datos (nombres, apellidos o estado civil y, si se conoce, la dirección, residencia en el país extranjero) del beneficiario;
•El intermediario (denominación y localización o país extranjero) junto a la cantidad que debe ser pagada o acreditada.
7. El intermediario que interviene en nombre de un beneficiario debe dar:
a) datos de identificación del beneficiario de la transacción en persona o por terceros, y cualquier persona en cuyo nombre se efectúe la operación;
b) los datos (nombres, apellidos o estado civil y, si se conoce, la dirección, residencia en el país extranjero) del ordenante.
c. La denominación y residencia del intermediario que pone la orden.
8. En el caso de las órdenes de pago o créditos del exterior, el intermediario italiano tiene la obligación de inscribirse, además de obtener los datos de identificación del beneficiario, y debe asimismo indicar el intermediario extranjero que actúa por el ordenante y, si se los conoce, el país y las generalidades de este último.
9. Si se prepara una transacción con una orden de pago o crédito a través de las cuentas, depósitos u otras relaciones de negocio existentes en el extranjero, los cargos de inscripción se gravan al intermediario italiano ordenante o beneficiario.

 

S
O
P
O
R
T
E