Beneficios y riesgos de abrir una Sociedad Limitada

Beneficios y riesgos de abrir una Sociedad LimitadaAbrir una Sociedad Limitada (Ltd.) como filial de una empresa extranjera y radicada fuera de España, donde está la casa matriz, conlleva a menos burocracia y sobre todo, pagar menos impuestos. Establecer una Ltd. fuera de España puede resultar una experiencia positiva si se procede con espíritu positivo y habilidades empresariales, de lo contrario, pudiera convertirse en un soberano problema.
 
 
Pongamos un ejemplo: si un empresario español quiere recibir los beneficios fiscales y administrativos inexistentes en España, puede remediarlo al abrir una Sociedad Limitada (Ltd.) como filial en el extranjero, y de ese modo transferir las ganancias a dicha filial. El empresario español deberá estar consciente de que para hacer negocios beneficiosos debe establecer una Ltd. fuera de España, pues en la práctica, el aparato del Estado, deviene enemigo de la empresa, aborrece el autoempleo y el emprendimiento, y no escatima en poner trabas burocráticas e injustificadas restricciones a la iniciativa privada.
 
No es casual, entonces, que España ocupe el lugar 70 entre 152 naciones en materia de competitividad y de libertad económica. Por tanto, el empresario que decida abrir una Sociedad Limitada (Ltd.) como filial e internacionalizar las proyecciones de su empresa, podrá competir en igualdad de condiciones en un mundo cada vez más globalizado económica y financieramente, y de actuar con sabiduría y decisión, convertirse en un empresario emprendedor y exitoso tras establecer una Ltd. fuera de España.
Eso sí, no debe pasar por alto que establecer una Ltd. fuera de España, difiere mucho de la casa matriz radicada en su país de origen; en cualquiera de esos lugares impera la competencia más feroz sobre la base de la calidad y la seriedad en los negocios, y no como sucede en España, donde prevalece el amiguismo, el favoritismo y el pago de sobornos, todo lo cual se traduce en mala calidad y asfixia económica, tal y como sucede en muchos países del Tercer Mundo.
 
Asimismo, si el empresario quiere crear un establecimiento permanente en España al abrir una Sociedad Limitada (Ltd.), ante todo debe saber que su empresa obtendrá menores beneficios, pero en cambio tendrá la oportunidad de reducir la burocracia y obtener otras ventajas en términos de responsabilidad financiera administrativa y corporativa, como también pulsar la oportunidad para penetrar, con el tiempo, el mercado de ultramar, además de tener una mayor capacidad operativa desde España por intermedio del establecimiento permanente, figura que no permite una Sociedad de Responsabilidad Limitada (Srl.) normal, entidad de carácter mercantil nacida del derecho anglosajón donde la responsabilidad está limitada al capital aportado y donde el capital está integrado por las aportaciones de todos los socios, dividido en participaciones sociales indivisibles y acumulables.
 
Por tanto, el empresario debe estar dispuesto a trabajar de una manera más moderna y competitiva en estrecha relación con los Estados inglés, maltés o irlandés (donde funciona la Ltd. europea), toman do en cuenta la eficiencia y la equidad. Eso sí, debe estar preparado para cumplir con todas las regulaciones complejas que se aplican entre Inglaterra e España, o entre Malta e España, sobre el impuesto y la doble imposición.
S
O
P
O
R
T
E